Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 OPINIÓN VIERNES 18 s 1 s 2008 ABC AD LIBITUM EL SUICIDIO DE RAJOY ARIANO Rajoy, que es tan suyo, podría haberse conformado con organizar su suicidio político. Vistos quienes le rodean y halagan, escuchadas las voces de quienes le sirven llamándole maricomplejines olido el tufo rancio que sale del cruce de intereses- -mínimos, chiquititos- -que se han dado cita en la calle Génova de Madrid, saboreado el acíbar de las desmedidas ambiciones que integran su cortejo y palpada la triste realidad a la que ha llegado el que fue esperanzador partido del centro derecha español, se podría entender que su líder se hubiera dado un pistoletazo de hartazgo y, según M. MARTÍN el ánimo del día, retirarFERRAND se al cister o instalarse en Nueva Zelanda, incluso atender su propio Registro de la Propiedad. Pero no, Rajoy ha decidido llevarse por delante lo que queda del PP y, como en un remedo del Prestige, se le ve en la popa, hundiéndose con el barco que capitanea y fumándose el cigarro- ¿un Rey del Mundo -de la irresponsabilidad. Rajoy, la esfinge compostelana que sólo lee el Marca -como le ha definido mi crecientemente admirado Ignacio Ruiz Quintano- se ha hecho el haraquiri con una catana de gomaespuma y, al tiempo, ha dejado al PP tan inservible, tan deteriorado en su contemplación centrista y tan entregado al oportunismo, que- -ojalá me equivoque- -ha sentado las bases para que, en el mejor de los casos, José Luis Rodríguez Zapatero se mantenga en La Moncloa hasta 2016. España tiene probados su carácter berroqueño y su ilimitada capacidad de resistencia, pero, ¿podrá con tanto castigo? Ahí reside la grave irresponsabilidad de Rajoy al hacer lo que ha hecho y como lo ha hecho, pero no es prudente entrar en juicios de intenciones. Yo no leo el Marca. Siete alcaldes en las listas del PP para el Congreso certifican la perversión que ha borrado del mapa a Alberto RuizGallardón. Como afirma Crispín en Los intereses creados, con más picardía y menos torpeza, en vez de remar en galeras puede llegarse a mandarlas Quiero decir, en el sinuoso idioma de Rajoy, para que el líder pueda entenderlo, que alguien, impulsado por la necesidad y adornado por el talento, tendría que empezar a trabajar para que Zapatero, grave enfermedad nacional, no se nos convierta en mal crónico e insustituible. El PP ha quedado inservible y Rajoy, descalificado después de su chusco suicidio, pero no es cosa de instalarse en el pandemónium y esperar, al modo rajoyano, que el tiempo alivie los males con los que no nos atrevemos a enfrentarnos. Necesitamos un nuevo PP- -sólidamente refundado, inteligente y democráticamente regido y prudentemente desinsectado- -o, en su caso, un partido sustituto capaz de enfrentarse al PSOE y ofrecerle a la Nación una vía de progreso y libertad. No es cosa de que la mitad de la Nación se disponga a seguir en el banco y remar al ritmo que marca el bombo de José Blanco. COSAS MÍAS SOSPECHOSOS HABITUALES I los etarras denunciaran sistemáticamente ponentre otros, la historia del etarra Unai Romano, detenigamos que a periodistas e intelectuales por injudo en 2001. Los grupos etarras empapelaron las calles rias e insultos y, además, lo llevaran haciendo del País Vasco con una fotografía de su cara tumefactreinta años siguiendo un manual de instrucciones de ta. Amnistía Internacional, como es habitual, incluyó la propia banda terrorista, no tengo la menor duda de el caso en su informe sobre España. Pero el médico foque nadie pediría una investigación de las denuncias rense concluyó que se había autolesionado. Y el propio para garantizar el correcto funcionamiento del Estado etarra reconoció parcialmente que, en efecto, se había de derecho. Si siguieran la misma estrategia contra jueautolesionado. ces y fiscales, el resultado no sería tan concluEs un caso de supuestas torturas entre deceyente, pero se acercaría. nas y cientos que se han demostrado completaSi la emplean, en cambio, contra los cuerpos mente falsas. A lo largo de varios años. Sistemápoliciales, la consecuencia es completamente diticamente. Y, sin embargo, los cuerpos policiaferente. Los denunciados se convierten en sospeles siguen, también sistemáticamente, bajo soschosos. Sistemáticamente. Sea cual sea el oripecha. Porque son policías, porque son Estado y gen de la denuncia, aunque proceda de peligroporque la izquierda mundial, no sólo la españosos asesinos que siguen, además, un manual de la, aún considera al Estado como un sospechoso instrucciones de su banda para denunciar tortuhabitual de abusos y represión, sobre todo cuanEDURNE ras. Por el bien del Estado de derecho, que se indo las denuncias proceden de la extrema izURIARTE vestigue, nos dicen, un noble deseo que, afortuquierda, incluida la extrema izquierda terrorisnadamente, sus defensores no aplican a sus colegas de ta como ETA. Y aunque la democracia esté plenamente la prensa, del ámbito intelectual, de los movimientos soasentada. ciales, de la justicia y de tantos otros lugares. Ni a las deEl ejemplo más pertinente de la presunción de culpanuncias de otro tipo de asesinos. bilidad permanente del Estado, por muy democrático Se trata del doble rasero de la tortura, una actitud que sea, es el de Amnistía Internacional. Si uno lee sus que tiene una significativa trascendencia puesto que informes y artículos, no es sencillo distinguir entre esha sido defendida por bastantes personas enormementados democráticos y dictaduras. Ni siquiera entre grute respetables desde el punto de vista ético e intelectual. pos terroristas y víctimas. Todo se mezcla, todos son Y que, sin embargo, creo que se equivocan. No toda llaculpables, empezando, por supuesto, por Estados Unimada a conocer la verdad, a investigar, a llegar hasta el dos. Las falsas denuncias de torturas de ETA reciben final, es democráticamente impecable. Ni mucho mepropaganda mundial a través de sus páginas sin que el nos buena para la democracia y los derechos humanos. mundo en cuestión se entere muy bien de lo que es ETA Si un violador reincidente pide que se investigue la actipuesto que AI la califica como el grupo armado vasco tud sospechosa de su última víctima y consigue, adeEste es el fondo del doble rasero con la tortura y con más, que el escándalo se traslade a ella, la salud del Estala violencia. Que los grupos terroristas mantienen su do de derecho tiene un evidente problema. De discernicapacidad para extender su propaganda por los países miento, de defensa de sus pilares, de reparto de culpas democráticos. Que aún hay organizaciones que recogen entre delincuentes y víctimas, de lastimosa manipulasus mensajes. Y que aún hay intelectuales y activistas ción de la justicia. por los derechos humanos para quienes los policías de los estados democráticos son muchos más sospechosos En su libro Cómo hemos llegado a esto. La crisis vasque ellos mismos y el resto de la sociedad democrática. ca (2003) José Luis Barbería y Patxo Unzueta relatan, M S ¿Sabes de algún político que esté molesto con su partido por no proponer listas electorales abiertas y desbloqueadas?