Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 ESPAÑA MIÉRCOLES 16 s 1 s 2008 ABC César Alonso de los Ríos PIZARRO, UN ESPAÑOL T iene electorado propio. No vivió más que para él durante el larguo pulso con los catalanes Les mantenía informados al segundo, les convocaba, les reunía. Daba mítines empresariales. Los ciudadanos accionistas. Fue la suya una batalla que deberá figurar en los libros si es que lo bursátil pretende tener algo que ver con la literatura. Épica, por cierto. Los comportamientos de Pizarro tenían que ver con un nuevo tipo de epopeya y sus huestes con un ejército tan real como invisible. Pizarro y la lucha por Endesa pertenecen ya a la mítica de los tiempos electrónicos. Por eso los catalanes no fueron capaces de entenderle. Por el apellido le consideraban un conquistador. Por su forma de resistir, un numantino. Perteneciente a una raza de seres en extinción si no ya desaparecida. Porque todo comenzó cuando los señores de la Caixa pensaron que Pizarro tenía la pasta que todos los altos ejecutivos. El único problema era conocer su precio. La sorpresa llegó cuando les colgó el teléfono. Pizarro era alguien que no quería saber cuál era su precio. Los señores del Gas Natural y de la Caixa pensaron que estaban ante un caso raro. Un español. No sabían que quedaban algunos: austeros, realistas, parcos, sobrios, desinteresados. ¿Qué hacer? Un asesor del PSC que había hecho filología les recomendó la lectura de Los españoles en la historia y en la literatura de Menéndez Pidal, pero eso les desanimó más. Se encontraban con alguien que respondía a unos clichés viejísimos y sobre cuya ascendencia había una gran polémica. ¿Podían advertirse en Pizarro rasgos propios de los godos, o pertenecía ya a las nuevas levas de las gentes que habían incorporado maneras de ser provenzales y en cierto modo catalanas? Los ejecutivos que habían puesto sus ojos sobre el pastel Endesa terminaron por tirar la toalla. Estaban ante alguien que ahora comienza a comprender. Al decidirse por la política comienzan a entender que para Pizarro la Bolsa y la vida tienen que ver con algo tan indiscutible como es la Nación, o sea, España, y que él sigue perteneciendo a un género en extinción pero no extinguido. O sea, los españoles. Imagen de archivo de una operación de reducción de estómago ABC Muere una joven de 19 años tras ser intervenida de una reducción de estómago en Barcelona La paciente falleció debido a una hemorragia interna s La Generalitat abre una investigación para aclarar los hechos ESTHER ARMORA BARCELONA. Nueva víctima mortal tras una intervención de estética. Una joven de 19 años que padecía obesidad mórbida falleció el viernes tras ser sometida a una operación de reducción de estómago en el Centro Internacional de Medicina Avanzada (CIMA) de Barcelona. Con ella son tres las mujeres fallecidas en los últimos doce meses en Cataluña tras pasar por quirófano por un problema de estética. La joven, Laura R. M. fue operada en la citada clínica por un cirujano valenciano recomendado por la Clínica Londres. Al parecer, la joven acudió a finales de diciembre a este último centro sanitario para que la intervinieran, aunque el especialista que la atendió la remitió a otros expertos en este tipo de operaciones. En concreto, según ha podido saber este diario, la Clínica Londres facilitó a la paciente un listado con cuatro clínicas españolas con sede en Bilbao, Palma de Mallorca, Zaragoza y Valencia. Este último centro fue el que acabó aumiendo el caso. En nuestra clínica no realizamos estas operaciones porque conllevan mucho riesgo afirmaron portavoces de la Clínica Londres. Añadieron que fue el cirujano valenciano quien directamente contrató el quirófano en el centro. No obstante, fuentes de la dirección médica de la Clínica CIMA negaron esta versión y aseguraron que el especialista valenciano no contrató el quirófa- no, sino que lo hizo a través de la Clínica Londres, centro que desde hace años tiene un convenio para alquilar estas instalaciones Recordaron, asimismo. el prestigio de la Clínica CIMA, a la que el Rey acude para sus revisiones. La joven, que pesaba 109 kilos y medía 1,50 metros, se puso en contacto con el cirujano valenciano, que opera en diversos centros de toda España. El especialista tiene más de 3.000 intervenciones a sus espaldas según precisaron fuentes próximas al caso. Las mismas fuentes recordaron que este tipo de operaciones- -indicadas para pacientes con sobrepeso extremo- -tienen entre un 2,5 y un 3 de riesgo de muerte. La paciente ingresó en el quirófano el pasado día 11 para realizarse la implantación de una banda gástrica por vía endoscópica. Tras la intervención, la joven, vecina de Santa Perpetua de Mogoda (Barcelona) fue trasladada a la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del centro. Fue allí, transcurridas unas horas, cuando el equipo de médicos que la atendían observó que tenía problemas para recuperarse de la anestesia. Según fuentes del centro, la joven comenzó a sufrir desvanecimientos, al parecer, por una hemorragia interna, que acabó causándole la muerte La familia de Laura R. M. ha presentado una denuncia ante el juzgado de guardia en la que asegura que la joven falleció por una imprudencia grave Diligencias previas El titular del Juzgado de Instrucción número 30 de Barcelona ha abierto diligencias previas por el caso. No obstante, el juez está a la espera de recibir la documentación médica para iniciar la investigación. Por su parte, la consejería de Salud ha abierto una investigación para esclarecer los hechos. Asimismo, subraya que se trata de dos centros autorizados por el departamento. Investigación de la Fiscalía de Valencia por presiones al médico que denunció el fraude de Dermoestética ISABEL RODRÍGUEZ DE LA TORRE VALENCIA. La Fiscalía de Valencia ha abierto una investigación para determinar si las presiones que está recibiendo el doctor Jaume Serra, que denunció el presunto fraude de las prótesis de mama en Corporación Dermoestéstica, son constitutivas de un delito de obstrucción a la Justicia. El médico entregó en la Fiscalía la documentación médica que sirvió de base a la presentación de una denuncia por un presunto delito de estafa y ahora ha sabido que la Consejería de Sanidad le ha abierto un expediente sancionador, extremo éste por el que acudió al Ministerio Público en busca de amparo. El doctor Serra ha denunciado la supuesta parcialidad del inspector de Sanidad ante el que compareció después de que la Consejería rectificara su inactividad inicial- -al principio dijo no ser competente y derivó el caso al Ministerio de Sanidad- El cirujano plástico asegura que fue sometido a un interrogatorio ofensivo en el que se le preguntó si había abusado sexualmente de alguna paciente o si se había negado a intervenir a negros. Ambos argumentos son utilizados por Corporación Dermoestética para justificar su despido que, dice, es el origen de la venganza a la que atribuyen la denuncia. El doctor Serra grabó aquella comparecencia ante los inspectores y ahora ha entregado una copia de la grabación en la Fiscalía. Además ha aportado otra cinta con extractos de una conversación con la subdirectora general de Corporación, Esther Antón, en la que ésta según fuentes del caso, se refiere a una paciente como la loca ésta e insta al cirujano a modificar su historia clínica eliminando los detalles que nos perjudican El médico se negó y dejó de trabajar para la empresa. Ella le ha denunciado por amenazas.