Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
96 DEPORTES www. abc. es deportes MIÉRCOLES 16- -1- -2008 ABC Alonso se lanza a por el póker de ases En Jerez consiguió el mejor tiempo con el coche de 2007 frente a los nuevos Ferrari y McLaren JOSÉ CARLOS CARABIAS JEREZ. El concurso entre amigos por e- mail llenó el buzón de correo de Fernando Alonso de coronas, laureles, copas y otros símbolos con pretensión de retratar en un único fotograma sus dos títulos mundiales. La subasta de ideas se ha plasmado en un minúsculo anagrama que el asturiano paseará en su casco durante toda la temporada. Dos cartas de la baraja americana. Dos ases. El trébol y el corazón. Dos colores. Rojo y negro. Dos estímulos en su equipaje para trepar hasta la meta: el póker de ases, la mano perfecta, cuatro mundiales de Fórmula 1. Por esas casualidades de la vida o por el don que tiene para este deporte, Alonso disparó ayer el valor Renault. En su reestreno con la escudería de Briatore marcó el mejor tiempo en Jerez con el coche de 2007 frente a los nuevos modelos de Ferrari y McLaren. A las 8: 59 de la mañana- -frío mesetario en Jerez, menos expectación de la prevista, cuatro gatos frente al garaje- un empleado de Renault soltó unas palmadas al aire en plan disuasorio, retiró los paneles que supuestamente cubren secretos laborales, y proyectó el nuevo curso. El R 27, el coche que condujeron sin éxito Kovalainen y Fisichella el año pasado, salió escopetado a los mandos de Alonso. Una hora antes, aún noche cerrada en el circuito, el español había depositado su maleta en el campamento Renault como si el tiempo no hubiese pasado. Gorro negro de esquiador, chaquetón negro y vaqueros en dirección hacia un lugar conocido con viejos colaboradores, donde trabaja uno de sus dos amigos, el ingeniero Remy Taffin. Aquí se come mejor bromeó luego en recuerdo de su pasado en McLaren y su cocina siempre pulcra, pero insípida. La línea Renault 2008 se define en tonos blancos, naranjas y amarillos. Los dos primeros, en reverencia obligada al patrocinador que da nombre al equipo- -ING- -y el tercero, por la vertiente de la marca francesa. En el garaje Renault, como en todos los de Fórmula 1, las telemetrías captan los movimientos de todos los coches en pista, diseccionan todos los datos de todos los sensores que se montan en un monoplaza. Uno Alonso fue el mejor del día, seguido por De la Rosa, Raikkonen, Rosberg y Massa REUTERS Ha pintado una pareja de ases (corazón y trébol) en su casco en recuerdo de sus títulos El optimismo no es malo. Aunque éste no va a ser un coche increíble de repente El monoplaza ha mejorado en ocho horas Sólo me preocupa pelear por ser octavo o noveno, ir a correr sin motivación frente a las evoluciones de Ferrari (con Raikkonen y Massa al mando) y McLaren (Kovalainen y De la Rosa- -Hamilton concursa hoy- No creo que tenga que parar el optimismo. El público se da cuenta muy rápido de las cosas. Si ven que hago octavo en las tres primeras carreras del año será imposi- Pareja de ases en el casco de Alonso en recuerdo de sus títulos de los botones del volante sirve para marcar referencias sobre cuestiones concretas en puntos concretos de la pista. Por ejemplo, dónde frenar o acelerar. Sobredosis de información para el poder de la síntesis. El año pasado la escudería gala se rindió en septiembre, a siete carreras de la conclusión. Personal desesperanzado, carente de ilusión para pelear por las victorias. La motivación funciona por encima de cualquier parámetro en F- 1, de AFP Poder asturiano cualquier sensor o idea genial en el coche. En 2007 Renault fue un cero a la izquierda. Ni de cerca atisbó un triunfo. Y se celebró como una conquista el segundo puesto de Kovalainen en Japón. Ayer, de un plumazo, en ocho horas, el vendaval Alonso devolvió las ganas de ganar a la tropa de Briatore. En setenta vueltas, en una sesión dedicada por completo al maridaje entre el asturiano y su montura, la acción Renault volvió a cotizar. Alonso realizó el mejor tiempo del día con el coche del año pasado ble mantener el optimismo declaró el asturiano. He tenido muy buenas sensaciones, buenos recuerdos y mucho optimismo. Nuevos colores para mí, un nuevo casco. Lo único que echo de menos es el nuevo coche dijo, ya impaciente por probar el R 28 el próximo lunes en Valencia. Supersticioso incorregible, el ovetense no se atrevió, sin embargo, con un trébol de cuatro hojas en el diseño de su casco. El símbolo de la buena suerte frente al desafío de sus cuatro títulos en el futuro. Como en cada inicio de temporada, sólo quiero trabajar duro y dar el máximo esfuerzo para alcanzar mi máximo. Si tuviera que emplear más de cuatro ases, ya sería increíble, ¿no? El imán del español se refrendó en la afluencia de público (6.500 espectadores de pago) en el pasillo de vallas de seguridad del garaje al comedor Renault, en las avalanchas de aficionados, en la presencia de periodistas extranjeros curiosos ante su potente prestación y, sobre todo, en su instinto ganador. Ayer se subió al Renault y el pronóstico cambió en un santiamén.