Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
88 CIENCIAyFUTURO MARTES 15 s 1 s 2008 ABC La UE se reserva la posibilidad de limitar los derechos de emisión a repartir entre 2013 y 2020 La CE limita el uso del Mecanismo de Desarrollo Limpio a un cuarto del esfuerzo total de la UE El márketing cala en la mente Prueban con resonancias magnéticas que el precio anunciado para un producto- -el experimento se realizó en una cata de vinos- -actúa en el cerebro y condiciona el placer que aporta al consumidor POR ANNA GRAU. SERVICIO ESPECIAL NUEVA YORK. Que el vino caro siempre parece que sabe mejor es algo que asume todo el mundo, consumidores, bodegueros y sumillers. Ahora se ha demostrado que la sensación placentera no depende sólo de la calidad del caldo: hay regiones cerebrales que se activan más o menos, respectivamente, cuando el vino que se bebe ha sido publicitado como de mayor o menor precio. Lo cuenta esta semana la revista PNAS que reproduce los resultados de un estudio del Instituto Tecnológico de California, co dirigido por el español Antonio Rangel. El experimento consistió en dar a probar a un grupo de veinte personas cinco muestras de vino tinto cabernet- sauvignon identificadas exclusivamente por su precio. En realidad no eran cinco vinos, sino tres: en dos ocasiones se sirvió el mismo caldo marcado con precios cuya disparidad podía ir de los 10 a los 90 dólares. En todos los casos, el vino supuestamente más caro fue el que tuvo una acogida más calurosa. Y este calor no se midió sólo en palabras. La realización de resonancias magnéticas acreditó una mayor o menor activación de la corteza orbitofrontal media del cerebro, que procesa las sensaciones de placer subjetivas. Transcurrido un tiempo prudencial las catas se repitieron, esta vez sin indicación de precios. Los catadores no fueron capaces de precisar diferencias de placer, luego sus anteriores apreciaciones fueron subjetivas. Las resonancias magnéticas revelaron que el precio del vino no influyó sobre los sensores cerebrales más mecánicos del gusto, los que actúan como meros receptores de los estímulos de este sentido. El conocimiento del precio sí influyó, en cambio, sobre aquellas zonas cerebrales que toman esa información, la procesan y la relacionan con otras para construir el placer, que es algo subjetivo y mucho más complejo que saber bien o saber mal. Rangel, en declaraciones a Ep, subrayó que los resultados del trabajo prueban que las estrategias comerciales aplicadas a los productos de consumo tienen realmente un efecto neural sobre el individuo. El también español Álvaro Pascual Leone, profesor de Neurología en la Escuela de Medicina de Harvard, incidió en la importancia de empezar a comprender por qué ocurre lo que todos sabemos que ocurre En declaraciones a ABC, el doctor Pascual Leone concluyó que el conjunto de expectativas y creencias no sólo compite en pie de igualdad con los estímulos físicos que llegan al cerebro, sino que a menudo los derrota. Descartes tenía razón. Y tanta razón tenía Descartes, que la cosa no se queda en la ilusión por el vino caro. El doctor Pascual Leone cita otro experimento clave para su especialidad, en el que un grupo de niños elegidos aleatoriamente en una escuela recibieron el mensaje de que eran los más listos los mejores y al final efectivamente lo fueron. También se ha demostrado que dos personas expuestas al mismo virus pueden contagiarse o no en función de si están más o menos convencidas de que van a enfermar. (Viene de la página anterior) de emisión dejarán de ser gratuitos desde el principio del periodo de cumplimiento (2013) para el sector eléctrico (excepto para la cogeneración que luego aproveche el calor generado) las refinerías y la captura y almacenamiento de carbono y, por tanto, habrán de ser adquiridos mediante subasta. Para el resto de sectores se irá retirando la gratuidad paulatinamente hasta eliminarla en 2020. Asimismo, en el caso de las asignaciones gratuitas, y para evitar distorsiones dentro de la UE, éstas se harán suguiendo un patrón común, previsiblemente por sectores. El control de todos los derechos de emisión asignados se hará anualmente. La de la subasta de los derechos de emisión era una de las peticiones realizadas por los grupos ecologistas. Y es que, explica Asunción, las eléctricas han hecho negocio con la asignación, pues se les permite mercadear con sus derechos en el comercio de emisiones, cuando se los han dado gratis y además la factura de la luz ha subido con la excusa de que tienen que luchar contra el cambio climático Un porcentaje aún por definir de este dinero recaudado de la subasta de los derechos de emisión se destinará a la mitigación, la adaptación, la investigación y el desarrollo de las energías renovables. Asimismo, la Unión Europea quiere meter mano en la puerta falsa que supone el Mecanismo de Desarrollo Limpio, aquel por el que un país con compromiso de reducción que invierta con un proyecto limpio en un país en desarrollo se descuenta la reducción de emisiones que supone dicho proyecto de su propia cuenta. El documento propone un límite del 3 sobre las emisiones de cada país en 2005, lo que en conjunto supone una cuarta parte del esfuerzo de la UE. El negocio de las eléctricas ABC Más información sobre la investigación: http: www. eurekalert. org jrnls pn as pdfs zpq 9019. pdf Mooney y Raven, premios Fundación BBVA en Ecología y Conservación ABC MADRID. Los científicos Harold Mooney y Peter Raven han sido galardonados, ex aequo, con el Premio de la Fundación BBVA a la Investigación en Ecología y Biología de la Conservación, fallado ayer por un jurado internacional. Ambos están considerados como los arquitectos de la moderna ciencia de la Biodiversidad Mooney, profesor de Biología Ambiental en la Universidad de Stanford, es conocido como el padre de la biología del cambio global. Raven, presidente del Jardín Botánico de Missouri, es una eminencia en taxonomía vegetal y biología de la evolución. Ambos han sido renocidos con el premio, dotado con 500.000 euros, por su contribución en la comprensión de los procesos evolutivos que determinan las adaptaciones de las plantas, las comuni- Harold Mooney ABC Peter Raven ABC Más información en: http: www. europa. eu dades que forman y la diversidad y biogeografía de estas comunidades, así como al mejor conocimiento de cómo contribuyen las plantas al funcionamiento de los ecosistemas. Sus trabajos han dado un giro a la forma de entender la biología de la conservación: antes se centraba en la especies y ahora se basa en los ecosistemas. Cada uno de ellos ha publicado medio millar de artículos científicos, y pertenecen, Moo- ney como presidente y Raven como miembro del consejo asesor, al programa internacional Diversitas cuyo objetivo es generar modelos de predicción sobre el estado de la biodiversidad y desarrollar estrategias para hacer un uso más sostenible de los recursos del planeta. Otro de los premios, por las Actuaciones en Conservación de la Biodiversidad en América Latina, dotado con 250.000 euros, es para el Grupo Ecológico Sierra Gorda. Este colectivo lidera un Programa de Manejo de la Reserva de la Biosfera en esa región montañosa mexicana, donde ha demostrado que la conservación de la biodiversidad genera riqueza y bienestar entre la población El Premio a la Difusión del Conocimiento y Sensibilización en Conservación (80.000 euros) ha correspondido al periodista ambiental Benigno Varillas, fundador de las revistas Quercus y El Cárabo. Más información sobre los premios: www. fbbva. es