Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
48 MADRID Tragedia en Alcalá de Henares s Violencia doméstica VIERNES 18 s 1 s 2008 ABC Lázaro era patente. Sin embargo, no constaban denuncias por violencia de género ni orden de alejamiento alguna. En una ocasión, borracho, se enfadó y rompió el timbre de la puerta y tiró la cerveza, según su círculo más íntimo. Otros familiares explicaron que al niño lo trataba mal el presunto homicida. Lo dejaba en la calle y no le abría la puerta cuando no estaba su madre indicaron. Anteayer, por la mañana, Yolanda acudió a los juzgados, puesto que su ex marido quería la custodia del menor, explicó Francisco. Probablemente, la actitud de Lázaro Daniel no gustaba al padre de la criatura, quien quería acabar con la situación que vivía su hijo. Yolanda era del barrio de toda la vida, aunque cambió de domicilio cuando se separó. Trabajaba para los servicios sociales del Ayuntamiento complutense, en la ayuda a domicilio. El pequeño estaba en quinto curso de Primaria en el colegio Doctor Alcalá. Uno de sus compañeros le vio llegar ayer al domicilio, pasadas las cuatro de la tarde, acompañado de su madre, sin saber que era la última vez que los vería. Menos de dos horas después se desencadenaría el doble crimen. Tras conocer lo sucedido, se repitieron las escenas de dolor ante el portal de Dulcinea, 9. Fueron muchos los familiares eG Sa rm ien to d Ce lad a am bo Du a (Viene de la página anterior) Parque Juan lcin de la Cueva ea Lugar del suceso bía mucho ruido dijo. No se llevaban bien. Llevaban juntos un año aproximadamente. Discutían mucho. Él bebía, se emborrachaba y siempre estaba montando broncas y follones decían otros. Los momentos más dramáticos se vivieron con la llegada de los abuelos paternos del pequeño y una tía abuela. ¡Qué alguien me diga que no ha sido mi niño! ¡Ay, mi chico! Tuvieron que ser atendidos por los sanitarios del Summa- 112 por crisis de ansiedad, indicaron fuentes de Emergencias 112. Otros familiares clamaban pidiendo justicia y leyes Yolanda era una mujer rubia, guapa, muy maja y simpática y el niño muy cariñoso explicaban quienes les conocían. En cuanto al acusado, muchos desconfiaban de él, porque era poco hablador y muy celoso Con éstas son cinco las muertes violentas registradas en la región en lo que va de año. El primer crimen se produjo en Costa Polvoranca (Alcorcón) y tuvo como víctima a un marroquí. Al día siguiente moría un ecuatoriano de 19 años que fue apuñalado 48 horas antes al salir de una zona de copas en Aluche (Latina) El tercer asesinato ocurrió en Arganda, el sábado pasado. Una banda mataba a tiros a un conocido alunicero español de 23 años. Campo de Alcalá de las Naciones Henares Vía C p om lu se ten ¡Qué no sea mi niño! Detenido tras una accidentada fuga por apuñalar a su novia en Colmenar El Sevillano fue perseguido por tierra y aire y se ocultó en casa de un vecino M. J. Á. MADRID. Está detenido. Veinticuatro horas después de que apuñalara brutalmente a su ex pareja, de 39 años, en el término municipal de Colmenar de Oreja, el autor material de las cuchilladas fue capturado por la Guardia Civil. Esteban Joaquín F. R. de 28 años, conocido como El Sevillano estaba en su domicilio, situado en Belmonte del Tajo. Como se recordará, se había dado la fuga tras acuchillar a María Teresa, de 39, que se había desplazado al lugar de trabajo de su compañero para hablar con él. Al parecer, tenían problemas y discusiones con frecuencia en una relación intermitente, motivadas por el hijo de una relación anterior de la mujer. Ayer se supo que la mayoría de las puñaladas se las dio en el cuello y en tórax y otra le afectó al corazón. Tras ensañarse con ella, se dio a la fuga, ya que El presunto homicida dejaba en la calle al niño y no le abría la puerta cuando no estaba su madre Salvó la vida gracias a un inmigrante rumano La mujer que fue salvajemente acuchillada en Colmenar de Oreja pudo salvar la vida gracias a la intervención de un compañero de su novio, quien se percató de lo ocurrido y fue el primero en acudir en su auxilio. Su intervención hizo que el agresor huyera. Se trata del inmigrante rumano Kostel Trupina, quien intentó taponar la herida que la mujer tenía en el cuello. La víctima se recupera de sus lesiones. Discutían mucho de las víctimas que se acercaron allí, además de numerosos amigos y vecinos. Estos últimos aún no podían creer lo sucedido. Yo vi al cubano esta mañana, como siempre, paseando a los dos perritos. Le miré y tenía los ojos fuera de las órbitas explicaba una mujer. Otra mujer recordaba que la cosa entre ellos no debía de ir muy bien Este verano iba ella cargando con tres bolsas en cada mano y le pidió ayuda a él, pero el tío se río afirmó. Por su parte, otra residente en la zona explicó que las broncas entre la pareja eran frecuentes. Se oían gritos y golpes en las puertas, siempre ha- 016 Teléfono de ayuda a la mujer maltratada había sido visto por un compañero de la urbanización en la que trabajaba como albañil. Primero huyó a pie, y luego, en su coche. Efectivos del Instituto Armado iniciaron su búsqueda, que dio sus frutos la pasada madrugada, tras observar una patrulla de Seguridad Ciudadana de Chinchón el automóvil (un R- 19) en la M- 315, que une Colmenar y Valdelaguna. Tras perseguirle durante un rato, el huido sufrió un accidente en el kilómetro 13,5, por lo que se vio obligado a continuar su fuga a pie, seguido por las patrullas de servicio en la zona. La escasa visibilidad provocó la suspensión del dispositivo, que se reanudó a primera hora de la mañana de ayer, ésta vez, con un helicóptero, una patrulla del Servicio de Protección a la Naturaleza y perros especializados. Simultáneamente se controlaba su domicilio, situado en la calle del Barrio Alto. Y, fue allí donde fue apresado sobre las 13.30 horas. Al verse acorralado, El Sevillano trató de ocultarse de nuevo, esta vez en la vivienda situada en el piso superior: un ático. No tuvo éxito. Todavía no se le ha tomado declaración. Los compañeros de la obra en la que trabajaba el detenido aseguran que la pareja había roto y que ya no vivían juntos. Sin embargo, la Guardia Civil afirmaba lo contrario. Acorralado por la Guardia Civil Los familiares y allegados de las víctimas dieron muestras de gran dolor a las puertas del domicilio en Alcalá de Henares DE SAN BERNARDO