Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
52 MADRID JUEVES 17 s 1 s 2008 ABC Condenados a penas de entre tres y diez años los acusados de la estafa de CPV ABC MADRID. La Audiencia Provincial de Madrid ha condenado a penas de entre tres y diez años y medio de cárcel a los seis acusados por la estafa de la empresa CPV que promocio, naba pisos que nunca llegaron a construirse en los barrios madrileños de Sanchinarro, Las Tablas y Montecarmelo. La sentencia, notificada ayer, establece unas indemnizaciones que alcanzan los 73.000.000 euros, en los que se incluyen las cantidades adelantadas por los estafados y 24.000 euros por cada vivienda, en concepto del perjuicio derivado de la importante revalorización que ha sufrido el precio de los pisos en esa zona de Madrid, informa Efe. En total, casi dos mil personas resultaron estafadas por la Comercializadora Peninsular de Viviendas (CPV) que se constituyó en diciembre de 1997. En el año 2000 se produjeron las primeras denuncias de los afectados, muchos de los cuales se dieron de baja en la empresa tras haber adelantado el dinero para unas viviendas que nunca se llegaron a construir. Los finalistas para el musical ¡Cantando desnudos! hicieron ayer su última prueba, la de baile sin ropa Como Dios los trajo al mundo Son hombres, jóvenes, y no llevan ropa alguna. Ayer se subieron al escenario del Teatro Arlequín para enfrentarse a un singular casting Prepárense para el musical ¡Cantando desnudos! POR MABEL AMADO FOTO: ERNESTO AGUDO MADRID. ¿Todo el mundo se ha arreglado? Hay que hacer una toma a pelo. Aviso: no hay peor cosa que un tío en calzoncillos y calcetines... Con estas palabras, el director y coreógrafo del musical ¡Cantando desnudos! Máximo Hita, intentaba romper el hielo. Sobre el escenario del Teatro Arlequín se situaban algo nerviosos los últimos ocho aspirantes del casting final. Sólo dos tendrían recompensa: los papeles que faltaban por asignar. El próximo 12 de febrero, este teatro madrileño estrenará la polémica comedia musical de Robert ¡Cantando desnudos! Naked Boys Singing! una obra que ya ha recorrido Estados Unidos, México, Brasil, Canadá, Australia, Inglaterra, Noruega, Sudáfrica e Italia. A España llegó el pasado febrero y desplegó su cartel en el Teatreneu de Barcelona, también bajo la dirección y coreografía de Máximo Hita. En todos esos escenarios se hizo las mismas preguntas: ¿En qué nos diferenciamos cuando estamos desnudos frente a los prejuicios, el pudor, la muerte, el amor o el desamor, las tradiciones, el culto al cuerpo... Ayer por la mañana el teatro madrileño intentó desvelar algunas de estas cuestiones. Al menos, los últimos ocho finalistas- -comenzaron la selección ochenta jóvenes- -reflexionaron sobre la desnudez desde el humor. El más joven, David Momparler, de 20 años, había llegado de Valencia para presentarse a esta audición y, de paso, hablar con su representante. Aunque no había cantado nunca, no estaba nervioso por ello ni por tener que desnudarse. Es más, me han pedido cosas más raras, como llorarle a una escoba simulando que era mi madre que se acababa de morir. Sin olvidar que en el primer año de Arte Dramático ya te desnudas El malagueño Fede, de 29 años, tampoco estaba nervioso, pues ha hecho ya trabajos de publicidad y ha participado en series de televisión. Además, fue uno de los primeros en realizar las pruebas de improvisación y canto. Antonio Hurtado, de 27 años, ha estudiado teatro musical y el día anterior a la prueba ensayaba desnudo en su habitación. Como anécdota recuerda la cara de su madre cuando le vio cantando y bailando de esa guisa... Por su parte, Luis Cortadillas, de 28 años, salió contento de la prueba. La letra de mi canción es bonita y me he sentido identificado dijo, mientras afirmaba que el físico en este casting es secundario Todos reconocían que si tenían algo de pudor se solucionaría porque somos profesionales además, hay muy buen rollo aquí Y así se vio cuando realizaron la última prueba: la de baile desnudos. Primero hubo que ensayar unos pasos. Aunque al principio estaban vestidos, pronto llegó la primera señal roja ¡Sin camiseta! anunció Hita, mientras continuaba agradeciendo la colaboración porque nadie está obligado a quitársela. Eso demuestra que la juventud, la que tomará nuestro relevo, va avanzando. Lo mejor es que nos lo pasemos bien, porque en este tipo de audiciones todos sois iguales Ese es uno de sus retos, que los aspirantes se rían en unas audiciones que pueden jugar malas pasadas, ya que algunos estaban más preocupados por meter la tripa que por la coreografía. Ya el próximo 12 de febrero, el montaje de Hita mostrará sketches más humorísticos que el musical original. Intento llevarla al terreno más normal. Hacer una obra sólo para gays es discriminación. Así que ésta es para todo el mundo, dejando abiertos los conceptos para que cada uno saque sus conclusiones afirma el director. También intenta despertar la parte femenina del hombre y así lograr acercar los extremos Como reconoce Hita, de la sensualidad a la grosería hay un filo muy pequeño, por eso ha tenido cuidado en orientar la obra hacia la risa. Bien conoce él cómo se sienten los actores cuando tienen que interpretar desnudos. Él mismo formó parte del elenco de musical Hair y recuerda cómo durante los dos primeros días fue el único que no se atrevió a quitarse el tanga... ¡Sin camiseta! Una sentencia ejemplar Para el abogado de 300 de estos afectados, Luis García Batalla, la sentencia ha sido ejemplar ya que demuestra que este tipo de delitos no debe quedar impune. En concreto, la sección quince de la Audiencia de Madrid ha condenado a diez años y medio de cárcel por el delito de estafa agravada a Francisco García Moreno, máximo dirigente de la empresa que, según la resolución judicial, tenía completo control sobre lo que se hacía y deshacía en CPV y coordinaba todas las operaciones de la compañía. Asimismo, los administradores de la empresa, Francisco Javier García Sánchez, Miguel Ángel García Sánchez y Miguel Ángel Morillo, son condenados a ocho años y medio de prisión como autores materiales y directos del delito continuado de estafa. A los acusados Alfredo Vázquez y Adelina Erles se les impone una condena de dos años y medio y tres de cárcel, respectivamente, por el mismo delito continuado de estafa. La sentencia se dio a conocer ayer después de que se detuviese a los cuatro primeros acusados por orden de la Audiencia Provincial de Madrid, ante el riesgo de fuga.