Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 INTERNACIONAL MARTES 15 s 1 s 2008 ABC En Irán, las elecciones Erdogan reprocha a Sarkozy que no son libres; yo no voy airee su no a la adhesión turca a votar en marzo Shirin Ebadi s Abogada iraní y Premio Nobel de la Paz en 2003 partido terminó en bronca, y la bronca en empujones, con la fatal suerte de que Mohamad golpeó a un chico y éste murió accidentalmente. No tenía ninguna intención de matar explica su letrada. En Irán, la mayoría de edad penal es de 15 años para los varones y 9 años para las niñas. Y por eso, Mohamad ha sido condenado a muerte. Hasta ahora he conseguido que no se ejecute la condena, pero no sé hasta cuándo puedo seguir paralizando esto explica. La posibilidad de que Mohamad termine sus días colgado de un poste es real. Irán es, según la organización Human Rights Watch, el principal ejecutor de menores del mundo. 17 jóvenes de menos de 18 años han sido asesinados legalmente desde 2004. Aunque se cuida de dirigir sus críticas directamente al presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, Ebadi confirmó que la situación de los derechos humanos en Irán ha empeorado en el último año en una rueda de prensa posterior, apadrinada por Casa Asia y el Club de Madrid. Se detuvo en particular en el clima de acoso a las mujeres, especialmente a las voluntarias de una campaña para recoger un millón de firmas que plantea la modificación de aquellas leyes que, por ejemplo, hacen que se necesite el testimonio de dos mujeres para igualar el de un hombre. En cuanto al contencioso que enfrenta a su país con la comunidad internacional, se mostró partidaria de que Irán suspenda temporalmente las actividades de enriquecimiento de uranio, para aumentar la confianza en las intenciones pacíficas del programa aclaró. El principal blanco de sus críticas, sin embargo, fue la política exterior de Estados Unidos, a la que acusó de alentar un terrorismo que condenó con firmeza. En marzo, habrá elecciones parlamentarias en Irán. Yo no voy a votar declaró con contundencia. Explicó que no participará en la vida política mientras el Consejo de Guardianes (un alto tribunal de doce miembros no electos) pueda vetar a los candidatos que lo le gusten, una decisión que tomará precisamente esta semana. En Irán, las elecciones no son libres sentencia. El primer ministro reduce a chismes el plan euromediterráneo MANUEL ERICE MADRID. Con tono firme y directo en el discurso propio y con algunos olvidos frente a los asuntos incómodos. Con azotes a la prensa por su incomprensión hacia Turquía y con la máxima de lucha contra el terror y alianza de las civilizaciones para lograr la paz. Así hizo frente ayer el primer ministro turco, Recep Tayip Erdogan, a la batería de preguntas a la que se sometió durante el desayuno organizado por Europa Press. Y entre el mar de afirmaciones, una petición de ayuda a España y a los demás países europeos- -otra vez a los medios de información- -para que faciliten la integración de su país en la UE como miembro de pleno derecho. No puede decirse que Erdogan ahorrara críticas en su pliego de descargo sobre el proceso de negociación que abrieron Bruselas y Ankara en el año 2003. El principal blanco fue el presidente francés, Nicolas Sarkozy, a quien reprochó, con un deje algo paternalista, que airee con demasiada frecuencia su oposición a la adhesión turca: Sarkozy basó parte de su campaña electoral en Turquía, y eso dificulta ahora nuestro entendimiento. Ya le he dicho alguna vez que no debería hacerlo público (su oposición al proceso) pero él sigue hablando a la prensa. Yo creo que es algo que deberíamos hablar entre nosotros Sólo unas horas antes de que Zapatero respaldara abiertamente en Madrid el ingreso de Turquía en el club europeo, Erdogan volvió a la carga con Sarkozy cuando se le preguntó por la opinión del Gobierno turco sobre el proyecto de Unión Fue la primera juez de Teherán hasta que la revolución islámica le mandó a casa s De visita en Madrid, denuncia la condena a muerte dictada contra Mohamad Latif, un joven iraní de 15 años POR BORJA BERGARECHE MADRID. El día en que pierda la esperanza no podré seguir trabajando; pero no tengo esa opción Shirin Ebadi, defensora de causas justas en un país injusto, se aferra cada día a la creencia en que el Derecho sirve para mejorar la realidad. Si lo comparamos con Arabia Saudí o Bahrein, Irán es un país democrático; si la comparación es con Francia o España, no lo es explica a ABC, con la sutileza que caracteriza su discurso, esta jurista que se ha convertido en uno de los referentes de la sociedad civil iraní. Premio Nobel de la paz en 2003- -nadie en el Gobierno de su país aplaudió el galardón- Ebadi es ante todo una abogada de causas concretas. Su manera de luchar por sus ideas es hacerlo desde dentro, en los mismos pasillos de los tribunales de justicia de Teherán, hoy dirigidos por clérigos con turbante, en los que entró por la puerta grande a principios de los 70 como primera mujer juez de la ciudad. Hasta que la revolución del ayatolá Jomeini estableció que, por ser mujer, no era digna de la función con la que soñaba desde que entró en la facultad de Derecho en 1965. Hoy defiende casos como el de Mohamad Latif. Mohamad, un chaval de quince años, jugaba al fútbol con otros jóvenes de su edad en un campo de la capital. Y como ocurriría en cualquier otro lugar del mundo, el No acabaron ahí los reproches a Bruselas. El caso turco- chipriota sirvió a Erdogan de atizador para avivar el fuego de las supuestas injusticias de la UE hacia su país, que, además, está siendo sometido al proceso de adhesión más largo de la historia: No entiendo las decisiones de la Unión Europea. Chipre del Sur (la Chipre comunitaria) se beneficia de su pertenencia a la UE, mientras que Chipre del Norte (la parte controlada por Turquía) no puede. En abril de 2004, un 65 aprobó hacer un referéndum en el norte, pero Chipre no quiere sentarse a hablar... Recep Tayip Erdogan Le he dicho (a Sarkozy) que no debería hacer público su rechazo a nuestro ingreso en la UE, pero él sigue hablando con la prensa Críticas a EE. UU. Euromediterránea del presidente francés, que redujo a la categoría de chismes No sabemos qué es eso de la Unión Euromediterránea. No hay base alguna. No he hablado con Sarkozy, pero ya Zapatero me dijo antes de ser presidente que no había alternativa a la UE Cuando se le planteó por la semejanza entre los casos de Kosovo y Chipre, respondió lacónico: Nosotros estamos a favor de la independencia de Kosovo. Chipre es un caso distinto En el caso de la exigencia europea de reformas en materia de libertad de expresión, Erdogan afirmó que en unas semanas su Gobierno llevará al Parlamento un proyecto para modificar el polémico punto 301 del Código Penal, que establece una pena de hasta tres años de cárcel por insultar la identidad turca la República y los órganos e instituciones del Estado. Fue el que se aplicó para procesar al premio Nobel Orhan Pamuk o a la también novelista y periodista Elif Safak. Sobre la cuestionada marginación del culto católico en Turquía, Erdogan se apoyó en la laicización de la propia Constitución Europea para echar balones fuera. Chipre no es Kosovo Dispuesto a levantar la prohibición del uso del velo El primer ministro turco aprovechó una pregunta sobre si su formación política (Partido de la Justicia y el Desarrollo, AKP) representa el islamismo moderado, para replicar que Occidente no entiende a Turquía Erdogan aclaró que su partido no es de raíz religiosa, y por eso no se puede hablar de islamista, moderado o no. Si alguien es musulmán, lo aceptamos, pero puede ser practicante o no Sobre el uso del velo, que, reconoció, constitu- ye un problema en nuestro país, más que en Europa y Estados Unidos Erdogán dio a entender que su Gobierno levantará la prohibición de su uso en lugares públicos y que lo solucionará dentro de la Constitución después de que el Constitucional y el Tribunal Europeo de Derechos Humanos instaran a ello: El velo es más un símbolo religioso, y no se puede prohibir. Es algo que demanda la casi totalidad de los turcos Precisamente, mañana, en una línea opuesta, está previsto que el Parlamento Europeo se pronuncie sobre una recomendación para que se prohíba su uso en los colegios de Primaria de la UE. La iniciativa es del Partido Popular Europeo.