Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 17 s 1 s 2008 INTERNACIONAL 29 La izquierda italiana condena Dimite el ministro de la intolerancia contra el Papa Justicia italiano tras la El presidente de la República pide disculpas en nombre del país por el espectáculo montado en la Universidad JUAN VICENTE BOO CORRESPONSAL ROMA. El sonrojo de Italia por no haber estado a la altura de acoger al Papa en la Universidad de Roma dominó ayer la vida política y las primeras páginas de los diarios. El presidente de la República, Giorgio Napolitano, escribió una carta de disculpa a Benedicto XVI, mientras los directores de los grandes diarios, incluidos los de centro izquierda, denunciaban el envilecimiento y la intolerancia en que los extremistas están hundiendo al país. Ezio Mauro, director de La Repubblica principal diario del centro izquierda, lamentaba en primera página que hasta ayer éste era un país tolerante. Algo se ha roto, dramáticamente, ante los ojos del mundo entero. El Papa se ha visto obligado a cambiar su programa para evitar las protestas en una Universidad que lo había invitado Según Mauro, el resultado es un cortocircuito cultural y político de impacto mundial: el Papa, que es también el obispo de Roma, no puede hablar en la Universidad de su propia ciudad en esta Italia mediocre del 2008. Esto tiene sabor de censura y de rechazo del diálogo. Es inaceptable que suceda en la más importante de las Universidades públicas de Italia. Es como si la Universidad renunciase a su misión y sus deberes en un gesto de intolerancia y de miedo Según el diario La Stampa de Turín, lo sucedido es una derrota del mundo laico mientras que el rector de la Universidad de Roma, Renato Guarini, considera lo sucedido como una derrota de la libertad La carta de rechazo a la visita del Papa firmada por sólo 67 profesores- -el 1,4 por ciento del personal docente de la Universidad mas voluminosa de Europa, con un total de 4.767 profesores y 150.000 alumnos- -legitimó intelectualmente la protesta ruidosa de un pequeño grupo de estudiantes que, a golpe de pancarta y de amenaza de manifestación ruidosa, crearon un clima irrespirable. En vista de que la Universidad sabe acogerle, el rabino jefe de Roma, Ricardo Di Segni, renovó ayer al Papa la invitación a visitar la sinagoga, como hizo Juan Pablo II en 1986. Di Segni añadió que yo, personalmente, tengo el mayor aprecio por la doctrina de este Papa. Lo escucho siempre con interés y atención, incluso por las ideas que no comparto Ayer era miércoles, y en la audiencia general, un buen grupo de estudiantes de la Universidad de Roma, conocida por su nombre histórico de La Sapienza mostraron enormes pancartas en las que se leía Si Benedicto no viene a La Sapienza, La Sapienza va a Benedicto al tiempo que gritaban ¡Libertad! ¡Libertad! refiriéndose a la de expresión. El Santo Padre se lo agradeció cariñosamente, y les dijo que vamos adelante juntos A su vez, el vicario del Papa para la diócesis de Roma, cardenal Camillo Ruini, invitó a los ciudadanos a acudir al Ángelus del próximo domingo como gesto de solidaridad. El penoso incidente deja una larga estela de perdedores y de cristalería rota, empezando por la confianza del país en sí mismo y su imagen internacional. Ha perdido el primer ministro Romano Prodi, pues cada vez esta más claro que el país se le ha ido de las manos. Han perdido las instituciones. Han ganado los grupos radicales y medio centenar de estudiantes extremistas, que ayer no daban crédito al impacto conseguido. detención de su mujer Clemente Mastella también está siendo investigado por un caso de corrupción Adelante juntos Algo se ha roto Más información en Vatican Information Service- Español visnews es mlists. vatican. va VERÓNICA BECERRIL CORRESPONSAL ROMA. Terremoto político en Italia tras la dimisión del ministro de Justicia Clemente Mastella. La decisión la hizo pública tras la detención domiciliaria de su mujer, Sandra Lonardo, acusada de trato de favor en detrimento del presidente de la región de Campania, Antonio Bassolino. Los cimientos de la casa de Mastella temblaban ayer ante noticia de la decisión de la fiscalía de Santa María Capua Vetere de emitir 23 órdenes de custodia cautelar. Entre los investigados están, además de la señora Mastella, el proprio ministro, varios responsables de su partido- -el Udeur- alcaldes y empresarios, todos ellos acusados de tratos de favor que implicaban el nombramiento de personal en estructuras públicas de Campania. La investigación, que llevó a la fiscalía a tomar esta decisión, se basa en las escuchas telefónicas dispuestas en el ámbito de las diligencias que llevaron la detención, en el mes de junio del pasado año, del ex director general de la provincia de Caserta, Antony Acconcia, y de dos de sus consejeros, acusados de asociación delictiva, corrupción, trato de favor y falsedad de documento público. Clemente Mastella AP Escuchas telefónicas El Papa recibió como regalo un sombrero mexicano durante la audiencia de ayer en el Vaticano AFP Las investigaciones- -se lee en el texto de la fiscalía- -se basan en conversaciones telefónicas relativas a la gestión de las contratas para servicios públicos en la provincia de Caserta y han permitido arrojar luz sobre un tejido de hechos ilícitos radicado en el área política, administrativa y judicial de Campania En el caso del ministro de Justicia Mastella, éste está siendo investigado por posibles tratos de favor, junto a su consuegro y varios asesores de su partido. La mujer de Mastella expresó su orgullo por la decisión de su marido que, como él mismo señaló, entre el amor por mi familia y el poder, elijo lo primero También señaló que no renunciará a su cargo de presidenta del Consejo regional de Campania. No pienso dimitir, tendrán que ser los propios ciudadanos los que juzguen. Estoy serena y preparada para dar todas las aclaraciones que me pidan señaló Sandra Lonardo, quien después se expresó de forma más dura contra los jueces: Creo que este es el precio que tenemos que pagar mi marido y yo por defender los valores católicos en política En los mismo términos se expresó su marido, quien acusó a los jueces de tener algo personal contra él y su familia. Dimito sabiendo que es una medida injusta adoptada de forma obstinada por un fiscal señaló ante la Cámara Mastella que recibió los aplausos de casi todos los presentes. El ministro recibió el apoyo del jefe del Gobierno italiano, Romano Prodi, quien rechazó la dimisión. Agradezco al presidente Prodi su confianza- -expresó un emocionado Mastella- -pero ahora es más importante que esté al lado de mi mujer. Cualquier decisión la tomaré después