Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 ESPAÑA Precampaña electoral s Las listas del PP MIÉRCOLES 16 s 1 s 2008 ABC NERVIOS EN EL PSOE POR EL FICHAJE DE PIZARRO José Blanco secretario general del PSOE Carme Chacón ministra de Vivienda Pedro Solbes ministro de Economía Teresa Fdez de la Vega vicepresidenta del Gobierno Diego López Garrido portavoz parlamentario El tiburón del capitalismo sale de la madriguera. Sabíamos que era del PP y se ha quitado la careta El fichaje de Manuel Pizarro es la guinda de la catalanofobia del PP. Debe muchos favores al PP y el PP a él Pasa a hacer política desde la primera fila, con luz y taquígrafos, y deja de hacerlo entre bambalinas Ha estado haciendo política desde la empresa y creo que es bueno que se quite la careta No tiene más ganas, coraje y fuerzas que Solbes, aunque sí quince millones de euros más La sorpresa en el PP por la exclusión de Gallardón diluye el efecto Pizarro Incredulidad en amplios sectores del partido por la marginación del alcalde y temor a un giro hacia la derecha s Rajoy se muestra orgulloso por que el ex presidente de Endesa haya aceptado su propuesta s Destaca de Manuel Pizarro su voluntad reformista, sus ganas, su fuerza y su coraje C. DE LA HOZ M. CALLEJA MADRID. La decisión de Mariano Rajoy de excluir al alcalde de Madrid, Alberto Ruiz- Gallardón, de las listas al Congreso de los Diputados tras el ultimátum de Esperanza Aguirre a su jefe de filas causó anoche una gran sorpresa y conmoción en las filas del PP. Varios dirigentes nacionales manifestaron anoche su incredulidad nada más enterarse de que el presidente del PP había optado por prescindir de Gallardón para las listas, después de que Esperanza Aguirre también pidiera un puesto como candidata y amenazara con dimitir como presidenta de la Comunidad de Madrid. La mayoría de los dirigentes del PP daban por hecho que el alcalde sería candidato. La sorpresa ha sido mayúscula para muchos dirigentes y cargos públicos del PP, que consideran que para dejar fuera de las listas a Gallardón no era necesario esperar hasta el último día y mantener abierta la polémica durante todos estos meses. Sectores del PP expresaron que la marginación de Gallardón y la consiguiente victoria de Aguirre les hace temer por un giro hacia la derecha del partido y la instalación en los núcleos de poder de los dirigentes más duros La izquierda no tardó en celebrar la decisión de Rajoy. El portavoz del PSOE en el Congreso, Diego López Garrido, señaló que la ausencia del alcalde confirma la involución aznarista y la falta de liderazgo de Rajoy. El portavoz de IU en el Ayuntamiento, Ángel Pérez, consideró que se trata de una victoria de los sectores más conservadores del PP. La conmoción en el PP acabó en pocas horas con el entusiasmo que había despertado en el partido el fichaje de Manuel Pizarro. Por la mañana, Rajoy afirmó sentirse orgulloso de que Pizarro haya aceptado su oferta de ir de número dos en su candidatura. Así lo confesó ayer en un concurrido desayuno en un céntrico restaurante de Madrid en el que reunió a cerca de setecientas personas, muchas de ellas deseosas de distinguir entre el público a su último fichaje. Pero Pizarro no acudió. Sí lo hicieron el conjunto de los dirigentes del partido, todos ellos tan encantados como su jefe, al menos públicamente, del paso dado por Pizarro, por entender que viene a reforzar la candidatura del presidente popular. Rajoy revalidó la noticia que ayer fue primera página. Confirmó que irá en la lista de Madrid y que irá de número dos pero no que vaya a ser el hombre fuerte del área económica si el PP gana las elecciones. Aseguró que no ha hablado de su participación en el Gobierno como no he hablado con nadie de esto hasta que los españoles digan si tengo que formar gobierno explicó. En un desayuno organizado por el Fórum Europa, definió a Pizarro como un hombre extraordinariamente competente, ha acreditado que sabe defender principios y los intereses de las personas que se ven afectadas por sus decisiones, y por tanto- -coligió- -sabrá defender intereses genera- Aznar echó una mano para terminar de convencer al ex presidente de Endesa C. DE LA HOZ MADRID. Cuando Pizarro aceptó ser consejero de Telefónica, todos en el PP dieron por descartado su salto a la arena electoral contra los rumores recurrentes que le situaban en una lista bajo las siglas de la gaviota. En cambio, Rajoy fue inasequible al desaliento y para ello también contó con el apoyo de José María Aznar, de quien Pizarro es íntimo amigo. Entre los dos aunaron las fuerzas necesarias para convencer a Pizarro, según ha podido saber ABC de fuentes populares. La primera oferta de Rajoy a Pizarro data de poco antes del verano y desde entonces se repitió con cierta regularidad. Los rumores en Génova apuntaban a las candidaturas de Zaragoza o Teruel, su tierra natal. Pero el candidato popular le tenía reservado un destino políticamente mucho más significativo: el puesto número dos por Madrid. Pizarro ya hizo llegar sus sugerencias para el capítulo económico del programa, según ha podido saber ABC, aunque nunca acudió a las reuniones que celebraba Juan Costa con aquellos que habían formado parte de los equipos económicos del ex vicepresidente del Gobierno Rodrigo Rato.