Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
106 TVyCOMUNICACIÓN www. abc. es comunicacion MIÉRCOLES 16- -1- -2008 ABC Le Monde enmarañado en una triple crisis Problemas económicos, de gerencia y falta de estrategia amenazan al diario francés JUAN PEDRO QUIÑONERO CORRESPONSAL PARÍS. El vespertino Le Monde se estanca en una triple crisis, económica, gerencial y estratégica, víctima de un endeudamiento gravoso, una ausencia alarmante de perspectivas y una fuerte división entre accionistas, administradores y una Sociedad de Redactores (SRM) que tiene poder para paralizar pero no consigue imponer un proyecto empresarial creíble. La crisis económica se prolonga como un cáncer desde hace muchos años. Con 1.600 asalariados, Le Monde tiene una deuda acumulada de 150 millones de euros, a los que es necesario añadir otros 75 millones de euros de obligaciones reembolsables en acciones, el 2012, a más tardar. Siendo deficitario, el periódico tiene una deuda estructural de 10 o 12 millones, que corre el riesgo de continuar creciendo. La crisis gerencial tiene insondables raíces en la estructura del accionariado, bajo la tutela de la SRM (primer accionista, con derecho de veto en materia de nombramiento del director) Tras muchos meses de tensiones, la crisis actual estalló el otoño pasado, cuando la SRM decidió rechazar un nuevo mandato al presidente Jean- Marie Colombani, sin que fuese posible nombrar un nuevo director definitivo. Como consecuencia de los enfrentamientos, la SRM aceptó el mandato provisional de un equipo con tres cabezas: Pierre Jeantet, presidente del directorio; Bruno Patino, vicepresidente y Eric Fottorino, director ejecutivo del periódico. Con una brevedad sorprendente, ese equipo presentó un plan de reformas, que comenzaba con la amenaza de un reajuste salarial empresarial, para intentar atacar en sus raíces la crisis económica. La SRM denunció el proyecto del trío directivo, que se vio forzado a dimitir, colectivamente, el 19 de diciembre pasado. La pausa navideña sólo ha agudizado las tensiones. Y Alain Minç, presidente saliente del Consejo de Vigilancia del periódico, igualmente enfrentado con la SRM, amenazó con la convocatoria de un interventor judicial, estando el periódico al borde, real o virtual, de posible suspensión de pagos. La SRM rechazó tales amenazas. Y Minç también perderá su cargo, a finales de marzo. Solución de urgencia Paralizados y sin poder poner en práctica las medidas que consideran imprescindibles, dos de los miembros dimitidos del equipo director, Jeantet y Patino, han confirmado sus salidas de manera irrevocable. Dimisiones que ha aprovechado Fottorino para ofrecerse a la SRM como solución de urgencia Tal superposición de problemas, enfrentamientos y crisis escalonadas dejan al descubierto el problema estratégico del periódico. Hace años que Le Monde pierde lectores, año tras año, como bien refleja su tirada: 407.085 ejemplares el 2002, 389.249 el 2003, 371.803 el 2004, 360.610 el 2005, 352.845 el Un lector de Le Monde ojea la edición impresa del rotativo francés 2006, 320.583 el 2007. Ha perdido 46.500 ejemplares de tirada en apenas seis años. La pérdida de lectores refleja con relativa precisión la superposición de crisis de fondo, pero también refleja la emergencia de tensiones de nuevo cuño. Las tensiones entre la SRM IGNACIO GIL Con 1.600 asalariados, el diario tiene una deuda acumulada global de 225 millones de euros y los accionistas eran tradicionales. Las tensiones entre la SRM y el equipo directivo son una novedad relativa, cuya raíz más próxima son los enfrentamientos de la Sociedad de Redactores con Jean- Marie Colombani, director destronado el año pasado. Online frente a papel Reajuste salarial y empresarial El director del rotativo rechaza que un solo accionista pueda ser dominante ABC PARÍS. El director del rotativo francés Le Monde Eric Fottorino, rechazó ayer la posibilidad de que uno de los accionistas de la cabecera sea el dominante, aunque calificó de socios leales al grupo francés Lagardère y al español Prisa, según informó Efe. En unas declaraciones a la emisora France Inter, Fottorino dijo que en un plazo inmediato Le Monde no necesitará una ampliación de capital hecha con urgencia y que reduciría los poderes del personal de manera inaceptable y cuestionaría la independencia del grupo. Lagardère (17,27 y Prisa (15,01 figuran entre los accionistas externos que, con cerca del cuarenta por ciento del capital, rechazaron el planteamiento de Fottorino. El interesado dijo que su impresión es que esos accionistas desean un gestor de prensa de primer plano pero que ante la dificultad de encontrarlo en un plazo breve se propuso como presidente a la espera de que el 25 de enero tenga lugar una reunión del Consejo de Vigilancia. La Sociedad de Redactores de Le Monde (SRM, accionista de referencia con un veintidós por ciento) es contraria a la presencia de Alain Minç al frente del Consejo de Vigilancia, por considerar que éste ha querido vender el grupo a Lagardère y a Prisa Hay una crisis de nuevo cuño: la edición online de Le Monde da beneficio... cuando la edición convencional del periódico continúa siendo muy deficitaria. La SRM no desea que los beneficios de la edición online sirvan indefinidamente para financiar el déficit estructural del diario. Se trata de una inflamable novedad radical. A corto plazo, Le Monde debe afrontar graves problemas inmediatos: confirmar al director no dimitido o buscar un nuevo director, para intentar evitar una intervención judicial que pudiera facilitar una ampliación de capital de imprevisible alcance para el futuro del periódico.