Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
4 OPINIÓN JUEVES 17 s 1 s 2008 ABC DIRECTOR: JOSÉ ANTONIO ZARZALEJOS PRESIDENTA- EDITORA: CATALINA LUCA DE TENA CONSEJERO DELEGADO: JOSÉ MANUEL VARGAS DIRECTOR GENERAL: JOSÉ LUIS ROMERO PRESIDENTE DE HONOR: GUILLERMO LUCA DE TENA Director Adjunto: Eduardo San Martín Subdirectores: Santiago Castelo, Fernando R. Lafuente, Alberto Pérez, Alberto Aguirre de Cárcer Jefes de Área: Jaime González (Opinión) J. L. Jaraba (España) Miguel Salvatierra (Internacional) Ángel Laso (Economía) Juan Cierco (Cultura, Ciencia y Deportes) Mayte Alcaraz (Fin de Semana) Jesús Aycart (Arte) Adjuntos al director: Ramón Pérez- Maura, Enrique Ortego y Ángel Collado Redactores jefes: V. A. Pérez (Continuidad) A. Martínez (Política) M. Erice (Internacional) F. Cortés (Economía) A. Puerta (Regiones) J. Fernández- Cuesta (Sociedad) A. Garrido (Madrid) J. G. Calero (Cultura y Espectáculos) J. M. Mata (Deportes) F. Álvarez (Comunicación- TV) A. Sotillo (S 6 y D 7) J. Romeu (Fotografía) F. Rubio (Ilustración) y S. Guijarro RESBALÓN DEL COMITÉ OLÍMPICO ESPAÑOL ESPUÉS de tanto revuelo la historia termina en nada. El presidente del Comité Olímpico Español, Alejandro Blanco, anunció ayer una sorprendente marcha atrás en el concurso convocado a bombo y platillo para poner letra al Himno Nacional. Más de 7.000 ciudadanos presentaron sus propuestas, que fueron evaluadas por un jurado integrado por destacadas personalidades. El ganador, Paulino Cubero, consiguió una gloria efímera tras la polémica social generada por la publicación anticipada en ABC de la letra elegida. Todo estaba previsto para estrenar la nueva versión en la voz de Plácido Domingo durante la gala del Deporte, el próximo día 21, y se anunciaba ya abiertamente la formulación de una iniciativa legislativa popular ante las Cortes Generales, buscando para ello- -como exige la Constitución- -la firma de 500.000 ciudadanos. Toda esta maquinaria puesta en marcha por el COE se ha venido abajo con la excusa de la falta de consenso ante un texto que ha suscitado una honda polémica. Alejandro Blanco ha mostrado con su renuncia una escasa determinación para llevar adelante un proyecto que, como era fácil prever, iba a suscitar controversia. El COE no ha sabido estar a la altura de las circunstancias por embarcarse en una aventura en la que se ha involucrado a personas muy respetables. Blanco debe reflexionar seriamente si es la persona adecuada para seguir al frente de los destinos del olimpismo español, porque sus argumentos para retirar la iniciativa reflejan una notoria falta de previsión y un desconocimiento de la compleja realidad social y política a la que no es ajeno el mundo del deporte. España es una gran nación histórica, cuyos símbolos están consolidados desde hace siglos. Nuestro Himno Nacional, la Marcha Real representa muy dignamente el sentimiento de los españoles, no sólo en los estadios y pabellones deportivos, sino también en multitud de actos oficiales y solemnes. Salvo unas minorías ínfimas que no representan a nadie, el Himno es escuchado con respeto y en múltiples casos con emoción por muchos millones de personas. Es muy discutible la necesidad de incorporar una letra en estas condiciones, surgida de un concurso que no invitaba a la participación de los mejores. En todo caso, puesto en marcha el proceso, era imprescindible conducirlo con prudencia y buen sentido en busca del necesario consenso social. Nada de esto ha ocurrido, sino que las cosas se han llevado con una preocupante falta de madurez. La retirada de esta letra no es, por supuesto, un triunfo ni una imposición de los nacionalistas excluyentes, sino el fruto de la incapacidad del organismo olímpico español para desarrollar una idea mal ejecutada que- -como era fácil suponer- -ha terminado volviéndose en contra de su máximo responsable. Blanco está obligado ahora a asumir su responsabilidad por el fracaso del proyecto. Área Financiera: Jorge Ortega Área de Márketing: Javier Caballero Área Técnica: José Cañizares Área de Recursos Humanos: Raquel Herrera D DECISIÓN DE RAJOY, RESPONSABILIDAD DE RAJOY rales. El alcalde de Madrid no ha conjugado como debía sus ESDE estas páginas editoriales, ABC ha defendido aspiraciones personales con su posición en el partido. siempre la incorporación de Alberto Ruiz- GallarEl sentimiento de derrota que ayer expresó públicamendón a la candidatura del Partido Popular por Mate Ruiz- Gallardón- -la derrota que los candidatos de Zapadrid tanto como el derecho de Mariano Rajoy a tener plena tero no le infligieron en las dos últimas elecciones municilibertad de decisión para elegir a las personas que deben pales- -está justificado y explica, desde el punto de vista ayudarle a ganar a Rodríguez Zapatero el próximo 9 de marhumano, su ausencia en los actos de campaña de su partizo. Rajoy ya ha decidido, en el ejercicio de su responsabilido. No será ésta la única consecuencia de su exclusión de dad, que el alcalde de Madrid no sea candidato al Congreso las listas, si finalmente ejecuta su decisión de abandonar de los Diputados. En función de este desenlace, para ABC la alcaldía de Madrid y la actividad política. En este saldo ni Ruiz- Gallardón deja de ser un gran activo político del de la crisis interna del PP en Madrid cabría preguntarse Partido Popular, ni Mariano Rajoy ha hecho un uso arbitrapor el papel que ha desempeñado Esperanza Aguirre y por rio de su autoridad. Serán las urnas las que midan el acierlas razones de su empeño en impedir la candidatura de to del presidente del PP de dejar fuera del Congreso de los Ruiz- Gallardón. El comunicado oficial del PP reflejaba Diputados al alcalde de Madrid. Sí cabe reprochar al líder una versión novedosa de la pugna por las listas, al subradel PP haber permitido que la incertidumbre sobre la candiyar que también Esperanza Aguirre quedaba fuera de la datura del alcalde de Madrid llegara tan lejos y se despejacandidatura por Madrid, dando a entender que tal para ra tan hostilmente. Rajoy ha de asumir que ha decidido tarcual. Pero este no era el problema, al menos, hasta ahora, de, y que si realmente tanto Ruiz- Gallardón como Esperansino el veto de la presidenta de Madrid za Aguirre habían agotado su paciencia a Ruiz- Gallardón. En todo caso, si Espepor la insistente presión de ambos para ranza Aguirre quería ser candidata al entrar en su lista, debió atajar la discu Guste o no a determinados Congreso de los Diputados- -aun a cossión hace mucho tiempo, para dar marta de dejar la presidencia de la Comunigen a su partido para encajar y consusectores de su partido, la mir la polémica a que daría lugar su deopinión pública percibe que dad- -no tenía por qué condicionar su suerte electoral a la del alcalde. Es más, cisión y allanar el terreno para las que el regidor madrileño amplía sería una magnífica candidata y Rajoy luego habría de tomar a la hora de ceel campo ideológico de haría bien en incorporarla a su candirrar las candidaturas. Al no hacerlo datura. Otra cosa es que su deseo de ir así, los acontecimientos se han desconjuego del PP. Los que le con Rajoy fuera realmente- -como ha sitrolado. Se trata de la lista que él mismo acusan de ser un topo de la do- -un ultimátum al presidente del PP encabeza y de dos de las principales perizquierda y de infamias para bloquear la candidatura del alcalsonalidades políticas del PP. Motivos sude de Madrid. ficientes para haber gestionado esta crisimilares desdeñan la sis con más tiempo y con más habilidad, pluralidad de la derecha in duda, la exclusión de Ruiz- Gallarincluso para llegar al mismo resultado. democrática española y la dón y su posible abandono de la política es una victoria de la presidenta de uiz- Gallardón habría sido un buen necesidad de integrar en el la Comunidad de Madrid. Victoria, eso candidato del PP para el Congreso proyecto de Rajoy a sí, pírrica y a cortísimo plazo, porque de los Diputados, porque lo ha sido para muchos ciudadanos que se es corresponsable de haber puesto a su la presidencia autonómica y para la alidentifican con la forma de partido y a Rajoy, a menos de dos meses caldía de Madrid y porque encarna un de las elecciones generales, en un tranmodelo de derecha liberal que debe tehacer política y los ce innecesario y con efectos imprevisiner su espacio en el PP Guste o no a de. postulados que defiende bles. ¿Era este el papel que debía asuterminados sectores de su partido, la Alberto Ruiz- Gallardón mir Esperanza Aguirre en este momenopinión pública percibe que el regidor to decisivo para Mariano Rajoy? No pamadrileño amplía el campo ideológico rece ser una credencial eficaz para prede juego del PP Los que le acusan de ser sentar en un proceso sucesorio, en el que, si se produjera un topo de la izquierda y de infamias similares desdeñan la una nueva derrota del PP, difícilmente podrían olvidarse pluralidad de la derecha democrática española y la necesilos palos en la rueda con los que se está encontrando Mariadad de integrar en el proyecto de Rajoy a muchos ciudadano Rajoy y que pueden influir en el resultado del 9- M. nos que se identifican con la forma de hacer política y los Quedan menos de dos meses para que el presidente del postulados que defiende Alberto Ruiz- Gallardón. De la misPP diluya los efectos de esta polémica, mantenga la movilima manera que otros muchos lo hacen con los de Esperanzación del electorado popular y evite que nuevos votantes za Aguirre. Ninguno sobra para que gane el PP, y no ha sido se sientan desmotivados para darle su apoyo. Rajoy sigue precisamente el alcalde de Madrid quien ha planteado veencarnando la única alternativa a Rodríguez Zapatero y el tos o exclusiones de otros para acceder a la candidatura de cambio político que precisa España. El PP debe superar Rajoy. Él sí ha sido objetivo de esos vetos- -coreados con cuanto antes este torpe comienzo del periodo electoral, en campañas injuriosas- que coinciden también con una seel que su dirección no ha sabido mantener el beneficio del rie de errores del propio alcalde de Madrid al enfatizar excefichaje de Manuel Pizarro, ha zanjado una disputa electosivamente su deseo de ser candidato y, al mismo tiempo, no ral pero ha abierto una crisis interna que afecta a la alcalmedir con realismo el escaso apoyo que, a efectos internos, día de la capital- -espina clavada en el corazón socialisle presta la militancia de su partido, la cual, por otro lado, ta- -y ha dejado en la retina pública la mala gestión de una ha respondido siempre de forma determinante para que discordia que Rajoy tuvo en su mano resolver hace tiempo. Ruiz- Gallardón alcanzara sus excelentes resultados electo- D R S