Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 17- -1- -2008 Fidel Castro admite que su estado de salud no le permite pronunciar discursos 27 mo sobre el pesimismo al estilo de Washington En referencia a la sinceridad demostrada por el senador McCain al advertir que una parte de los puestos de trabajo perdidos en Michigan, con la industria automovilística a la cabeza, son irrecuperables. En lo que se refiere a los demócratas, aunque las primarias de Michigan no tenían ninguna validez para el comité central del Partido Demócrata, Hillary Clinton ha conseguido evitar una situación especialmente embarazosa, ya que ella era la única de los principales candidatos que aparecía en las papeletas de votación. Al final, la senadora por Nueva York ha ganado el 55 por ciento de las preferencias emitidas, imponiéndose sobre los votos de protesta en blanco que han llegado a un 40 por ciento. La atención de los demócratas se centra en los caucuses que junto a los republicanos, se celebrarán este sábado en Nevada. Una cita electoral también relevante ya que supone la oportunidad de conectar con una porción significativa de votantes hispanos. Además de servir como recordatorio sobre las esperanzas de expansión que el Partido Demócrata tiene en jurisdicciones electorales del Oeste de Estados Unidos, que hasta ahora habían estado dominadas por los republicanos. De cara a Nevada, los principales candidatos demócratas han participado en un adicional debate televisado pero con un tono llamativamente apaciguador y de coincidencia en cuestiones fundamentales. Hillary Clinton y Barack Obama han aprovechado este foro de dos horas para distanciarse de las recientes tensiones raciales planteadas por sus respectivas campañas, responsabilizando de estos roces a seguidores excesivamente entusiastas. La senadora por Nueva York extendió una oferta de civismo al afirmar que ella y sus rivales forman parte de una misma familia A lo que Obama respondió indicando, precisamente en el cumpleaños del reverendo Martin Luther King, que todos los candidatos presidenciales del Partido Demócrata están plenamente comprometidos con la igualdad racial. Una losa de aniversario La permanencia del apellido Clinton en primera fila de la lucha electoral por la Casa Blanca dificulta el olvido del escándalo sexual más notorio en la historia política de Estados Unidos P. RODRÍGUEZ CORRESPONSAL WASHINGTON. Era un sábado por la tarde. Exactamente el 17 de enero de 1998, cuando Matt Drudge- -considerado en Estados Unidos como uno de los más notorios traficantes de cotilleos a través de internet- -publicó en su leída página el siguiente texto en mayúsculas: La revista Newsweek decide no publicar una historia sobre una becaria de la Casa Blanca X X X X X Historia bombazo: 23 años, ex becaria de la Casa Blanca, relación sexual con el presidente Al día siguiente, Drudge remató la faena divulgando el nombre de la señorita en cuestión: Mónica Lewinsky. No hizo falta mucho más para que la política judicializada de Estados Unidos enloqueciera hasta llegar al fiasco de un procedimiento de impeachment contra el presidente Bill Clinton. Al cumplirse ahora diez años de aquel inefable hito, al escándalo Lewinsky todavía le cuesta todavía desaparecer de la actualidad en Estados Unidos. La permanencia del apellido Clinton en primera fila de la lucha electoral por la Casa Blanca impide que la escabrosa saga del vestido azul y el lamparón de ADN quede arrinconada con ayuda de una elegante dosis de olvido. Hasta el punto de que la ex primera dama- -y también la esposa más humillada en público en la historia de la Unión americana- -se ve todavía obligada a responder a preguntas más o menos directas sobre lo ocurrido hace una década. En su afán por humanizar su candidatura presidencial, además de las lagrimitas vertidas en vísperas de las primarias de New Hampshire, Hillary Clinton se ha prestado esta semana a participar en el trivial programa de televisión presentado por la modelo Tyra Banks. Aunque el espacio no se va emitir hasta este viernes, se Mirando hacia el Oeste Felicitación de cumpleaños que remitió Bill Clinton a Monica Lewinsky en julio de 1997 sabe que la senadora por Nueva York abordó el tema del adulterio de su marido con la becaria en los siguientes términos: Tuve realmente que rebuscar dentro de mí y pensar mucho sobre lo que me convenía, lo que le convenía a mi familia Permitiéndose aconsejar a la audiencia femenina del show de Tyra Banks el no tomar decisiones precipitadas y la importancia de ser consecuente con una misma Este domingo, en un programa de debate político mucho más serio como Meet Press de la cadena NBC, Hillary Clinton también fue preguntada sobre su reacción inicial en 1998 al presentar el becaria- gate como producto de una vasta conspiración de derechas Tras una carcajada un poquito exagerada, la senadora respondía con un elusivo, no sé, no he prestado mucha atención a ese asunto durante diez años y realmente no tengo ni idea... estoy demasiada ocupada Además de las comentadas intervenciones de Hillary, cuya campaña depende más que nunca de la ayuda de Bill Clinton ante el reto de Barack Obama, el aniversario de este escándalo difícil de evitar ha servido para repasar la suerte de su elenco de protagonistas voluntarios e involuntarios. De Mónica Lewinsky no se sabe mucho tras intentar recuperar la fortuna que se gastó en abogados con ayuda de un libro, un negocio de bolsos y algunas apariciones pagadas. Hace dos años completó un máster de psicología social en la prestigiosa London School of Economics. Y aunque intenta pasar lo más desapercibida posible, la protagonista de algunas situaciones difíciles de describir en periódicos con audiencias familiares sabe lo difícil que es compatibilizar sus ansias de anonimato con la carrera política de Hillary. Según ha explicado esta semana al Times de Londres Bárbara Hutson, portavoz ocasional de Mónica, la vida de su amiga ha sido arruinada por un error estúpido que cometió cuando tenía veintiún años. Hutson ha recalcado que Mónica no tiene ahora ninguna gana de hablar e interferir en la campaña presidencial. Y que en estos momentos, la protagonista del becaria- gate podría estar en la India o escondida en una granja del Medio Oeste Paula Jones- -cuya denuncia por acoso sexual contra Bill Clinton desencadenó toda es- ABC Vasta conspiración ABC. es Vídeo de las primarias republicanas en abc. es internacional El 17 de enero de 1998 empezaron a circular por internet las primeras referencias al caso de la becaria ta historia- -vive ahora en Arkansas, donde trabaja en el sector inmobiliario. Tras divorciarse, posar desnuda para la revista Penthouse y gastarse los 850.000 dólares de compensación pagados por el presidente, la mujer se ha vuelto a casar, tiene un hijo de cuatro años y está redactando sus memorias. Su principal queja es que todo el mundo conectado con el escándalo ha escrito un libro, incluso Mónica, cuando si no hubiera sido por mí no se hubieran llenado los bolsillos Linda Tripp, la amiga de Mónica que destapó todo el asunto, ahora regenta junto a su nuevo marido alemán una tienda de artículos de Navidad en la localidad de Middleburg, Virginia. Ha adelgazado y se ha sometido a una extensa cirugía estética. Lo que la convierte en la figura más difícil de reconocer en todo este reparto. No concede entrevistas pero permanece como una figura especialmente vilipendiada por todas sus intrigas. Kenneth Starr, el implacable fiscal independiente, ante la imposibilidad por su fama partidista de convertirse en magistrado del Tribunal Supremo es ahora decano de una facultad de Derecho en la paradisíaca costa de California. Y en cuanto a Matt Drudge, su página de cotilleos por internet puede acumular en días animados hasta veinte millones de visitas.