Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
58 MADRID DOMINGO 13 s 1 s 2008 ABC El conductor fue requerido por los agentes en un control de alcoholemia donde dio negativo La última reforma del Código Penal impone penas de cárcel por comportamientos de conducción temeraria En la imagen, una vía debidamente señalizada con el límite de velocidad y el aviso de instalación de radares ABC Detenido por conducir a 204 por hora en la M- 40 y con el carné suspendido El tramo por el que circulaba tiene establecido el límite de velocidad en los 100 kilómetros por horas La Guardia Civil le ha imputado dos delitos M. I. SERRANO MADRID. De nuevo, una conducción temeraria donde se han combinado el exceso de velocidad y el hecho de ponerse al volante sin el permiso de conducir en regla. La Guardia Civil detuvo en la madrugada del sábado al domingo en Madrid al conductor de un vehículo que circulaba a más de 200 kilómetros por hora por la M- 40, más del doble de la permitida. El individuo carecía además del correspondiente carné de conducir puesto que su permiso está suspendido de forma temporal por orden de un juez. Según han señalado fuentes de la Dirección General de Tráfico (DGT) el arresto se produjo hacia la una y media de la madrugada a la altura del kilómetro 40,300 de la M- 40 en un control de velocidad y alcoholemia puesto en marcha por un equipo radar del subsector de Tráfico de Madrid Sur de la Guardia Civil. tramo en el que la velocidad máxima permitida es de 100 kilómetros. El conductor dio negativo en la prueba de alcoholemia que le fue practicada pero, al requerirle los agentes el permiso de conducir, no lo presentó pues tenía el carné suspendido temporalmente por una resolución judicial. La Guardia Civil ha imputado al conductor un delito contra la seguridad vial por superar en más de 80 kilómetros por hora la velocidad permitida, y otro por quebrantamiento de condena al conducir con un permiso suspendido. A la vista de la reforma del Código Penal, aprobada definitivamente el pasado mes de noviembre en el Congreso de los Diputados, a este conductor se le podría imponer una pena de cárcel, han comentado expertos consultados por este periódico. De hecho, tras dicha reforma legal se pueden imponer penas de prisión a los conductores temerarios que superen en 60 kilómetros por hora la velocidad permitida en vía urbana y en 80 cuando se trate de una vía interurbana. En el tramo de la M- 40 en el que este conductor fue retenido el límite de velocidad está fijado en un máximo de 100 kilómetros a la hora. Él lo pasó a 204. La reforma del Código Penal en materia de seguridad vial eleva de falta a delito conductas tales como conducir a más de 200 kilómetros por hora en autovía, más de 180 en carretera y más de 110 en ciudad. Además, impone penas de cárcel a los conductores que den 1,2 gramos de alcohol en sangre, a quienes conduzcan habiendo perdido todos los puntos del carné o no lo hayan obtenido nunca. Según un reciente estudio del Real Automóvil Club de España (RACE) el 56 por ciento de los que circulan por zonas urbanas de Madrid exceden los límites de velocidad. Se constata, incluso, que algunos conductores han llegado a los 193 kilómetros a la hora en zonas limitadas a 50. De falta a delito Quebrantamiento de condena El control detectó un vehículo marca Audi- 3 que circulaba a 204 kilómetros por hora, en un