Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 ESPAÑA www. abc. es MIÉRCOLES 16- -1- -2008 ABC Un ultimátum de Aguirre a Rajoy acaba con la carrera política de Ruiz- Gallardón Dimitirá como alcalde al quedar fuera de las listas, después de que Aguirre amenazara con dejar la Comunidad CRISTINA DE LA HOZ MADRID. La batalla a muerte presentada por la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, para impedir por todos los medios que el alcalde de la capital de España, Alberto Ruiz- Gallardón, entrara en las listas para las elecciones generales del 9 de marzo, se saldó con una clara victoria para ésta. Aguirre logró doblar el pulso de Mariano Rajoy para impedir lo que todos daban por hecho, salvo ella misma, que no estaba dispuesta a que su compañero de partido tuviera una situación de ventaja ante un hipotético proceso de sucesión de su jefe de filas. Esta y no otra es la lectura de lo acontecido ayer en la sede de la calle Génova durante una reunión en la que participaron Mariano Rajoy, Ángel Acebes, Esperanza Aguirre y Alberto Ruiz- Gallardón. Una escueta nota hecha pública por el PP a las nueve y media de la noche explicaba que tanto Aguirre como Gallardón han reiterado su ofrecimiento para formar parte de la candidatura del PP en Madrid para las próximas elecciones generales Ante esta situación, el presidente del PP ha agradecido a ambos su disposición y les ha comunicado su decisión de que en estos momentos lo mejor para los intereses generales y los del Partido Popular es que ambos continúen al frente de sus respectivas responsabilidades institucionales para las que fueron elegidos por los ciudadanos hace escasos meses No deja de ser llamativo que, al menos públicamente, Aguirre no había mostrado ninguna intención de entrar en las listas, al contrario que Gallardón. Tampoco que mientras que, constitucionalmente, el alcalde no tenía ningún problema para compatibilizar el acta de diputado con el de alcalde, en el caso de Aguirre era inelegible, ni siquiera podía ir en las listas si antes no dimitía como presidenta de la Comunidad. Y esa fue, precisamente, la última baza de Aguirre y la que, al final, doblegó a Rajoy. La amenaza de que abandonaría su cargo para así poder en- Mariano Rajoy se atusa el pelo, ayer, momentos antes de su intervención en el Fórum Europa, en presencia de Esperanza Aguirre trar en las listas al Congreso de los Diputados fue determinante para Rajoy a la hora de tomar esta salomónica decisión, más temeroso por la situación insostenible que, a su juicio, podía crear la dimisión de Aguirre que por incorporar al alcalde en sus listas según explicaron fuentes del PP a ABC. En el entorno del regidor madrileño cundía ayer el desánimo, sobre todo después de que éste les comunicara su decisión de abandonar la política junto a su fiel Manuel Cobo, tras el 9 de marzo, y mantener silencio hasta ese momento. Curiosamente, es ahora Gallardón el que está pensando ya en su propia sucesión en la figura de la actual teniente de alcalde del Ayuntamiento y número dos en la lista de las municipales, Ana Botella. Fuentes del entorno del alcalde no dudan en admitir que Aguirre ha ganado el pulso y así lo reconoce Gallardón. Asume la derrota que le ha infligido ésta y su sector lamentaron a ABC, para agregar, a modo de advertencia, que Gallardón hablará a partir de la cita de marzo. El ambiente de la reunión en Génova no fue de los mejores. De hecho, según fuentes conocedoras de la misma, Rajoy, tras el ultimátum de Aguirre, flaqueó y adoptó una decisión salomónica: que se negaba a llevar en su lista a dos personas dispuestas a administrar su propia sucesión Después que Aguirre plantara el órdago de su dimisión ante Rajoy y Acebes, el alcalde tomó la palabra para asegurar que su exclusión de las listas es un error y que todo es fruto de una burda maniobra de Aguirre con la única finalidad de acabar con su carrera y futuro en la política Así ha sido. Pero sus argumentos no tuvieron tanto peso como los de la presidenta regional, que ha vuelto a salir victoriosa de su pulso con el alcalde. Ya ocu- IGNACIO GIL La última baza Zaplana se afianza en una lista de Madrid despejada, en la que ocupará el número cuatro o cinco rrió cuando optó a liderar el partido en Madrid y barrió a Gallardón y a su candidato, el vicealcalde Manuel Cobo, en una reunión interna en Génova. Ahí ya dio buena muestra de su poder interno, pero los buenos resultados cosechados por el PP para la alcaldía de Madrid rehabilitaron a Gallardón, convencido de que la fuerza de los votos abrirían las puertas de la candidatura encabezada por su jefe de filas. A pesar de ello, Aguirre no se rindió en ningún momento. Llegó a solicitar un informe para ver si había algún resquicio, por pequeño que fuera, de presentarse a las elecciones sin dejar la presidencia de la Comunidad. Pero la respuesta que recibió fue negativa. En su caso re-