Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 13 s 1 s 2008 DEPORTES 91 Goles después de los silbidos El Barça supera al Murcia de forma abultada tras recibir un aviso del Camp Nou Barcelona Murcia 4 0 Barcelona (4- 3- 3) Valdés; Zambrotta, Thuram, Puyol, Sylvinho; Xavi, Márquez, Gudjohnsen (Iniesta, m. 65) Bojan (Giovani dos Santos, m. 82) Eto o (Pedrito, m. 89) y Henry. Murcia (4- 3- 3) Notario; De coz, Mejía, Ochoa (Arzo, m. 70) Peña; De Lucas, Pablo García (Iñigo, m. 67) Movilla; Abel (Richi, m. 78) Baiano y Goitom. Árbitro: Clos Gómez. Mostró la cartulina amarilla a los locales Henry, Zambrotta y a los visitantes Peña Goles: 1- 0, m. 26: Gudjohnsen. 2- 0, m. 52: Bojan. 3- 0, m. 76: Eto o. 4- 0, m. 86: Eto o. Lotina descarta a Aouate y Munúa para el resto de la temporada tras su pelea ABC LA CORUÑA. A Lotina, técnico del Deportivo, no le ha temblado el pulso cuando ha tenido que afrontar la crisis que se le ha planteado en su vestuario tras la brutal agresión de Munúa a Aouate, quien acabó con ocho puntos de sutura en la cara, cerca del ojo izquierdo. Aunque los dos jugadores estaban apartados del equipo para el partido de esta tarde en Villarreal, el técnico ya ha decidido que no va a contar con ninguno de los dos porteros en lo que resta de temporada y que desde hoy, el titular será Fabricio. Hay una cosa que es evidente, que es un puñetazo y lo ves. Pero hay otras cosas que yo manejo. El conflicto entre Aouate y Munúa es de carácter personal. No puedo tener en la plantilla a ningún jugador que tiene que jugar sí o sí. Jugarán cuando el entrenador lo considere oportuno. El Deportivo ficha jugadores para que se entrenen y a partir de ahí, el resto dijo Lotina. No es fácil encontrar una explicación a este tipo de situaciones. Es evidente que hacen muchísimo daño al vestuario y a la institución, y por eso la primera decisión rápida que tomé es que no estén El técnico añadió que la semana que viene quiero reunirme con los capitanes y con ellos, y mi idea es ser muy estricto y no mirar para otro lado. No voy a permitir que nadie divida al vestuario. Ya se lo dije al presidente, quien me dio todo el apoyo en las decisiones que tome. Si al final entra uno u otro, habrá una división en la plantilla. Y eso no lo voy a aceptar. Que el vestuario vaya en una dirección y que el grupo funcione es fundamental. Tengo que impartir justicia, sin caprichos comentó. El técnico manifestó su plena confianza en el meta Fabricio, titular a partir de ahora en el Deportivo para lo que queda de temporada. Mi idea es que Fabricio juegue durante todo el año. Alguien me tiene que convencer mucho de que no vaya a ser así. Fabricio podría haber jugado aunque no hubiese sucedido esto. Ya se lo dije al presidente y al director deportivo, que la temporada que viene sería el titular, con un veterano al lado para que le ayude. Los hechos han adelantado esta idea seis meses, pero es un portero en crecimiento que puede jugar en la selección. Es muy bueno concluyó. ENRIQUE YUNTA BARCELONA. Que no se lamente nadie si no vio el partido de anoche. Fue uno más de los que ofrece por norma este Barcelona ramplón, que no engancha absolutamente nada. Goleó sin que la empresa fuese demasiado exigente, pero ya puede ir apretando los dientes porque la parroquia no aguantará mucho más. Ayer, a los 18 minutos, la gente afinó su silbido y castigó la racanería de su equipo, tan atascado como contagiado por el gélido ambiente que se palpaba en la ciudad. Como en los toros, primer aviso, aunque acabase matando a su oponente y se llevase unas palmas de un público camaleónico por una faena de aliño que no pasará a la historia. Del equipo que alineó Rijkaard se pueden extraer varias conclusiones. Tres jugadores fallaron en Sevilla- -lo dijo el propio técnico- -y ayer, en un once irreconocible, no estaban ni Milito (fuera de toda duda) ni Abidal (que va de más a menos) ni tampoco Iniesta, que necesita un descanso para recuperar su inspiración. Cada uno que interprete a su antojo, pues habrá quien piense que perderse un partido como el de ayer era más un alivio que un castigo y que lo del martes ante el Sevilla es mucho más serio. Pero lo único irreconocible era precisamente eso, el equipo de salida. El resto cambió más bien poco y el juego del Barcelona, especialmente en los primeros 45 minutos, fue tan previsible como el del último año y medio. Sin que nadie eche de menos ya a estas alturas a Ronaldinho y Deco, el equipo tuvo buenas intenciones sin llevarlas como debiera a la práctica. Cierto que un línea caprichoso le birló sus mejores combinaciones durante la primera mitad, El joven Bojan celebra su gol, el segundo tanto del Barcelona en el partido pero más allá de la jugada del gol la sensación de peligro fue escasa. Se aferró a los movimientos de un muy mejorado Henry, continuamente permutando con Eto o en el eje y en el flanco izquierdo del ataque, mas tuvo que ser Gudjohnsen, llegando desde atrás, el que abriese el melón. Buen gol, jugada de libro en la que Márquez abre con astucia al espacio y Zambrotta, por fin llegando a la línea de fondo, se desquita de un curso para olvidar con un medido centro que el islandés no desaprovecha. Una jugada para recordar al Barça del pasado, aunque fuese un espejismo. salvó al Barcelona con una mano complicada en un remate de Baiano. Thuram y Puyol, que queda claro que no son como el tándem Milito- Márquez, todavía buscan la cartera. Será verdad aquello de que quien perdona lo acaba pagan- AFP do. Dos minutos después, la sentencia de Bojan, que culminó una buena internada de su querido Henry. El francés redondeó su mejor velada con la asistencia del tercer gol, el primero de los dos regalos de Eto o antes de irse a la Copa de África. La solución, la próxima semana Susto y sentencia La mejoría era obligada y a favor del Barça hay que decir que la reanudación fue bastante más digna, sin que nadie lance las campanas al vuelo. De hecho, se mascó el empate nada más retomarse el juego, pero otra vez Valdés, al que su pose fría y distante no le otorga el elogio que realmente merece, Valdés salvó el empate a uno, Henry tuvo su noche más entonada y Eto o marcó dos goles antes de irse con su país