Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 17 s 1 s 2008 ESPAÑA 25 Mi madre no me deja La última persona que vio a Mari Luz Cortés, la niña de cinco años desaparecida en Huelva, es una vecina que vive a espaldas de su casa. Oyó que la pequeña, que estaba en una esquina, le decía con claridad a alguien: No, mi madre no me deja Desde entonces, todo es oscuridad y angustia TEXTO: PABLO MUÑOZ FOTO: DANIEL G. LÓPEZ HUELVA. Se llama Isabel y vive a espaldas de la familia Cortés. A primeras horas de la tarde del pasado domingo asegura que llegaba a su casa y que vio a la pequeña Mari Luz, a la que conoce del barrio, en la esquina de su calle y diciendo a una persona a la que ella no vio que no podía hacer algo que le pedían, porque mi madre no me deja La niña acompañó la frase con una serie de gestos con la mano muy característicos en ella. A la testigo no le llamó la atención lo sucedido y, además, caía una tromba de agua sobre la ciudad, por lo que se metió rápido en su portal. Eso, al menos, es lo que le ha contado a la familia de la chiquilla, que vive como una losa cada hora sin noticias. Hay otra mujer que la vio segundos antes de esta escena, desde la ventana de su casa. Asegura que la niña pasaba por la misma calle y que pidió a alguien que la esperara. Supuso que por allí rondarían algunas de las amigas de Mari Luz, aunque quedaban fuera de su campo de visión. Junto al pipero al que la menor había ido a comprar una bolsa de patatas- -sola, porque su hermano mayor estaba haciendo los deberes- -estas personas son las últimas que la vieron. La Policía, la Guardia Civil, la Policía Local, Bomberos y Protección Civil se han volcado en un caso que mantiene en vilo toda la ciudad y sobre el que comienzan a surgir rumores de todo tipo que no hacen sino aumentar la incertidumbre y el miedo. Ayer, numerosos agentes de la Policía Judicial tomaron la barriada del Torrejón para recoger testimonios e inspeccionar bajeras en busca de pistas. Paralelamente continuaron los rastreos y las batidas por si la pequeña hubiese sufrido un accidente, una hipótesis que va perdiendo fuerza a medida que avanza la investigación. A estas alturas, la propia familia está convencida de que quien se ha llevado a la pequeña a la fuerza es alguien cercano o, al menos, que conoce la zona. Y precisamente esa sospecha es la que les hace más daño, ya que los Cortés insisten en que ellos no tienen enemigos, que simplemente son personas honradas y muy conocidas en la ciudad, que han trabajado mucho para conseguir un bienestar. Sin embargo, el padre de la criatura, Juan José Cortés, admitió ayer por la tarde que hay alguna persona de la que desconfía, aunque es sólo eso- -recalcó- -ya que deben ser las Fuerzas de Seguridad las que resuelvan el caso Una frase que hace pensar en la hipótesis de la venganza. Los padres de la niña apenas pueden soportar tanto dolor. La madre, entre sollozos, volvió a pedir ayer que le devuelvan a su hija, que tanto ella como su marido están dispuestos a todo con tal de recuperar a Mari Luz. Por su parte, una de las abuelas repetía suplicando, como la más triste de las letanías, que me la devuelvan, que es mi única nieta Minutos después tenía que ser trasladada a un centro sanitario para ser atendida de un shock nervioso. Huelva está conmovida. La fotografía de la menor cuelga en cada esquina. Ayer hubo una manifestación a la que asistieron miles de personas, que partió del colegio de la niña, continuó hasta su casa donde se unió a la marcha el padre de Mari Luz y terminó ante la Subdelegación del Gobierno. Hubo un momento de enorme tensión, ya que alguien, por error, dijo que la menor había sido encontrada. Luego, un familiar, altavoz en mano, explicó que ya había un sospechoso. Y al final, nada de nada, sólo un dolor aún mayor y la certeza de que cada vez es mayor el peligro de que los bulos puedan provocar situaciones peligrosas. El espectáculo mediático, mientras, amenaza con alcanzar cotas siniestras. El caso Madeleine empieza a estar en boca de muchos, hay medios portugueses e ingleses desplazados a la zona- -al parecer los padres de la niña británica se han interesado por estos hechos- -y hasta las comparecencias de los desesperados familiares se transmiten en directo. Nadie se quiere perder detalle de la historia. Y mientras tanto, entre los investigadores aumenta la preocupación por el desenlace que pueda tener el suceso. Intenta asesinar a su compañera, en Sevilla, asfixiándola con un alambre J. L. G. SEVILLA. La Guardia Civil y la Policía Local de Salteras (Sevilla) buscan desde el viernes a un hombre de unos 30 años y de origen marroquí que intentó acabar con la vida de su compañera sentimental, también marroquí, estrangulándola con un alambre y pateándole la cabeza. Los hechos se produjeron alrededor de las seis y media de la tarde, cuado la mujer, de 25 años, se acercó hasta la obra en que su compañero trabajaba como guarda, para entregarle comida. Por causas que no han sido precisadas, entre ambos se originó una violenta discusión en el transcurso de la cual el individuo apaleó a la mujer, propinándole golpes por todo el cuerpo, con los puños y los pies, al tiempo que le ciñó un alambre alrededor del cuello. Fuentes municipales indicaron que un vecino que circulaba por la zona, situada en la carretera que une Salteras con Olivares, escuchó los gritos de la víctima y se decidió a intervenir para poner fin a la paliza, que no acabó hasta que el agresor advirtió que el buen samaritano llamaba a la Policía, lo que finalmente lo puso en fuga. La víctima ingresó en la UCI del Hospital Virgen del Rocío en estado grave. El padre de la pequeña reconoce que desconfía de alguna persona, lo que hace pensar en una posible venganza Hallan el cadáver de una joven en Almería tras sofocar un fuego en una chabola S. E. ALMERÍA. Los bomberos de Almería encontraron ayer el cadáver de una adolescente en una chabola construida con palés y plásticos, tras sofocar las llamas de un incendio que se había registrado en una zona de matorrales en las proximidades de un polígono industrial de la capital almeriense. A la una de la tarde se recibió una llamada alertando del fuego en un polígono industrial junto al Estadio del Mediterráneo y la sierra de la Alhamilla, por lo que inmediatamente se avisó a los bomberos, informa Efe. Tras sofocar las llamas, los bomberos hallaron en el interior de la chabola el cuerpo de la chica, al parecer adolescente, junto al de un perro. Aún no ha trascendido si la muerte se produjo a consecuencia del incendio. Los padres de Mari Luz Cortés, abatidos durante la concentración celebrada ayer