Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
90 CULTURAyESPECTÁCULOS MIÉRCOLES 16 s 1 s 2008 ABC Los productores de El orfanato corrigen a Cultura y dicen que fue la más taquillera ABC MADRID. Telecinco, principal productora de El orfanato difundió ayer una nota en la que mostraba su perplejidad ante los datos facilitados por el Ministerio de Cultura. La recaudación real de la película protagonizada por Belén Rueda supera las cifras que ayer seguían colgadas en la página web del organismo público en cinco millones de euros y casi un millón de espectadores, según los datos auditados por la empresa de medición AC Nielsen Edi Film Source y las distribuidoras, La cinta cerró el año con una recaudación de 24.264.376 euros y una afluencia de público de 4.257.576 personas, con lo que se coloca como la segunda producción española de más éxito de la historia, sólo por detrás de Los otros de Alejandro Amenábar (27,1 millones de euros) y por delante de La gran aventura de Mortadelo y Filemón (22,3 millones) y Torrente, misión en Marbella (22,1) Con esta corrección, El Orfanato debut de Juan Antonio Bayona producido por Rodar y Rodar, Telecinco Cinema y Guillermo del Toro con la participación de Warner Bros Producciones España, también cierra 2007 como la película más vista del año en España. El filme de Juan Antonio Bayona ha superado a Piratas del Caribe (23,2 millones) Shrek Tercero (22,3) -que según los datos de Cultura le adelantaban en recaudación y espectadores- Spider- Man 3 (17.7) y Harry Potter y la orden del Fénix (16) En su comunicado, la cadena de televisión añade que resulta incomprensible que un organismo del Ministerio de Cultura como el ICAA publique un informe sobre el cine español en 2007 con datos incompletos, máxime cuando con esta actitud desconocen que ha sido una película española la más taquillera del año, algo que debería ser motivo de orgullo tanto para la industria como para las autoridades Así, Telecinco reitera su perplejidad ante la actitud tan poco oportuna como correcta del organismo que debe velar por la promoción del cine español El orfanato es la película seleccionada para representar a España en los Oscar de Hollywood y opta a 14 goyas. DANZA Pinocchio Dirección artística y coreografía: Rubén Olmo. Música original: Roque Baños y Juan Parrilla. Iluminación: Albert Faura. Vestuario: Josep Ahumada. Dirección Audiovisuales: Juan Estelrich. Lugar: Teatro Albéniz, Madrid Rubén Olmo, sin mentiras JULIO BRAVO La irrrupción de Rubén Olmo dentro del panorama coreográfico español ha sido una de las más brillantes de los últimos años. El artista sevillano, que creció dentro de las filas del Ballet Nacional de España y ha velado armas junto a figuras de la talla de Antonio Canales, María Pagés y Ramón Oller, demostró con Belmonte -el primer título que firmó al frente de su propia compañía- -muy buenas maneras como coreógrafo, y dejó claras cuáles son sus intenciones y sus altas miras artísticas. Pinocchio un espectáculo basado en el popularísimo relato de Carlo Collodi, es su segundo trabajo, y en él da un nuevo paso adelante en su trayectoria creadora. No es fácil llevar al lenguaje de la danza la historia del muñeco de madera al que le crecía la nariz cuando mentía, pero Rubén Olmo supera el reto con muy buena nota. Su relato es claro, atractivo. Apoyado sobre una escenografía basada en proyecciones- -que obliga a oscurecer el tono general de la iluminación- un vestuario llamativo y una música sugerente, Rubén Olmo traza su coreografía. Ésta parte del flamenco; ésa es la raíz y ése es el tronco de este trabajo, pero el artista sevillano, como tantos otros de su generación, ha bebido de muchas fuentes- -clásico, contemporáneo- -y todas esas formas bullen en su creación. Cuenta, además, Rubén Olmo con una compañía joven y muy dúctil, que sabe seguir las pautas dictadas por el coreógrafo con disciplina y calidad. Dividida en siete escenas, su coreografía posee fuerza e hilazón, y sólo decae el ritmo en la escena del campamento de los zíngaros, donde se asoma, aunque sea brevemente, la monotonía. La guinda del pastel la pone el propio Rubén Olmo, que demuestra en este espectáculo que es uno de los mejores bailarines de danza española de la actualidad; pocos hay con sus condiciones naturales, pocos hay con su energía, con su dinamismo. Su Pinocchio está lleno además de expresividad, y viaja desde la ternura hasta el entusiasmo. Varios de los Oscar que se entregarán el mes próximo, durante el proceso de su fabricación REUTERS Los guionistas en huelga amenazan ahora los Grammy También mantienen el boicot a la gala de entrega de los Oscar, su meta final, pero por dentro cunde el nerviosismo ANNA GRAU SERVICIO ESPECIAL NUEVA YORK. Después de hacer perder muchos millones de espectadores- -y muchos millones de dólares- -a la cadena televisiva NBC, que es la que retransmite la gala de los Globos de Oro, los guionistas estadounidenses en huelga prosiguen una marcha implacable que tiene su propia etapa en los Grammy (cuya entrega está prevista para el 10 de febrero) y quizás su meta final en la Noche de los Oscar (24 de febrero) Fuentes del sindicato de guionistas descartaban ayer una moratoria que permita celebrar la entrega de los Grammy sin piquetes a la puerta del Staples Center de Los Angeles. El sindicato ha hecho en cambio otras excepciones: ayer mismo anunció que sí permitirá la celebración con todos los honores, el próximo 14 de febrero, de la entrega de premios de los Premios a la Imagen de la Asociación Nacional por el Avance de la Gente de Color (NAACP, por sus siglas en inglés) que son algo así como una mezcla de Oscar y Premios Nobel negros. Lo malo de hacer excepciones es que se dispara la presión. Los guionistas se encuentran más que nunca bajo el fuego de los que les acusan de estar a punto de hundir Hollywood. Así lo han afirmado personalidades como el actor Tom Hanks. Hanks cree que, al margen de las razones que asistan a los guionistas, impedir la Noche de los Oscar sería un sacrilegio y un punto de no retorno. Las respuestas no se han hecho esperar: en blogs que apoyan a los guionistas se podían leer ayer opiniones del calibre de que Hanks no sólo hace de tonto en las películas, en la vida real también lo es Pero por dentro cunde el nerviosismo, pues, si paralizar los Oscar sería una completa campanada, a partir de ahí, ¿qué? Los guionistas estadounidenses temen acabar como la abeja, que muere inmediatamente después de clavar su aguijón. Hundir Hollywood Más información en: http: www. mcu. es Más información sobre la huelga en http: www. wga. org