Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
56 MADRID VIERNES 18 s 1 s 2008 ABC Las azafatas explicaron ayer, en Madrid, que lo recaudado por la venta de los calendarios ha ido a parar a una ONG irlandesa que atiende a familias con niños discapacitados Poses picantes que dan 70.000 euros El polémico calendario con doce azafatas de Ryanair ha sido un éxito de ventas. Los diez mil ejemplares, a siete euros cada uno, se vendieron de inmediato en los aviones de la compañía e internet. Las empleadas, satisfechas por ayudar a la causa benéfica POR MARÍA ISABEL SERRANO FOTO IGNACIO GIL MADRID. Las criticaron duramente por aparecer en biquini en un calendario para 2008. Se dijo de ellas que se las estaba utilizando como reclamo sexual y que, con su actitud, se podría estar atentando contra la dignidad de las personas. Las doce azafatas de Ryanair no lo consideraron así y tiraron hacia delante. Una para cada mes. Su calendario ha sido un éxito y se han vendido los diez mil ejemplares de la tirada. Han recaudado 70.000 euros que ya vuelan hacia una ONG irlandesa que trabaja con niños discapacitados. Vera Cardoso está feliz. Ella ocupa agosto en el calendario de Las chicas Ryanair Ayer posaba encantada en Madrid, junto a sus compañeras, enseñando el cheque de esos setenta mil euros que han conseguido reunir para la ONG Angels Quest Charity que atiende a familias con niños discapacitados en Irlanda, país donde tiene su base esta compañía aérea de bajo coste. Vera, portuguesa y con puesto en Gerona, Asegura estar por encima de las críticas. Lo importante- -dijo- -es que nuestra idea tenía fines benéficos desde el principio y que hemos logrado una buena recaudación. Ha sido una experiencia muy bonita y gratificante. Además, las fotografías son preciosas y todas hemos salido muy bien. Estoy muy orgullosa de lo que he hecho Según cuentan fuentes de la compañía Ryanair la idea de hacer este calendario salió de las propias azafatas de la empresa. El equipo directivo valoró la iniciativa y, al final, dio su visto bueno. A la prueba se presentaron 120 azafatas (Ryanair tiene unos cuatro mil empleados en todo el mundo) pero había que seleccionar a 12, una para cada mes del año. Las azafatas aparecen en biquini. Sí, es cierto. Lo hacen en la pista junto a un avión o con maletas de fondo. Sin embargo, ninguna de las doce mujeres que están en el calendario se siente vejada humillada o menospreciada Al revés, han llegado a asegurar que se han hecho calendarios con bomberos y ancianas con menos ropa y no se ha levantado tanta polémica. El éxito de su idea ha sido rotundo, explicaron ayer los responsables de la compañía aérea. Se hicieron 10.000 calendarios y se los han quitado de las manos. Se vendían, a 7 euros cada uno, en sus propios aviones o a través de internet. Ha habido compradores en Argentina, Corea del Sur e Irak, aunque donde más ha cuajado ha sido en España, por la fuerte polémica que suscitó este calendario. Dicha polémica partió, a mediados de diciembre, de la asociación de consumidores FACUA que denunció el calendario ante el Instituto de la Mujer (Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales) y el Instituto Nacional de Consumo (Ministerio de Sanidad) FACUA entendía que Ryanair utilizaba a sus trabajadoras como reclamo sexual y que ofrecía el calendario más picante de 2008 También consideraba que la compañía aérea atentaba contra la dignidad de las mujeres trabajadoras en general presentando imágenes estereotipadas de estas profesionales contra las que se lleva años luchando La asociación de consumidores apelaba al texto y al espíritu de la Ley Orgánica de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género. Desde Ryanair explicaron ayer que agradecen a FACUA su polémica porque ha favorecido el éxito de ventas. POP Hasta Irak y Corea del Sur Fountains of Wayne Lugar: Discoteca Joy Eslava. Madrid Fecha: Jueves 17 de enero INOCENTE, PERO PROFESIONAL IGNACIO SERRANO MADRID. ¿Una banda de punk- rock para telonear a otra de pop almibarado? Extraña pareja, pero así fue como Layabouts- -los Bloc Party madrileños- -se subieron a las tablas de Joy Eslava, plataforma que no podían desaprovechar andándose con medias tintas. Amasando ritmos británicos de inspiración ska provocaron el desmelene de la audiencia, que se entregó al arrojo juvenil de este combo que apenas empieza a gatear. Poco después, su vocalista confesaría a un servidor: Estamos pletóricos, la gente nos decía que los teloneros deberían haber sido los Fountains Abandonaron el escenario con cara de querer más. Algunas canciones de Fountains of Wayne podrían ser la banda sonora de las peores teleseries adolescentes de la Fox. Y no de esas al estilo American Pie (ahí suena el hardcore californiano) sino más bien a algo tipo hermanas Olsen. Pop irritante de tan inofensivo, con las guitarras en un más que segundo plano que deja la responsabilidad melódica a una sonoridad vocal explotada ya en cientos de discos. Luego están temas como Radiation vibe o Denise en los que la sangre de estos neoyorquinos alcanza cierto hervor que aproxima su talento al de los geniales Redd Kross. Lástima que su último álbum (que presentaban anoche) tuviera más temas del primer grupo que del segundo. Sin embargo, el repertorio desplegado incluyó lo mejor de su debut homónimo y de su segunda firma, Utopia parkway En el escenario, además, los doce años que llevan pisándolo se dejaron notar. Pese al gélido comienzo con I ve got a flair una actitud tan profesional como jovial y un proceder coral a los Beach Boys encandilaron a la sala, que coreó temas como Mexican wine o Someone to love hasta el final de un concierto que reafirma a Fountains of Wayne en su voluntad de visitar la capital, al menos una vez al año.