Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 OPINIÓN SÁBADO 19 s 1 s 2008 ABC AD LIBITUM EL DEDO DE RAJOY OS redactores gráficos son los únicos periodistas que siempre consiguen hacerse entender y ostentan el privilegio de explicarse sin faltas de ortografía o sintaxis. ABC, que hace más de un siglo jerarquizó la fotografía como género periodístico, es una gran escuela en la especialidad y a ellos debemos los plumillas una buena parte del prestigio que nos transfiere el periódico por el mero hecho de firmar en sus páginas. Uno de ellos, Jaime García, nos hizo una exhibición de talento hace poco más de quince días. Publicó aquí una instantánea de José Luis Rodríguez Zapatero tan definidora y precisa que me M. MARTÍN atreví a glosarla. Un neFERRAND cio de reglamento dije entonces para completar el diagnóstico político que encerraba el retrato del actual, y temo que por mucho tiempo, presidente del Gobierno. Ayer ABC volvió a las andadas y, como exige el oficio de informar, atendiendo por igual a diestras y a siniestras, otro de sus gráficos, Ignacio Gil, le dio una modélica portada a este periódico. Mariano Rajoy, en primer plano y más acicalado que de costumbre, mantiene el dedo índice de su mano derecha sobre su boca cerrada. Supongo que una contemplación parecida del conde- duque de Olivares le llevó a Francisco de Quevedo a escribir: No he de callar por más que con el dedo, ya tocando la boca o ya la frente, silencio avises o amenaces miedo ¿A quién manda callar el enrevesado y perezoso Rajoy? La fotografía se complementa con un difuminado perfil de Manuel Pizarro- -está obtenida en el acto de su presentación como candidato- -y el borroso fondo del anagrama de las pes y la gaviota. Todo una alegoría de la situación. En un cabal ejercicio de complementariedad profesional- -con dirección y un buen equipo dos y dos suman dieciséis- -esa portada, excelsa en lo gráfico, se perfeccionaba con un titular entrecomillado: La decisión sobre Aguirre y Gallardón es la mejor para mí y para mi partido Emocionante. El gran maestro en nadar y guardar la ropa se atrevió al descaro y justificó los hechos que pueden llegar a acabar con su partido como lo mejor para mí El egocentrismo es inseparable de quienes aspiran a algo en la vida política, pero siempre se había disimulado escondiéndose detrás de la patria, el bien común o parecidas generalidades. Rajoy viene de un dedo, el de José María Aznar, que, por sí y ante sí, le consagró como su sucesor y ahora exhibe el suyo para imponer un silencio que, de beneficiarle en algo, cosa que dudo, perjudica las opciones electorales del PP. Rajoy debe razonarnos su discutible gran decisión y, sobre todo, darnos algún argumento sólido que nos empuje a votarle. Un acierto notorio, como el fichaje de Manuel Pizarro, se compensa con un paso atrás como la puñalada coral que le han dado a Alberto Ruiz- Gallardón. Hace falta más madera y, por supuesto, menos silencio. EN FIN DETENTE, GALLARDÓN lado detectan con bastante perspicacia al caballo ganaUE se lo piense cuanto sea necesario, pero que dor, y se suben a él aunque tengan que taparse los ojos. no se vaya. Alberto Ruiz- Gallardón es actor proNingún votante consciente dejaría de sumarse a la positagonista y la escena política española, abarroble victoria de su partido por consideraciones sobre el tada de secundarios y de extras, no puede permitirse el candidato que pertenecen, más bien, al ámbito de las lulujo de que haga mutis. Comienza el primer acto de la recubraciones de quienes militamos en el oficio de cortar presentación, pero queda toda la obra por delante. El 10 pelos en el aire. de marzo se inicia el segundo acto y existe la posibiliNicolas Sarkozy no ha seguido exactamente el misdad de que, para entonces, a algunos personajes se les mo itinerario que Gallardón. El presidente franhaya acabado el papel. En la división canónica cés ha hecho toda su carrera sumergido en la codel teatro, ese segundo acto corresponde al nurriente principal de su partido, pero comparte do. Faltará aún por escribirse el desenlace, allí con el alcalde de Madrid dos circunstancias: el donde se consuman las sorpresas. boicot sistemático que su marcha hacia la cúspiEl alcalde de Madrid debe ser consecuente de del partido y del país fue objeto desde las más con sus propias palabras. Y lo que ha repetido altas instancias de su propia formación polítiGallardón en los últimos meses son dos ideas báca; y su appeal entre los votantes y simpatizansicas: que, aconsejado por su padre, se forjó una tes de otras opciones. Soportó una campaña de carrera profesional antes de entrar de lleno en EDUARDO infamias, por la que el ex jefe de Gobierno rinde la política para no quedar uncido de por vida a SAN MARTÍN ahora cuentas ante la Justicia, pero Sarkozy no las prebendas de los cargos; y que no permanecehincó la rodilla y, cuando fue elegido, se convirtió en el rá en el Ayuntamiento más de dos mandatos. En ningún presidente de la República mejor valorado de los últimomento ha hablado de interrumpir este segundo térmos decenios. mino, como ahora insinúa. Su compromiso es, por suGallardón debe esperar al 10 de marzo para calibrar puesto, con su partido, pero también, y sobre todo, con el alcance de su derrota de hoy. Como en los partidos de los 900.000 madrileños que le otorgaron su confianza, fútbol, los resultados determinan la bondad o maldad que no militan en el PP en una inmensa mayoría y una de las alineaciones y las estrategias. Si Rajoy gana, naparte significativa de los cuales no votarían tal vez a die podrá decir que se ha equivocado, y entonces el alcalotro candidato popular. Con todos ellos, Gallardón debe de (también el propio Rajoy) deberá juzgar si tiene un lumantener el único compromiso que ha hecho explícito: gar en la administración de esa victoria y un futuro en que se iría después de un segundo mandato. el partido. Y si el candidato pierde, muchos, incluso denSe ha utilizado con frecuencia, en contra del alcalde tro del PP, tal vez concedan entonces una importancia de Madrid, la suposición de que no es un hombre querideterminante a la pseudo salomónica decisión adoptado por la militancia del PP; que sólo es apreciado por da por Rajoy y volverán su vista atrás. Mientras llega quienes nunca le van a votar. La realidad de las urnas, esa hora, que Gallardón siga el consejo del filósofo y, ya en sus cuatro victorias consecutivas por mayoría absoque no ha podido evitar que le escupan, que intente al luta, desmiente conclusiones precipitadas en esa direcmenos que no le den palmaditas en la espalda. Sobre toción. Pero, aunque así fuera: las elecciones nunca se gado aquellos que han descubierto, sólo después del marnan sólo desde el propio partido. ¿Habría vencido Zapates, sus magníficas cualidades como alcalde. Jünger, autero en 2004 con el solo apoyo de militantes y simpatizantor de la máxima, vivió 103 años y vio pasar los cadávetes del PSOE? ¿Era el actual presidente la mejor opción res de todos sus enemigos. de toda la familia socialista? Los electores de uno y otro L Q