Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 INTERNACIONAL Elecciones en EE. UU. s Las primarias VIERNES 18 s 1 s 2008 ABC Rafael L. Bardají VENCEDORES Y VENCIDOS M ichigan le ha dado la victoria a Mitt Romney, pero su liderazgo para las primarias de mañana en Carolina del Sur no está asegurado. Y sus posibilidades para el supermartes el 5 de febrero, mucho menos. Pocas elecciones han estado tan abiertas para uno y otro campo y los directores de los medios de comunicación norteamericanos comienzan a preguntarse hasta cuándo podrán cubrir a ocho candidatos sin quebrar sus bolsas. Entre los demócratas, la selección gira en torno a dos temas: género y raza. Y por ello, aunque ahora se vea a Hillary como triunfadora, es muy posible que el voto negro en Carolina del Sur la castigue y acabe aupando a su rival Barack Obama. Sobre todo si a su rival blanco, John Edwards, le apoya un numero importante de demócratas, como cantan las encuestas. Romney, con su victoria el martes, ha evitado un abandono prematuro, pero Carolina del Sur no es Michigan y el runrún suena a favor de McCain. Giuliani sigue esperando su momento en Florida, donde las últimas encuestas son preocupantes para su figura. Su principal valor, ser capaz de pararle los pies a Hillary se deshace toda vez que ésta no logra proyectar una imagen de ganadora. Para Huckabee, ha llegado la hora de las cuentas: hasta ahora, se podía hacer campaña con poco dinero si se contaba con una buena y motivada organización. Pero el supermartes, donde se deciden 17 estados simultáneamente, se ganará esencialmente en las radios, televisiones e Internet. Medios que exigen la inversión de fuertes sumas de dinero. Y a estas alturas, casi todos andan escaso de éste. Mitt Romney ganó el martes por la economía, prometiendo lo imposible, una vuelta a la edad de oro de los fabricantes de automóviles. Habrá que ver cuál es el tema que elige ahora para dar batalla. McCain sigue fiel a sus ideas y apela a su honestidad, un valor seguro pero menos movilizados ahora que hace ocho años. Lo mejor, que a ambos le gustan las ideas de José María Aznar en materia exterior y de seguridad. Carteles luminosos de diferentes casinos en Las Vegas Bulevard, junto al famoso Caesar s Palace, en Nevada REUTERS Ruleta política en Las Vegas Los demócratas de Nevada llegan hasta los tribunales por la posibilidad de que algunos trabajadores puedan votar este sábado en nueve grandes casinos de Las Vegas, lo que supuestamente perjudica a Hillary Clinton y beneficia a Barack Obama PEDRO RODRÍGUEZ CORRESPONSAL WASHINGTON. Lo que ocurre en Las Vegas, permanece en Las Vegas dice el repetido eslogan turístico utilizado para promocionar a la capital de los vicios consentidos de Estados Unidos. Pero el problema es que cuando Las Vegas se cruza en el camino hacia la Casa Blanca no queda mucho sitio para la discreción. La prueba es la trifulca planteada en el seno del Partido Demócrata de Nevada que este sábado tiene previsto celebrar sus correspondientes caucuses para la selección de candidatos presidenciales. El pasado mes de marzo, el Partido Demócrata accedió a un novedoso plan para facilitar el voto de los numerosos empleados de la hostelería que precisamente durante un sábado tienen más trabajo que nunca: permitir la celebración de asamblearios caucuses en nueve grandes casinos para recoger el parecer de aquellos trabajadores empleados en un radio de 4 kilómetros en torno a la legendaria strip de Las Vegas. Todo perfecto hasta que hace diez días, el principal sindicato del sector- -la Unión de Trabajadores Culinarios con 60.000 afiliados- -abandonó su inicial posición de neutralidad para respaldar la candidatura de Barack Obama. En cuestión de un par de días, la evidente frustración entre los seguidores de Hillary Clinton se canalizó en forma de una querella ante los tribunales federales bajo el argumento de que era discriminatorio llevar la consulta electoral del sábado hasta los casinos de Las Vegas. Una maniobra muy típica de la política judicializada de Estados Unidos que en este caso ha estado protagonizada por el sindicato de la enseñanza pública de Nevada y otras figuras del Partido Demócrata a favor de la candidatura de la ex primera dama. En esta disputa se ha podido ver en televisión a un acalorado Bill Clinton cuestionando los esfuerzos por facilitar el voto, argumentado que los trabajadores de los casinos van a tener cinco veces más representación que otros votantes según las arcanas reglas que gobiernan los caucuses de Nevada. Aunque en realidad, los votantes del Partido Demócrata que acudan este domingo a los nueve casinos en cuestión para expresar sus preferencias solamente van a elegir como mucho un 6 por ciento de los delegados en juego. Finalmente, el juez federal James Mahan ha rechazado ayer los argumentos del sindicato de maestros en sintonía con la campaña de Hillary Clinton, negando la petición de bloquear los planes para transformar en centros electorales los salones facilitados por casinos como el opulento Bellagio Según el magistrado, el Partido Demócrata de Nevada tiene el derecho constitucional a fijar sus propias reglas del juego. Con esta decisión, la Justicia ha revalidado los argumentos de que los empleados en la strip de Las Vegas no tienen tiempo disponible durante un sábado para ir a votar hasta sus correspondientes precintos. Además de reconocer que el método de selección de delegados en Nevada fue ratificado a través de un proceso transparente y con respaldo del comité nacional de los demócratas. Las encuestas de intención de voto para este sábado en Nevada colocan a Obama, Clinton y el ex senador John Edwards en un empate virtual. Rivalidad que junto a la existencia de resultados diferentes en Iowa y New Hampshire con tan solo unos cuantos miles de votos de diferencia han multiplicado las expectativas en el bando demócrata con respecto a Nevada, la primera cita del calendario de primarias con un significativo voto hispano. D. Taylor, el secretario y tesorero de la Unión de Trabajadores Culinarios, ha responsabilizado de todas estas maniobras a la campaña de Hillary que en su opinión ya intentó evitar el voto de jóvenes estudiantes en Iowa. Según el líder sindicalista, uno pensaría que la elite del Partido Demócrata tendría que haber renegado de este asunto pero su silencio ha sido ensordecedor Un acalorado Bill Clinton Un juez federal desestima el recurso presentado por los seguidores de la ex primera dama ABC. es Vídeo Hillary, azafata de vuelo y galería de fotos de la campaña, en: abc. es internacional