Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 ESPAÑA Precampaña electoral s Se disuelven las Cortes LUNES 14 s 1 s 2008 ABC DIPUTADOS HISTÓRICOS QUE DEJAN EL HEMICICLO ABC ABC ABC A. DE ANTONIO ABC Manuel Marín Presidente del Congreso Jaime Ignacio del Burgo Diputado de UPN- PP Luis Mardones Parlamentario de CC José Antonio Labordeta Diputado de la Chunta Francisco Rodríguez Parlamentario del BNG Deja la política tras la oferta de Zapatero a Bono para presidir la Cámara Anunció hace año y medio que no repetirá escaño por decisión personal Abandona la Cámara después de siete legislaturas y 25 años con acta de diputado Con 72 años de edad, el cantautor se retira del Congreso tras dos legislaturas Cambiará el hemiciclo por un puesto de alto nivel en el Gobierno gallego Acaba la legislatura más crispada Pese a la oferta de diálogo que Zapatero prometió en su investidura, el Congreso ha vivido cuatro años de enfrentamientos que han acabado con los consensos en la lucha contra ETA, el modelo de Estado y la política exterior J. L. LORENTE MADRID. Si en algo coinciden sus señorías es que la VIII Legislatura, que hoy concluye con la disolución de las Cortes y la convocatoria de elecciones, es la más áspera y tensa de la democracia. Ya lo dijo el presidente del Congreso, Manuel Marín, en los recientes actos conmemorativos de la Constitución, al referirse a ella como la más dura y ruda de cuantas ha vivido. Y es que la crispación entre los dos partidos mayoritarios se ha llevado por delante consensos básicos que hasta ahora eran respetados, especialmente los relativos a la reforma territorial, lucha antiterrorista y política exterior. En su discurso de investidura (15 de abril de 2004) el entonces candidato del PSOE a la Presidencia del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, reiteró en numerosas ocasiones que mantendría un estilo de gobierno que respondiese a las expectativas de cercanía, proximidad y participación y a una exigencia de entendimiento y diálogo Ese diálogo permanente al que se comprometió Zapatero en el debate de investidura ha chocado- -día sí y día también- -con la realidad cotidiana que se ha vivido en la Cámara Baja durante estos últimos BALANCE DE LA VIII LEGISLATURA Función legislativa Proyectos de ley del Gobierno VIII Legislatura VII Legislatura VI Legislatura V Legislatura IV Legislatura III Legislatura II Legislatura I Legislatura Zapatero Aznar Aznar González González González González Suárez- Calvo Soltelo 17 18 19 1 12 13 27 130 137 125 209 209 9 Proyectos caducados 154 175 192 Proposiciones de los grupos del Congreso 322 234 216 Real Decreto- Ley Proposiciones de ley de las CC. AA. 140 51 34 VIII Leg. 42 42 VII Leg. 56 14 VI Leg. 18 V Leg. 40 165 193 139 108 40 18 18 II Leg. 73 1 I Leg. ABC 30 15 IV Leg. 20 III Leg. Función de control al Gobierno VIII Leg. VII Leg. VI Leg. V Leg. IV Leg. III Leg. II Leg. I Leg. 319 337 120 136 198 177 143 389 Interpelaciones urgentes 2.227 2.280 1.472 1.610 2.003 1.510 1.583 412 Preguntas orales en el Pleno 3.691 4.016 2.000 1.865 2.464 1.593 244 745 Preguntas orales en Comisión 139.437 75.326 22.590 14.886 15.309 19.438 9.200 3.820 Preguntas escritas 101 77 22 34 58 26 10 9 Comparecencias del Gobierno en Pleno 925 854 718 350 922 612 Comparecencias del Gobierno en Comisión 1.307 1.681 cuatro años. Prácticamente no ha existido ley- -con alguna excepción, como la legislación en materia de lucha contra la violencia de género- -que saliese adelante con el consenso de los grupos mayoritarios. La imagen ofrecida por el Parlamento, sobre todo en los tres primeros años de legislatura, fue un Congreso partido en dos, donde el PSOE hacía todos los esfuerzos posibles para aliarse con las minorías con el objetivo de dejar solo- -y aislado- -al PP. La consecuencia de ello fue que no hubo iniciativa del principal grupo de la oposición que no fuese vetada por los socialistas y sus socios. La inercia cambió en el último tramo de la legislatura. La aproximación del PP a grupos nacionalistas moderados (como CiU y Coalición Canaria) y la ruptura de la alianza entre el PSOE y sus socios habituales en la legislatura (ERC e IU) llevó al Gobierno socialista a una fase de supervivencia, donde los socialistas tuvieron que amarrar cada apoyo tirando de chequera. En esa fase, el PNV el BNG, la Chunta y, espe, cialmente, dos diputados tránsfugas- -antiguos miembros del PP y Coalición Canaria- -sacaron a Zapatero de más de un apuro (en concreto, la votación de los Presupuestos del Estado para 2008 y el intento de reprobación de la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez) A la falta de consensos básicos se sumó un clima crispado y enrarecido en el Congreso durante toda la legislatura. Prácticamente, no existió sesión plenaria que Marín no tuviese que emplearse a fondo para rebajar la tensión en las bancadas. Incluso, por primera vez en la democracia, el presidente del Congreso expulsó del hemiciclo a un diputado, el portavoz adjunto del Grupo Popular, Vicente Martínez- Pujalte.