Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 ESPAÑA JUEVES 17 s 1 s 2008 ABC La Guardia Civil busca un buque nodriza tras la llegada de tres pateras a Baleares S. E. PALMA. El delegado del Gobierno en Baleares, Ramón Socías, informó ayer de que la Guardia Civil está buscando al barco nodriza desde el que podría haber partido la zodiac en la que por la mañana llegaron a Ibiza nueve inmigrantes, que han sido detenidos. Socías ha destacado que se trata de la primera llegada documentada de una patera a esta isla y ha explicado que los inmigrantes han alcanzado la costa remando, en una zodiac sin motor de entre tres y cuatro metros de eslora, por lo que se sospecha que han viajado en un barco nodriza que les ha dejado cerca de la costa. El dispositivo de la Guardia Civil de búsqueda de esta embarcación sigue activo por mar y tierra, mientras que un avión del Servicio Aéreo de Rescate (SAR) rastrea la zona. La de ayer es la tercera embarcación con inmigrantes que llega a Baleares en una semana. Socías ha dicho que es preocupante aunque ha apuntado que se debe huir de alarmismos A partir de la denuncia de un particular, la Guardia Civil ha arrestado a nueve tripulantes de la barca neumática, que se encontraban en los alrededores de la misma y con síntomas de hipotermia. Bajo la maldición del mar Galicia llora a sus muertos y desaparecidos. El naufragio del Cordero es una tragedia recurrente en estas costas, donde los familiares de los pescadores aprenden a vivir con el alma en vilo POR ANA MARTÍNEZ RIBEIRA (LA CORUÑA) Sofía está embarazada de cinco meses. El padre de este bebé es Marcos Ures García, el patrón del Cordero un moderno arrastrero de 28 metros de eslora que naufragó la madrugada del pasado martes a 21 millas de Cabo Prior, en Ferrol, posiblemente a causa de un golpe de mar. Este joven, que lleva en el mar desde marzo de 2007, sobrevivió durante tres horas en las aguas glaciales del Atlántico hasta que la Mirfak, de Salvamento Marítimo, lo auxilió. Su mujer sólo se quedó tranquila cuando lo reconoció, ya en La Coruña, tumbado en la camilla del 061, con mascarilla de oxígeno. Ella recibió el aviso de que pasaba algo grave a las seis de la mañana. Fueron sus hermanos los que le dieron la alerta de que el pesquero se había ido a pique. La telefonearon desde Malpica, municipio en el que reside la pareja. Luego estuve casi dos horas sin saber quién era el que se había salvado, decían que él, pero hasta que no lo ves no logras tranquilizarte relató a ABC. Su esposo resistió el oleaje y el frío hasta que, atónito y exhausto, vio unas luces. Ya casi se daba por vencido. Su única ayuda fue la de un chaleco, porque las lanchas neumáticas que estaban a bordo volaron por la fuerza del viento. Sus padres, Gerardo y Alicia, cuentan que el barco venía de vuelta, en marcha libre hacia tierra, y que a su hijo nunca le había pasado nada parecido, ningún episodio trágico que lo llevase a acariciar la muerte. El muchacho sigue en el Hospital Juan Canalejo, con hipotermia leve, pero fuera de peligro. Francisco Alboreda Rey no ha corrido la misma suerte. Su cuerpo inerte es el primero que el piélago ha devuelto (cuatro compañeros suyos continúan sin aparecer) En la iglesia de San Pedro de Muro, de Porto do Son, su pueblo, se ofició su funeral. El primer mecásu entierro. La consejera gallega de Pesca, Carmen Gallego; el director general de Recursos Marinos de la Xunta, Antonio García Elorriaga; el secretario de Estado de Transportes, Fernando Palao; el delegado del Gobierno en Galicia, Manuel Ameijeiras; el alcalde de Ribeira, el popular José Luis Torres Colomer; la mayor parte de la corporación municipal sonense, y representantes de los tres grupos del Parlamento, Manuel Ruiz Rivas, del PP; José Manuel Lage, del PSOE, y Ana Belén Pontón, del BNG, presenciaron la conmovedora ceremonia, que se prolongó durante casi una hora. Dos gallegos y dos indonesios siguen desaparecidos. Eva y Lucía son las hermanas del jefe de máquinas, Alberto Otero González, que vive con su compañera sentimental en Ribeira. Hace ocho años que se dedica a la tarea de pescador, y de ellos, llevaba dos en el Cordero pero ya antes pasó por el Tartesos Al principio de su vida laboral, este treintañero probó suerte en un taller como mecánico de coches. José Alfonso Sotelo, el engrasador, tiene 60 abriles y es padre de cuatro hijos. Los suyos, destrozados, no pueden ni hablar. Sólo ha trascendido que quería jubilarse este año. Los asiáticos Eslamet Hermanto y Rudiyanto Wayudi residían en La Coruña, con el marino Hendra Hermawan, que superó la tragedia, al igual que su jefe y el contramaestre José Manuel Parada Argibay. Los parientes de todos saben que es una utopía encontrarlos sanos, pero, al menos, desean poder velarlos. La falta de noticias los condena al atroz tormento. José María Santiago, el armador del buque siniestrado, está consternado. El lunes se faenó sin problema, y por la noche se decidió regresar por el aviso de temporal que había para el martes a mediodía; trabajamos muchas veces en peores condiciones y nunca pasó nada, como nosotros salieron muchos esta vez, y nada ocurrió Amigos, familiares y políticos acompañan el féretro de Alboreda EFE Dos años de cárcel por organizar la cacería de un tigre en Badajoz SERVIMEDIA BADAJOZ. El Juzgado de lo Penal de Don Benito (Badajoz) ha condenado a dos años de prisión y a cuatro de inhabilitación para el derecho de caza al titular de un coto del municipio pacense de Monterrubio de la Serena, por organizar la cacería ilegal de un tigre, un animal salvaje en peligro de extinción. El juez ha condenado también a un año y medio de cárcel y retirada del permiso de caza por tres años a los participantes en la cacería. El dueño del coto, con la ayuda de sus empleados, recogió y transportó al felino desde un zoo de Toledo, lo cuidaron hasta el día fijado y tras abatirlo a tiros se hicieron una foto con sus restos a modo de trofeo La iglesia se quedó pequeña para acoger el entierro de la primera víctima mortal del naufragio del barco, el primer mecánico, que deja esposa y dos hijas nico del arrastrero deja dos hijas de corta edad, Aixa y Saray. Aunque sólo llevaba un año enrolado en este bajel, dedicó toda su vida a la pesca. Su mujer, Esther González Sampedro, no halla consuelo a su dolor. Su cónyuge descansa ya en el panteón familiar, con su hermano, devorado también por el océano hace casi una década. La capilla se quedó pequeña para toda la gente que acudió a Complicada búsqueda de los cuatro desaparecidos El barrido del operativo de búsqueda resulta más eficaz con buen tiempo. El temporal hace que sea realmente difícil encontrar a los cuatro marineros del Cordero que permanecen desaparecidos. El secretario general de Transporte, Fernando Palao, estimó ahora poco probable que haya cuerpos en el pecio, en base a las primeras declaraciones del patrón, Marcos Ures, que confirmó que todos habían saltado. Mientras los patrones de las cofradías pesque- El mar devolvió un cuerpo ras de Galicia sostienen que el riesgo era asumible, y más embarcaciones como este arrastrero salieron a faenar la consejera gallega de Pesca evidenció una cierta relajación en el sector a la hora de aplicar las normas de seguridad De los tres supervivientes, dos ya han recibido el alta médica. El director general de Recursos Marinos de la Xunta, Antonio García Elorriaga, respondió a las críticas recibidas porque haya sido el Praia de Esteiro el que llevase a tierra a dos supervivientes. A veces, con un temporal tan duro, hay menos riesgo de esta manera que intentando el traslado a través de un helicóptero dijo.