Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
44 MADRID La inseguridad azota la región LUNES 14 s 1 s 2008 ABC Sangrienta cronología 2- 11- 2007: Flavio Gómez Ruiz, de 28 años, pierde la vida en el barrio de Montecarmelo cuando un hombre efectúa seis disparos. El móvil, un posible ajuste de cuentas por supuesto tráfico ilícito de vehículos 9- 11- 2007: El joven Iván Ruiz Lucena es tiroteado a la entrada de un garaje en la dalle Carmen Montoya, en el distrito de Tetuán, cuando iba con una amiga de su novia. Las heridas le causaron la muerte dos días después. Los celos pudieron tener relación con este suceso. 7- 12- 2007: La policía detiene al supuesto autor de la muerte de un indigente cuyo cadáver había aparecido en un contenedor de basura en un callejón cerca del número 5 de la avenida de Burgos. La víctima tenía unos 40 años y era extranjero. Murió tras una brutal paliza. 14- 12- 2007: James Bermúdez Ramírez, colombiano de 45 años, es acribillado a balazos por dos personas a plena luz del día en la calle Algaba, de Carabanchel. La víctima había salido de un banco y se dirigía al locutorio de su propiedad. Se sospecha de un ajuste de cuentas. 19- 12- 2007: Cinco encapuchados asesinan a patadas a José Pedro Martín García- Patos, uno de los dueños del salón de juegos Tropicano en Parla. La paliza le causó numerosas heridas y un infarto. El movil fue el robo. 6- 1- 2008: T. B. un marroquí, de 27 años, muere tras una brutal paliza a la salida de un local de copas de la conflictiva Costa Polvoranca Parece que hubo una pelea con un grupo de extranjeros. T. B. tenía antecedentes por tráfico de drogas y era violento. 12- 1- 2008: Carlos H. R. 23 años, muere acribillado a balazos en Arganda. La policía detuvo, poco después a tres hombres como presuntos autores. Todos, incluida la víctima, tenían antecedentes Los forenses examinan el cuerpo sin vida de Carlos H. R, tras ser asesinado el sábado de dos tiros en la cabeza en Arganda DE SAN BERNARDO La ola de violencia se salda con siete crímenes en los últimos dos meses Tanto el joven muerto en Arganda como los tres presuntos autores del delito tienen antecedentes penales s Todo apunta a un ajuste de cuentas entre bandas MARÍA ISABEL SERRANO MADRID. La sangre corre a borbotones por todo Madrid. No se salvan ni la capital ni la región. Ocurren de día y de noche. La muerte les espera a la salida de un bar de copas, de un coche, a la puerta de un garaje o en plena calle. Incluso, aparecen cadáveres en contenedores de basura. En dos meses- -desde noviembre hasta anteayer- -ya se han registrado siete crímenes. El saldo, otras siete víctimas mortales. El último asesinato, como adelantábamos ayer, se produjo pasadas las diez de la noche en la calle Velero, del municipio de Arganda. Allí y a esa hora, Carlos H. R. español y de 23 años, recibía dos tiros a bocajarro en la cabeza. La muerte fue instantánea. La víctima fue atacada por dos encapuchados en plena vía pública. Algunos vecinos de las viviendas más cercanas, alertados por el ruido de los disparos, pudieron anotar el tipo de coche y la matrícula, datos que luego facilitaron a los agentes policiales. Se trataba de un Mercedes blanco que dio rápidamente a la huida en cuanto el crimen quedó perpetrado. Según fuentes policiales, los asesinos huyeron por la autopista de Valencia (A- 3) en dirección Madrid. En ese momento, ya estaban alertados la policía nacional y la Guardia Civil, que pusieron en alerta los agentes de Rivas- Vaciamadrid. Los tres presuntos asesinos fueron detenidos ya en la capital, en la M- 30, muy cerca del edificio conocido como El Ruedo donde se supone iban a esconderse. Pero se sabe, además, que la persecución fue espectacular, lo mismo que el despliegue policial para arrestarlos y reducirlos. Los tres tienen antecedentes penales, lo mismo que la víctima, han confirmado fuentes de la Benemérita. Todo apunta a un ajuste de cuentas entre bandas. Los detenidos son Rafael R. D. 27 años y con antecedentes por robo y allanamiento de morada; R. G. de 32, también con antecedentes por lesiones y, por último, David O, 28 años, con antecedentes no precisados. Los tres fueron arrestados tras una persecución de película por la A- 3 un grupo de Centauros del Cuerpo Nacional de Policía y de la Guardia Civil salieron detrás de los delincuentes llegando, incluso, a colocar su coche patrulla en paralelo al de los perseguidos hasta que, tras un volantazo, el Mercedes blanco se salió de la vía. Ahí se produjo la detención. A última hora de la tarde de ayer permanecían en el cuartel de la Guardia Civil de Arganda a la espera de pasar a disposición judicial. Algunos vecinos han señalado que la víctima pudiera pertenecer a un clan gitano y temen una venganza. Por último, fuentes policiales indicaron que el hombre que en la madrugada del sábado recibió dos puñaladas en Ciudad Lineal (una le seccionó la yugular) seguía ingresado en el hospital Gregorio Marañón con pronóstico grave. Todos con antecedentes Denuncian que sólo hay dos guardias civiles para cinco pueblos M. I. SERRANO MADRID. Los vecinos de cinco pueblos del norte de la región que dependen del cuartel de la Guardia Civil de Valdetorres del Jarama se quejan de que, a la hora de la verdad, sólo disponen de dos agentes de servicio permanente. La población que, en total, hay que atender ronda los 14.000 habitantes empadronados. A ellos había que añadir los que acuden a estos pueblos serranos los fines de semana a su segunda vivienda. Los municipios del ya mencionado Valdetorres como los de Valdeolmos- Alalpardo, Valdepiélagos, Talamanca del Jarama y Fuente el Saz dicen no tener presupuesto suficiente para afrontar un cuerpo de policía local Desde la Plataforma Seguridad Norte (PSNorte) se insiste en que dichos municipios se encuentran, además, muy dispersos geográficamente y que, por ello, están más desprotegidos y son más vulnerables lo que impide atender las emergencias policiales en un tiempo razonable Los vecinos consideran urgente incrementar el catálogo de vacantes del cuartel de la Guardia Civil de Valdetorres. Explican que si la plantilla es de 16 agentes, sólo 9 están cubiertas. Contando con que los agentes libran, se pueden poner enfermos y tienen vacaciones, no llegan a dos los guardias de servicio permanente Se alerta, por último, que en esta zona están aumentando los índices de delincuencia.