Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
84 DEPORTES Tenis LUNES 14 s 1 s 2008 ABC Australia, primera batalla entre los aspirantes a la corona mundial Federer, Nadal y Djokovic, de nuevo en liza y amenazados por la llegada del mejor Andy Murray JOSÉ MANUEL CUÉLLAR Federer llega con los intestinos comidos por el bicho, Nalbandian con la espalda hecha cisco, Nadal con los pulmones y el músculo recuperándose después de lo de Chennai y Djokovic jurando en hebreo contra la nueva pista. Australia va a medir a los aspirantes a subirse al trono del suizo en un año especial para el open oceánico. Hay nuevas pista, de color y también de textura: Es más lenta, no me gusta dice el serbio. Es más rápida, me gusta dice Safin. Y todos llegan entre interrogantes y dudas. La nueva pista australiana, de color azul que erradica la tradicional de color verde, se llama Plexicushion (sub base elástica) Después de veinte años de uso del Rebound Ace (goma de poliuretano y fibra de vidrio en la capa superior y asfalto u hormigón en la inferior) los organizadores del primer Grand Slam del año decidieron cambiar la superficie con el fin de que las pistas sean más consistentes en términos de velocidad y de bote. Además, el Rebound ha estado bajo sospecha los últimos años debido al calor extremo, que tornaba pegajosa la superficie. Incluso se sospecha que tal vez eso fuera el motivo de algunos casos de lesiones de tobillo que se produjeron en los últimos años. Esto va a decidir en gran parte la suerte del torneo porque respecto a la nueva superficie hay opiniones para todos los gustos. Mientras Lleyton Hewitt, que es de casa, apoyaba la decisión de los organizadores, otros no estaban tan contentos. La nueva superficie se probó en la Copa Hopman que se celebró en Perth y de allí los serbios salieron bramando. Djokovic, que formaba pareja con su compatriota Jelena Jankovic, aseguraba que veremos qué sucede más adelante, porque es una superficie muy nueva. Actualmente es un poco rústica y bastante lenta, aunque no sé si después de competir unos cuantos días sobre ella se puede hacer más rápida. Hoy por hoy es bastante lenta Jankovic se mostraba más rotunda: Es más lenta que la Rebound Ace sobre la que jugué el año pasado en Sydney y Melbourne. La bola se siente más blanda aunque aquí se juega en cancha cerrada. Puede que cambie al aire libre Los que están más disgustados son los sacadores. Así, Mardy Fish fue más tajante: Para ser honestos, no me satisface nada. Es muy lenta para mí y las bolas se sienten muy blandas Los organizadores señalan que el nuevo color es fresco y asegura una gran visibilidad para los jugadores, jueces, espectadores y telespectadores Eso va a ir bien a los españoles y, concretamente, a Nadal, que tendrán más opciones en la pista. Rafa llega con ilusión porque nunca ha estado más cerca de Federer que ahora. Si llega a semifinales y el suizo se queda en segunda ronda, algo improbable, el español será número uno del mundo, y también si gana el torneo y el helvético cae Estados indefinibles Pena de cárcel para los corruptos Los organizadores del Open australiano han decidido empezar fuerte y se han puesto duros al poner en marcha una serie de medidas contra la corrupción, que incluyen multa, prohibiciones e incluso penas de prisión para cualquier jugador que en esta edición se demuestre que está involucrado en el amaño de partidos. No creemos que nuestro deporte tenga un problema de corrupción, pero lo que sí es evidente es que la amenaza y el riesgo existen dijo el ejecutivo de la Tennis Australia (TA) Steve Wood. Las apuestas son una realidad en todos los deportes, pero queremos tener algún control sobre los juegos de azar ilegales señaló. Wood señaló que en la TA se va a crear una unidad de lucha contra la corrupción que estará encabezada por ex oficiales de la policía. Entre las medidas están la de crear una línea telefónica directa durante las 24 horas del día para atender las denuncias sobre las sospechas de partidos amañados, la prohibición del empleo de computadoras en las canchas de juego y aumentar las medidas de seguridad para restringir el acceso a los jugadores. El suizo Roger Federer vuelve a ser el hombre a batir, en Australia y en toda la temporada AP