Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
50 MADRID www. abc. es madrid MARTES 15- -1- -2008 ABC Alunizaje en el centro comercial H 2O de Rivas. La Policía investiga si el hombre asesinado en Arganda el pasado sábado era el cabecilla de la banda ANGEL DE ANTONIO La región tiene más de 350 aluniceros fichados, aunque la mitad está en la cárcel Los expertos de la Policía Nacional aseguran que estas bandas están desorganizadas y actúan con una anarquía plena CARLOS HIDALGO MADRID. Todo esto que está ocurriendo les va a retraer Es el diagnóstico que los expertos de la Policía Nacional hacen de las consecuencias que puede tener el asesinato de Carlos Harry Sánchez López, de 23 años, entre sus compañeros de oficio El ajuste de cuentas en el que ha caído este sujeto no es más que la punta del iceberg de una modalidad delictiva que parecía en retirada en nuestra región en los últimos años. Fuentes de la Guardia Civil cifran entre 350 y 400 el número de aluniceros fichados en toda la Comunidad de Madrid. Una cifra nada baja, pero, eso sí, advierten de que hay que hacer una lectura más profunda, pues se calcula que algo menos de la mitad de estos delincuentes se encuentra en la cárcel cumpliendo condena, por lo que su actividad delictiva es nula, como resulta evidente. Pero ese había sido el caso de Carlos Harry, cuyo rosario de más de 30 antecedentes no habían sido impedimento para que, el día que le mataron, gozara de libertad. Dicen que había salido no hace mucho de la cárcel, pero también que había vuelto a las andadas. En la Policía Nacional prefieren no hacer números, aunque consideran que la cifra de más de 300 aluniceros es excesivamente elevada. Eso sí, achacan amplísimos historiales como el de Harry a la permisividad de las leyes que propicia que casi tan pronto como pisan el patio de la prisión ya estén en la calle. Cifras aparte, en la Policía Nacional creen que quedaron atrás los años de plomo de los coches estampados en los escaparates de tiendas, joyerías y demás comercios casi a diario. Siguen existiendo, claro está- -no hay más que echar un vistazo a lo ocurrido en el último mes y medio en Madrid- pero no se dan con la misma frecuencia que antes. Estos tipos no son especialistas en nada. Son unos irresponsables, que les da lo mismo empotrarse contra la Policía que con unos inocentes indica un mando policial. Además, creen que ahora están totalmente desorganizados y actúan con una anarquía plena Anarcodelincuentes así es como no dudan en calificarlos algunas fuentes policiales consultadas. Entonces, ¿el repunte que se está produciendo en este tipo de delitos a qué se debe? A la campaña de Navidad, a ese momento puntual indican. Los aluniceros tuvieron su patria chica en el barrio de Villaverde, aunque también otros, como Carlos Harry, proceden de Vallecas. La Policía ha percibido un cambio, con el paso de los años, de sus modus operandi Siguen conduciendo vehículos de alta gama y todoterrenos- -generalmente, robados- -para empotrarlos contra establecimientos. Antes proliferaban los palos en joyerías, peleterías y otro tipo de comercios de lo más exclusivo. Sin embargo, el mayor control policial sobre los peristas y la necesidad cada vez más urgente de hacerse con dinero han motivado que su principal objetivo sean los botines de dinero en efectivo: Les gusta más el dinero dicen los expertos, por esas razones. De ahí deviene, asimismo, que se estén cometiendo más asaltos a plena luz del día- -co- Han pasado de robar joyas a buscar dinero en efectivo, para evitar peristas, por eso actúan en los comercios abiertos