Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 16 s 1 s 2008 CULTURAyESPECTÁCULOS 91 Hemos logrado que leer La intrusa de Borges sea pasar por diez videojuegos Perla Sassón- Henry s Ensayista, profesora en Maryland (EE. UU. Los lectores de ABC descubrieron a Perla Sassón- Henry por la publicación en EE. UU. de Borges 2.O: del texto a los mundos virtuales donde sostiene que el autor de El Aleph anunció internet, la wikipedia, los blogs y la literatura digital POR ANNA GRAU SERVICIO ESPECIAL NUEVA YORK. Esta ensayista argentina confiesa que siempre le han interesado mucho las ideas de Borges. Siempre vi prefigurado en él el hipertexto. En este libro he concentrado mi análisis en tres obras de Borges: El jardín de senderos que se bifurcan (1941) La torre de Babel (1944) y La intrusa (1970) Las dos primeras tratan temas bien borgianos, esas grandes cuestiones filosóficas con que Borges atrapó a sus lectores europeos desde el principio. En cambio La intrusa es una obra mucho más tardía y está escrita en otro tono, mucho más argentino Natalie Boochkin, una profesora de arte muy creativa, utilizó en 1999 el texto de La intrusa para hacer Net- Art. Para leer el texto había que pasar por diez videojuegos. Eso es lo que llamamos obra remediada que es una traducción algo ligera del inglés remediation El concepto define el acto de tomar un texto de forma tradicional, impresa, y traspasarlo a otro medio, audio o multimedia. jamos nada de lado. Pero lo que nos interesa es este salto que por ejemplo se aprecia en Borges, cuando supo superar las restricciones del medio impreso. Él creó sus propios link imaginarios. No se dejó encerrar. ¿Habrá que remediar a todos los clásicos? La autora Perla Sassón- Henry es argentina, hispanista y profesora de lenguas en la Academia Naval de Annapolis, Maryland. Es especialista en literatura comparada y en literatura digital, el llamado hipertexto concebido para su escritura y su lectura en pantalla, que pretende tomar el relevo de la literatura tradicional, impresa, para las nuevas generaciones. ¿Delirio, futurismo o bun marketing? Perla Sassón- Henry pretende que los ciberliterarios se limitan a seguir una senda ya marcada por Jorge Luis Borges, a quien pretenden consagrar como su precursor. ¿Si alguien les acusa de ampararse en los clásicos para dar respetabilidad a lo que no la tiene? -Los avances tecnológicos pueden ayudar a ver lo más tradicional, lo más clásico, de formas nuevas. Se ha hecho con los glosarios de Shakespeare. Aunque eso no es literatura digital propiamente dicha, es un mero tratamiento. Literatura digital es un cuento concebido desde el primer momento para ser leído en el ordenador. -La literatura digital está escrita en el ordenador para ser leída en el ordenador. No se debe ni se puede imprimir, porque hay mucho hiperlink, mucho apoyo de la imagen, etc. Hace años esto parecía un monopolio de los norteamericanos y de los alemanes, pero ahora está despegando con muchísima fuerza en español. Yo asistí el año pasado al primer congreso sobre el hipertexto, que se celebró en la Universidad Complutense de Madrid. -Yo comparé las tres obras de Borges que he citado con otros tantos hipertextos de Estados Unidos. Por ejemplo El jardín de senderos que se bifurcan lo relacioné con el hipertexto Victory Garden, de Stuart Moultrhop, quien por cierto ganó este -Explíquenos un poco mejor cómo un videojuego puede ser literatura. ¿La literatura de toda la vida ya no vale? otoño el Premio de Narrativa Digital Ciudad de Vinaroz. Me han influido mucho los trabajos de Umberto Eco, Gilles Deleuze y Félix Guattari. Lo que buscamos es una perspectiva literaria más vigente, más para el siglo XXI. -Yo creo que Natalie Boochkin eligió La intrusa por el valor del texto y en parte porque se dio cuenta de que su remediación le permitía enfatizar el rol de la mujer protagonista. En uno de los videojuegos la mujer corre por un campo y un helicóptero la persigue para matarla. El jardín de senderos que se bifurcan habla de la Primera Guerra Mundial, entonces ves cómo el autor de Victory garden habla de la guerra del Golfo inspirándose en el tema borgiano y tomándolo como inspiración. En este mundo hay una intertextualidad muy activa. Pero vamos, Victory garden pertenecía a la edad de oro de la literatura digital... Jorge Luis Borges definitivamente con los libros? ABC -Por supuesto, nosotros no de- ¿Y si les acusan de ser la quintacolumna en la guerra para acabar -Parece que andan un poco despistados. -Recordemos que los habitantes de la biblioteca de Babel de -Creo que no, pero es importante tener clara la exigencia de calidad, los autores digitales tienen que concienciarse de que no vale todo. No se puede negar que estimula a los jóvenes a leer. Borges también se sentían perdidos, obsesionados con la búsqueda del libro perfecto. Esa misma desesperación y frustración sienten ahora muchos que navegan por la red buscando la última información, la información perfecta. Cuando la red, como la biblioteca de Babel, no tiene salida ni centro. Ambas se van abriendo, bifurcando, ramificando sin fin... Andrés Ibáñez Crítico y escritor LA VIDA ¿Volvemos a Borges? SERÁ SUEÑO A l articulista del New York Times Noam Cohen le sorprende enormemente que Perla Sassón- Henry pueda considerar a Borges el hombre que inventó internet Pero Borges (como algunos llevamos mucho tiempo sosteniendo) es el creador del canon literario posmoderno, tanto europeo como americano, y también el inventor de poderosas imágenes y visiones que han influido de forma decisiva en la forma en que nos vemos a nosotros mismos. Por supuesto que Borges prefigura internet. También Thomas Pynchon lo prefigura en La subasta del lote 49 y, sobre todo, en El arco iris de gravedad, donde hay una red eléctrica inteligente ¿suena esto familiar? que recorre todo el planeta. Anticuado, señorial, conservador, casi atemporal, Jorge Luis Borges es en realidad el escritor más revolucionario de la segunda mitad del siglo XX. La invención de Morel, de su gran amigo Bioy Casares describe con toda claridad un juego de realidad virtual. En Trama celeste, del mismo autor, tenemos una perfecta descripción del multiverso En El Aleph, Borges describe con toda claridad el éxtasis de información que es uno de los grandes temas de la cosmovisión posmoderna: de aquí viene el ciberespacio de William Gibson. En Tlön, Uqbar, Orbis Tertius, recrea el gran tema posmoderno, de raigambre gnóstica, de la realidad como conspiración y como suma de información. Pero hay más todavía. En El jardín de senderos que se bifurcan, Borges describe una histo- ria (que es una novela y un laberinto al mismo tiempo) que se ramifica en todas sus posibles versiones, en una clara prefiguración de lo que hoy llamamos hipertexto. Y en Alguien soñará (Atlas) nos presenta una visión de disembodiment en un mundo futuro donde todo será realidad virtual: ¿Qué soñará el indescifrable futuro? Soñará un mundo sin la máquina y sin esta doliente máquina, el cuerpo. La vida no es un sueño, pero puede llegar a ser un sueño... Es una suerte que siempre haya un americano que, bien o mal, diga las cosas, para que todos los demás empecemos, de una vez, a tenerlas en cuenta