Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 14 s 1 s 2008 Precampaña electoral- -Estrategia del PSOE ESPAÑA 17 Edurne Uriarte EL VOTO DEL MIEDO uando hace unos días califiqué a Barack Obama como el Zapatero americano, era muy consciente de que el presidente lo consideraría un elogio y no lo que era en realidad. Pero lo que no imaginaba es que sus asesores fueran a copiar con tanta presteza el mensaje más estúpido de Obama que acompañaba el paralelismo. Ése de que el adversario, aquí, el PP, representa el mensaje del miedo. Es cierto que las más grandes necedades pueden funcionar en política si se dicen con convicción y se repiten lo suficiente. Pero que Zapatero mente el miedo para calificar el mensaje y voto de los populares es como si Rajoy agitara el profundo nacionalismo español del voto socialista. Ridículo. En España, el miedo tiene caras y actitudes bien conocidas, y si la derecha no las utiliza es por pudor y, sobre todo, por cálculo político. No corresponde a los políticos poner de relieve el lado oscuro del pueblo que ha de votarles. Zapatero ganó precisamente con el voto del miedo, el que se movilizó tras el atentado del 11- M para impedir otro 11- M. La movilización no fue por la guerra de Irak, como algunos han señalado. Esa guerra no activó a los votantes del PSOE en las municipales anteriores. Movilizó el voto del miedo cuando algunos ciudadanos pensaron que Irak, la decisión de Aznar, era la culpable del 11- M. Lo dejaron claro en sus manifestaciones, en las del 13- M y en las demás. No querían otro 11- M. Tenían miedo. Del terrorismo islamista. Ese miedo explica el entusiasmo que suscitó la retirada de las tropas de Irak. Y también que la alternativa de Zapatero contra Al Qaeda sea la Alianza de Civilizaciones. Por miedo a provocar nuevamente la furia del terrorismo islamista con una política clara de confrontación con sus crímenes y con sus mensajes, los del fundamentalismo. El miedo es tan central en la negociación con ETA que Zapatero lo ha incorporado incluso a sus justificaciones pretendiendo transformarlo en un principio ético. Lo hizo para impedir más muertes, repite. A eso, en la calle, se le llama miedo. Y a utilizarlo en las elecciones como mensaje principal sobre el terrorismo se le llama voto del miedo. C Zapatero junto a Fernández de la Vega, Sevilla y Soria, en el mitin de ayer que congregó a 9.000 personas en Valencia ROBER SOLSONA Zapatero apela al voto masivo entre ataques a la Iglesia y la guerra de Irak El líder del PSOE contrapuso el pensamiento de Manuel Azaña a las últimas manifestaciones de los cardenales E. VILLAREJO A. CAPARRÓS VALENCIA. El presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, sacó a relucir ayer, durante el mitin que celebró en Valencia- -9.000 personas en el Palacio de la Fuente de San Luis (lleno) los ejes prioritarios sobre los que versará su estrategia electoral para tratar de desacreditar al PP: otra vez la guerra de Irak y la mentira del 11- M, alusiones a la derecha inmovilista que comulga con los cardenales y ataques a la estrategia del miedo en la que se decía que España se rompe cuando está más unida que nunca El líder de los socialistas, quien no pisaba la Comunidad Valenciana desde hace ocho meses- -feudo electoral del PP y región donde el PSOE afronta las elecciones en plena crisis de liderazgo- quiso arrancar su intervención con una primera petición: Vayan a votar. Voten a quien voten, vayan a votar. Cuanto más gente vote, la democracia será más fuerte y España será más fuerte. El 9 de marzo, a votar masivamente Con una mirada positiva -como reza el eslogan de la precampaña electoral del PSOE- -y una banda sonora que le pide a Zapatero que el tiempo no te cambie el mitin celebrado en la capital del Turia sirvió de pista de despegue para sus candidatos y cabezas de lista en la Comunidad Valenciana: María Teresa Fernández de la Vega (Valencia) Bernat Soria (Alicante) y Jordi Sevilla (Castellón) Zapatero arremetió contra los cardenales al recordarles que nadie puede imponer una moral al tiempo que aludía a una frase de Manuel Azaña, la libertad no hace a los hombres más felices, simplemente les hace hombres (junto a las banderas del PSOE tan sólo se observaron entre los asistentes banderas republicanas y una de León) Sobre la familia, el secretario general del PSOE aseguró que goza de muy buena salud, diga lo que diga algún cardenal y exigió respeto para la familia libremente entendida, ya que nosotros y la mayoría de los ciudadanos respetamos profundamente la familia que defienden los cardenales Yo desde aquí exijo a todos que respetemos la familia que quieren los ciudadanos El pico álgido del mitin fue la contraposición realizada en materia de política exterior respecto al anterior Gobierno del PP: Ellos querían pasar a la Historia por la guerra de Irak y nosotros por ser el país que llega a destinar el 0,7 por ciento a la lucha contra la pobreza una muestra de que en el electorado socialista la guerra de Irak tiene aún tirón. Sin alusiones a ETA ni ANV Desde el PSOE se realizó un balance brillante de la legislatura- -no hubo alusiones a la banda terrorista ETA ni a la ilegalización de ANV- -al tiempo que el presidente aseguraba que en las próximas elecciones que hoy convoca el Consejo de Ministros se decide si seguimos con un proyecto que ha sabido crecer, repartir y ahorrar