Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 ESPAÑA Precampaña electoral s La deriva radical nacionalista VIERNES 18 s 1 s 2008 ABC Ibarretxe envía su plan independentista a los lores británicos El lendakari considera esencial la participación exterior en la solución del problema vasco EMILI J. BLASCO CORRESPONSAL LONDRES. Un gran sobre en el casillero de los lores. Y hay 738. En ellos, con el nombre de su destinatario, va una carta del presidente del Gobierno vasco, Juan José Ibarretxe, en la que estima esencial que haya una participación internacional en la solución del conflicto vasco. Adjunto va un folleto sobre la hoja de ruta que Ibarreche planteó en el Parlamento de Vitoria el pasado 28 de septiembre, con la previsión de un plebiscito para este año. Carta y folleto están en inglés y en euskera. El envío forma parte de una campaña de internacionalización por parte de Ajuria Enea, con probables misivas a los miembros de parlamentos de otros países. Los ejemplares del folleto remitidos a Westminster forman parte de una primera edición en inglés de 10.000 copias. Y es posible que se hayan impreso en otros idiomas. En su comunicación a los integrantes de la Cámara de los Lores, la Cámara Alta del Parlamento británico, el lendakari presenta su iniciativa como hoja de ruta hacia la solución del conflicto vasco y anuncia que seguirá manteniendo informados a sus destinatarios sobre cualquier progreso que pueda hacerse sobre el asunto, que constituye el último conflicto de su género que aún existe hoy en el corazón de Europa La carta está fechada el 15 de noviembre del año pasado, siguiendo el reciente fracaso del proceso de diálogo entre el Gobierno español y ETA y utiliza una terminología familiar a los lores por el caso de Irlanda del Norte, como buscando una complicidad que obvia las netas diferencias entre la situación vasca y la norirlandesa. Ibarretxe se presenta con el mandato de la sociedad vasca, que no quiere aceptar el retorno a la violencia e indica que ha sido su responsabilidad proponer una iniciativa política para evitar violaciones de derechos humanos y fomentar un acuerdo político con el Estado español Estamos convencidos de que la participación y la conciencia de nuestros socios europeos es esencial para conseguir ese propósito añade, sin especificar en qué podría consistir ese tomar parte en el proceso desde el exterior, aunque está claro el deseo del Gobierno vasco de algún tipo de mediación extranjera que venga a reducir la posición del Gobierno español y ponga a la par el País Vasco y el resto de España. El folleto resume sucintamente los pasos propuestos por Ibarretxe para celebración primero de un plebiscito el 25 de octubre de este año sobre le proceso mismo y un reférendum en la segunda mitad de 2010 sobre el resultado de la negociación. Los estadios son presentados además en un diagrama: oferta de acuerdo ya avanzada a Rodríguez Zapatero, sobre el principio de respeto a la voluntad de la sociedad vasca; aprobación del pacto en el Parlamento vasco el próximo mes de junio del acuerdo al que se llegue; si éste ha sido posible, plebiscito vinculante en octubre, o no vinculante en el caso de que el Gobierno vasco lo convoque de manera unilateral; fin negociado de la violencia sellado por ETA y Madrid y acuerdo político entre las fuerzas vascas sin exclusiones sobre el marco de relaciones entre el País Vasco y el resto de España; y referéndum tras el verano de 2010 sobre esos resultados. En su mensaje al Parlamento vasco de finales de septiembre del año pasado, Ibarreche ya advertía que cualquier pacto sólo pasaría por una relación con el resto de España basada en la libre adhesión y no en la imposición e indicaba que la gran mayoría de los ciudadanos vascos- -ocho de cada diez, de acuerdo con los estudios sociológicos- -demandan el derecho a decidir su propio futuro, libre y democráticamente. En otras palabras, reconocer la existencia del pueblo vasco y su derecho a decidir Una de las cartas enviadas por Ibarretxe a los lores Mas e Ibarretxe harán frente común ante posibles pactos postelectorales MARÍA JESÚS CAÑIZARES BARCELONA. Los nacionalismos vasco, gallego y catalán buscan, en el marco de la plataforma Galeuscat, estrategias comunes ante posibles pactos electorales. PNV BNG y CiU defende, rán posiciones conjuntas en asuntos como la reforma del Tribunal Constitucional o del Senado, convencidos de que sus votos deben ser decisivos para formar el futuro Gobierno español. El líder de CiU, Artur Mas, y el presidente del Gobierno vasco, Juan José Ibarretxe, exploraron esta vía en una reunión mantenida ayer en Barcelona. Una reunión cargada de complicidades en la que Mas apoyó el referéndum de Ibarretxe. Después, el lendakari pronunció un conferencia organizada por tres plataformas soberanistas que defienden la creación de un Estado catalán. Al acto asistió el ex presidente de la Generalitat Pasqual Maragall.