Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 13- -1- -2008 En portada s Los españoles perciben un mayor esfuerzo para llegar a final de mes ECONOMÍAyNEGOCIOS 43 EVOLUCIÓN DEL ÍNDICE DE SENTIMIENTO ECONÓMICO En puntos 115 110 105 100 95 90 85 88,9 EL PODER ADQUISITIVO DE LOS ESPAÑOLES 109,6 107,5 107,1 115,0 115,0 113,8 113,3 113,1 113,6 112,4 112,0 110,7 110,6 102,9 102,6 102,7 100,8 99,5 100,7 101,3 99,7 100,8 98,6 97,4 98,6 97,7 98,8 Agregados interesantes para medir rentas y su reparto son los que corresponden al número de cotizantes a la SS o el de retenciones del IRPF pincho, si procede) es compleja y variable, según lugar, hora y circunstancias. Ese cálculo medio de un 20 adicional suena arbitrario, improbable. Si así fuera las consecuencias a corto plazo se dejarán notar en forma de menor demanda y menos clientes. Los precios no son inocentes ni inocuos, suben o bajan y pasan cosas. Existen bienes esenciales, no sustituibles (para algunos lo es el tabaco y para otros el brandy) y su encarecimiento va en demérito del consumo de otros bienes. Lo probable es que una alteración de precios del 20 en un mercado con muchos ofertantes (no faltan bares en cada esquina) inducirá cambios en los clientes y en los precios. Agregados económicos interesantes para medir rentas y su reparto son los que corresponden al número de cotizantes a la seguridad social (y sus cotizaciones) o el de retenciones del IRPF. Ambos son registros colosales de datos objetivos en los que es real todo lo que aparece, aunque no aparezca todo lo que es real. Y del análisis de esos agregados en fechas más recientes no sale impresión pesimista sobre la evolución de la economía española, ni sobre la capacidad adquisitiva individual o familiar. A favor de ese argumento cuentan los incrementos efectivos de pensiones (ocho millones de titulares) y de los salarios sometidos a convenio con actualización conforme al índice de precios (cinco millones) Y otro tanto de los rendimientos de capital (dividendos e intereses que perciben millones de ahorradores) Las estadísticas debidamente torturadas cantan lo que sea menester, pero sostener que los españoles pierden capacidad adquisitiva en el pasado reciente parece mucho sostener. 95,4 91,2 99,4 92,8 92,6 91,4 Fernando González Urbaneja ABC Feb. Dic. Dic. Dic. Dic. Ene. Feb. Mar. Abr. May. Jun. Jul. Ago. Sep. Oct. Nov. Dic. 94 03 04 05 06 2007 viar esta situación, ha aprobado una reforma fiscal raquítica que que obligará a pagar más impuestos por el ahorro a largo plazo, ya que la tributación de las plusvalías aumenta del 15 al 18 lo que reduce aún más su capacidad de gasto y su bienestar económico. Hay incluso algunos expertos que aseguran que ciertos contribuyentes pagan más con la nueva tarifa del IRPF diseñada por el Gobierno socialista. Eso sí, algunos colectivos, muy concretos, han visto aliviada su carga en estos últimos meses con la aprobación de medidas totalmente electoralistas como el cheque bebé, de 2.500 euros por cada niño nacido, o los 210 euros que se entregan desde este mes de enero a los jóvenes que se independicen y alquilen una vivienda. Uno de los indicadores más utilizados por los expertos para analizar el nivel de bienestar de los ciudadanos de un país es la renta per cápita, cuya evolución en España se ha catalogado de preocupante en los últimos años, ya que nuestra convergencia con la Unión Europea se ha frenado. Mientras que en el periodo comprendido entre 2000 y 2003, cuando gobernaba el Partido Popular con José María Aznar a la cabeza, nos acercamos 5,3 puntos porcentuales a la media de la UE- 25 en términos del PIB per cápita (del 92,2 al 97,5 según datos del Banco de España) en el periodo 2004- 2006, con los socialistas ya en el poder, sólo habíamos avanzado ocho décimas (hasta un 98,5 en el último año) Los analistas explican que detrás de este hecho se esconde un agotamiento de un modelo de crecimiento, basado en la rebaja de tipos de interés, que estuvo además acompañado por reformas estructurales y flexibilización de la economía, y que desde 1996 permitió reducir firmemente la tasa de desempleo en España y nos puso en el camino para lograr el pleno empleo, tan deseado, La CE recortará la previsión para España en 2008 M. NÚÑEZ, CORRESPONSAL BRUSELAS. Uno de los síntomas de que la crisis económica toma cuerpo es que la Comisión Europea ultima la revisión a la baja de las previsiones de crecimiento para la Eurozona y, por supuesto, también para España. En el caso de los países del euro el departamento de Joaquín Almunia, comisario europeo de Asuntos Económicos, baraja reducir el crecimiento para este año del 2,2 previsto al 1,9 mientras que en el caso de España también habrá recortes sobre el 3 que había previsto inicialmente. La CE cree que el modelo económico español, basado en la vivienda, el endeudamiento y el crecimiento en sectores de poco valor añadido tiene que cambiar ya que en situaciones como el ajuste económico actual, las consecuencias serán peores que en países con economías más diversificadas. Según el estudio, el salario español- -entre los países mencionados- -es el que menos se ha incrementado; el sueldo medio es de 1.922 euros, y sólo se sitúa por encima del portugués (1.236 euros) y del polaco (662) Por el contrario, los más elevados corresponden a Reino Unido (3.607 euros) y Alemania (3.601) Algunos estudios han apuntado que la pérdida real de ingresos ha dejado los salarios descontando el IPC en niveles de 1997 Un ejemplo: entre 2000 y 2006, el salario medio de los españoles pasó de los 1.326,4 euros mensuales a los 1.613,5 euros. Pero si se resta el efecto de la inflación sobre estas remuneraciones (según el Instituto Nacional de Estadística, el IPC repuntó un 24,8 en ese periodo) la impresión de ganar más queda reducida a una mera quimera: en términos reales, la renta media aumentó sólo noventa céntimos. Un periodo, el comprendido entre 2000 y 2006 en el que, además, la deuda de las familias ha avanzado a un promedio anual cercano al 16 alcanzando en 2006 el 115 de su renta disponible, según el último informe sobre el consumo y la economía familiar de Caixa Cataluña. No obstante, no todos los expertos y estudios son tan pesimistas. Según el estudio de remuneraciones de Mercer HR Consulting entre 62 países del mundo, los salarios de los trabajadores españoles subirán en 1,5 puntos en términos reales, eso sí, medio punto menos que la media mundial. Para llegar a estas conclusiones, el informe ha tenido en cuenta las subidas salariales que acometerán las empresas, en comparación con las tasas de inflación previstas por la OCDE, el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Instituto Nacional de Estadística (INE) De este modo, las compañías que operen en España en 2008, abordarán en dicho ejercicio una subida salarial del 4,5 aunque este porcentaje Sólo se ganaron 90 céntimos Evolución de la renta per cápita por cierto, por Rodríguez Zapatero. Este agotamiento se ha traducido en la pérdida de poder adquisitivo de los españoles. Y es que mientras el poder adquisitivo de los empleados en España sólo aumentó un 0,4 desde 1997, en Reino Unido o Polonia, por ejemplo, el poder de compra de los salarios se ha elevado por encima del 20 en el mismo periodo. Unos datos que surgen del informe Euroíndice Laboral IESEAdecco que analiza la evolución del mercado laboral en siete países de la UE (Reino Unido, Alemania, Francia, Italia, España, Portugal y Polonia) y que recoge estimaciones para los próximos meses. no de los problemas (y de los méritos científicos) de la economía es que opera con representaciones, con conjuntos significativos. El PIB, el IPC, el empleo, calculado al milímetro mediante una encuesta y los salarios medios por empleo o por hora trabajada (que no es lo mismo aunque se parezca) Pero todo ello suena a música celestial, como que no tuviera que ver con la realidad de cada individuo. Las encuestas agregadas sobre sentimiento de los consumidores en España suelen reflejar que las economías individuales van mejor que la conjunta y que las expectativas personales son mejores que las colectivas. Quizá es por un cierto pesimismo crónico, un no puede ser Aterrizar los datos agregados a personas concretas, a familias y a productos y servicios individualizados, resulta más complicado. A nadie le sube su nivel general de precios como el IPC, y a casi todos les parece que sus precios pagados son superiores al dichoso índice tan laboriosamente calculado y los precios percibidos inferiores. Estos días dicen que el café o la caña en los bares subió el 20 desde el primero de enero, como si se tratara de un precio controlado por decreto o conjura. El encarecimiento de los cereales que son materia prima esencial de la cerveza son un dato cierto desde hace meses que se ha reflejado en los precios finales. Pero la formación de precios del café, la caña (y U se verá contrarrestado por una inflación prevista del 3 Los sindicatos alertan sobre la pérdida de poder adquisitivo y precisan que el estancamiento del salario medio real en España desde 2000 no se debe al poder de compra de los salarios de convenio, sino al modelo de crecimiento que genera la mayoría de los empleos en sectores con salarios más ba- jos. CEOE, Cepyme, CC. OO. y UGT optan por mantener la moderación salarial en 2008 pero manteniendo las cláusulas de revisión salarial para garantizar el poder adquisitivo. Si se consigue o no, está por ver. Mientras, los españoles acaban de cerrar un ejercicio con la percepción de tener menos euros en los bolsillos y con la idea de que 2008 no será mejor.