Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 15 s 1 s 2008 INTERNACIONAL 37 Sarkozy se casó con Bruni el día de la cumbre con Zapatero, según la prensa El Elíseo no desmiente la noticia, adelantada ayer por el mismo periódico que avanzó la separación del presidente y Cecilia JUAN PEDRO QUIÑONERO CORRESPONSAL PARÍS. Los portavoces oficiales del Elíseo no desmienten el matrimonio civil de Nicolas Sarkozy y Carla Bruni, anunciado por varios medios tradicionalmente bien informados. La noticia coincide con la distribución masiva de mensajes basura con imágenes no siempre manipuladas de la compañera o esposa del presidente de la República, cuyo casamiento permitiría normalizar una agenda diplomática muy cargada. La primicia de la noticia sin confirmar, oficialmente, a la hora de escribir esta crónica, del posible matrimonio entre el jefe del Estado y la famosa cantante, la ofreció ayer tarde el diario L Est Republicain que tiene un largo historial de exclusivas intachables, la última de las cuales fue el anuncio de la separación entre Sarkozy y Cecilia Ciganer Albéniz. Tras la primicia de L Est Republicain agencias, cadenas de radio y TV entraron en tro, pel en la estela de la noticia, sin conseguir una confirmación oficial pero confirmando los flecos esenciales de la noticia. Según tales versiones, razonablemente variopintas, Sarkozy y Carla Bruni contrajeron matrimonio civil en el Elíseo el jueves pasado, el mismo día que se celebró la cumbre hispano- francesa, algunas de cuyas celebraciones prometidas se suprimieron a última hora, precisamente, como consecuencia de una agenda presidencial muy cargada como consecuencia de los últimos preparativos de una ceremonia íntima administrativa, civil, celebrada sin que se hubiesen hecho públicas las correspondientes amonestaciones. Tratándose de una ceremonia civil, varias fuentes judiciales afirman que la legislación francesa permite la celebración de un matrimonio, en casos excepcionales sin la correspondiente publicación previa de las amonestaciones en la alcaldía donde los contrayentes se unen solemnemente en matrimonio. En este caso, de confirmarse el matrimonio, no desmentido por el Elíseo, el presidente Sarkozy habría sido dispensado de tal requisito básico por el fiscal del Estado y la alcaldía del distrito VIII, donde se encuentra el palacio del Elíseo. Las relaciones prematrimoniales de Sarkozy y Carla Bruni, en Egipto y Petra, las pasadas Navidades, ya causaron cierto revuelo religioso, cuando tres diputados egipcios denunciaron los prostíbulos de Estado que el gobierno cairota ofrecía al presidente francés. Arabia Saudí se apresuró a informar que era impensable recibir al presidente francés y su compañera, sin que ambos estuviesen unidos por el matrimonio. El gobierno de la India y la Reina Isabel de Inglaterra también informaron con enérgica discreción que tendrían algunos problemas para recibir oficialmente a un presidente francés acompañado de una concubina. El matrimonio anunciado y por confirmar de la pareja Sarkozy Bruni desbrozaría definitivamente los problemas diplomáticos ligados a las relaciones sentimentales de un jefe de Estado, fuera del lecho conyu- Problemas políticos gal. La previsible solución de tales problemas, en vías de aparente normalización, deja en suspenso otros problemas oficiosos pero bien reales. En los últimos cinco días han circulado vía internet cantidades impresionantes de correos con cantidades variables de fotos auténticas y manipuladas de Carla Bruni, desnuda, en situaciones no siempre escabrosas. Fue Nicolas Sarkozy, personalmente, quien anunció que la prensa tendría noticia de su matrimonio cuando ya hubiese ocurrido ABC. es Galería de fotos en abc. es internacional Sarkozy bromea con el hermano del rey Abdulá, Salman, durante una ceremonia tradicional celebrada ayer en la capital saudí, Riad POOL Condenada a prisión en Alemania la abogada de un revisionista y novia de un líder neonazi RAMIRO VILLAPADIERNA CORRESPONSAL BERLÍN. BERLIN. Negacionismo histórico e incitación popular al odio racial, entre otros varios delitos de opinión intolerables en Alemania, han valido a una abogada de ultraderechistas una condena a tres años y medio de cárcel y cinco de inhabilitación profesional. La acusación fiscal contra Sylvia S. de 44 años y defensora del inveterado revisionista Ernst Zündel, la ha tratado como una antisemita empedernida, que vive en un mundo irreal y cree que tiene la misión de restablecer el orgullo alemán Ello no ha sido considerado por el tribunal superior de Mannheim un trastorno o debilidad mental pasajera como adujo la defensa de la abogada, que es la novia del conocido ex terrorista de la RAF reemergido como líder neonazi Horst Mahler. En Alemania y en Austria es delito tipificado en el código penal hacer demostraciones de símbolos y proclamas nazis en público, así como negar el holocausto. Durante el reciente juicio contra Zündel, quien divulgaba por internet desde América la llamada mentira del holocausto la jurista calificó el holocausto hebreo como una pura invención judía llamó al tribunal órgano de la ocupación extrajera y pidió la pena de muerte para el jurado por colaboración con el enemigo por lo que fue hecha arrestar por el juez en la propia sala a lo que respondió saludando a Hitler e invocando la perdurabilidad del III Reich muchos antecedentes, por saludar brazo en alto a sus seguidores cuando un año antes ingresaba en prisión por otra condena por incitación al odio. Mahler adquirió celebridad en los años 60 y 70 como declarado enemigo público por sus actividades terroristas y su papel en la fundación de la Fracción del Ejército Rojo (banda de Baader- Meinhof) por lo que cumplió 14 años. El investigador del antisemitismo en la universidad de Berlín Wolfgang Benz acusa a Mahler como a Zündel de facilitar los argumentos que ha empleado el presidente iraní para su aventura revisionista. Argumentos a Ahmadineyad Su novio, hoy con 71 años y también recientemente ingresado en la cárcel, ha demostrado como pocos que los extremos pueden tocarse, al pasar del ultraizquierdismo al nazismo. Horst Mahler fue condenado en noviembre a seis meses, sin libertad condicional por sus