Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 17 s 1 s 2008 Fórmula 1 DEPORTES 85 Fernando: Estoy más que feliz, hemos hecho grandes progresos y el resultado de los cambios en el coche es muy bueno, aunque soy consciente de que hay mucho por hacer Hamilton abandona su McLaren tras una de las dos salidas de pista que sufrió durante la jornada AFP Hamilton y Alonso empatan El inglés, con el nuevo McLaren, sólo aventaja en dos décimas al español con el viejo Renault en su primer duelo después de la separación JOSÉ CARLOS CARABIAS JEREZ. El reenganche de Alonso en Renault decretó un estimable nivel de optimismo. Se marchó de Jerez con una brillante hoja de servicios. Mejor registro el martes, tercero el miércoles y récord global de los ensayos con un tiempo de 1.19: 503. Un resultado que ni en el mejor de los sueños hubiera imaginado Flavio Briatore, que a estas horas debe haber estirado la agenda de su móvil en busca de más patrocinadores para su coche. Ayer se reencontraron Hamilton y Alonso sobre el asfalto y el balance deparó empate técnico. El nuevo McLaren sólo pudo aventajar en dos décimas al viejo Renault. Segundo el inglés y tercero el español, a corta distancia del sorprendente primero, el novato de Toyota Timo Glock. Hace años, a finales de los ochenta, los pilotos de Fórmula 1 adoraban las pachangas invernales de Jerez. Recién inaugurado el trazado, en 1986, acudían como abejas al panal. Sol a toda hora, comida de primera en el cercano albergue de Montecastillo y, sobre todo, paz. Mucha paz. Senna, Prost, Piquet y demás luminarias del paddock vivían semanas de privilegio en Jerez. Nadie les molestaba, sobraban dedos de la mano para contar los aficionados que deambulaban por las instalaciones y las gradas agradecían que algún seguidor se aventurase a sentarse una tarde entera. Ayrton Senna, el genial brasileño de las manos mágicas, podía tomarse un café sin protección a pesar de que ya era una celebridad en todo el planeta y su sueldo era de galáctico pionero, 1.800 millones de pesetas. Prost, entre tanto, debatía ardoroso sobre la textura de las vetas del jamón ibérico. Para los pilotos, Jerez era el paraíso cuenta Luis Pérez Sala, el piloto español que se codeó con estos cracks en las temporadas 1988 y 1989 en un Minardi. A mí no me perseguía nadie suelta mientras divisa a corta distancia cómo Fernando Alonso necesita un par de armarios con trapecios talla XXL para recorrer los veinte metros que separan el garaje del comedor de Renault. Llueve a ritmo de aguacero en Jerez a eso de las once de la mañana. Un chaparrón de media hora que alivia los campos de remolacha, algodón y vid que acampan por la zona. La pista de Fórmula 1 se ha despoblado mientras los pilotos y sus ingenieros consultan radares, previsiones y páginas web para saber cuándo escampará. Sin embargo, la tribuna del circuito sigue ocupada por una estimable cifra de aficionados, nuevos inquilinos de este deporte, que se emocionan con los decibelios en estampida. El efecto Alonso ha arrastrado a McLaren al lodazal. Ya es el Barça para el Madrid o Esperanza Aguirre para Gallardón. Un enemigo. Hamilton y Alonso no se medían sobre una pista desde que McLaren se dejó descabellar en Brasil a manos de Raikkonen y Ferrari. En este tramo de ruptura ha llegado un cierto sosiego ambiental. El inglés dice públicamente que ha aprendido de la experiencia del español y éste cuenta que las miradas cruzadas cargadas de veneno son fábulas de la Prensa, que es amigo de todos sus ex compañeros Hamilton compareció ayer en Jerez y por mucha capacidad de abstracción que desarrolle tuvo que notar que jugaba fuera de casa. El público aplaudió su salida de pista a las once y cuarto de la mañana, aparcado el McLaren 22 en la grava. Y volvió a saludar efusivo su segundo aterrizaje en la arena, pasadas las cuatro y veinte de la tarde. En el ranking de patinazos sin el control de tracción, el asturiano ha cobrado ventaja. Más evidente fue la bronca que acompañó el paseo del británico por el paddock Pero ahí se mantuvo erguido. Contuvo el desafío escénico y superó por poco al español. Resultados: 1. Glock, 1.19.779; 2. Hamilton, 1.20.099; 3. Alonso, 1.20.363; 4. Bourdais, 1.20: 407; 5. Massa, 1.20: 500; 6. Kovalainen, 1.20: 535; 8. Raikkonen, 1.20: 646. Mercedes aprieta para comprar McLaren El gigante alemán Mercedes Benz pretende acelerar sus planes para hacerse con el control de McLaren y podría adquirir la mayoría de las acciones del equipo de Ron Dennis antes del comienzo de la temporada, aseguró ayer la revista especializada Auto, motor und sport Mercedes, que tiene el 40 por ciento de la escudería, quiere cerrar la compra para conseguir el control total de la organización antes del arranque del campeonato, en el Gran Premio de Australia del 16 de marzo. Las partes involucradas ya habrían logrado un principio de acuerdo en la transacción, indica la publicación. El otro 60 por ciento de las acciones del equipo está distribuido entre la familia real de Bahrein (30) Ron Dennis (15) y su socio empresarial Mansour Ojjeh (15) Esto podría suponer la destitución de Dennis como presidente de McLaren.