Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
42 ECONOMÍAyNEGOCIOS En portada s Los españoles perciben un mayor esfuerzo para llegar a final de mes DOMINGO 13 s 1 s 2008 ABC RENTA PER CAPITA EN TÉRMINOS DE PODER ADQUISITIVO UE 27 100 Dinamarca 160 160 Alemania 160 Irlanda 143,1 160 Grecia 160 España 160 Francia 160 Italia 120 123,7 120 113,4 120 120 99,0 120 101,4 120 110,3 120 101,4 80 80 80 80 80 80 80 40 40 40 40 40 40 40 0 0 0 0 0 0 0 01 02 03 04 05 06 0708 01 02 03 04 05 06 0708 01 02 03 04 05 06 0708 01 02 03 04 05 06 0708 01 02 03 04 05 06 0708 01 02 03 04 05 06 0708 01 02 03 04 05 06 0708 Holanda 160 160 Austria 160 Portugal 160 Suecia 160 Reino Unido 160 EE. UU. 160 Japón 132,2 120 120 128,9 120 120 123,0 120 118,5 120 147,9 120 111,9 40 40 40 40 40 40 40 0 0 0 0 0 0 0 01 02 03 04 05 06 0708 01 02 03 04 05 06 0708 01 02 03 04 05 06 0708 01 02 03 04 05 06 0708 01 02 03 04 05 06 0708 01 02 03 04 05 06 0708 01 02 03 04 05 06 0708 (Viene de la página anterior) te y solemos pagar en efectivo, leche, pan, gasolina, etcétera. lo que puede provocar la espiral precios- salarios Una explicación que coincide con la de los profesores de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) Elena Ferrero Ortega y Valentín Bote Álvarez Carrasco, que en los Papeles FAES El poder de compra en España (2004- 2007) aseguran que el ámbito más cotidiano en el que los españoles perciben la pérdida de poder adquisitivo es en la cesta de la compra. Un deterioro en las rentas familiares que se ha visto agravada con la subida del precio de la vivienda, la consiguiente subida de los pagos por hipotecas y el incremento de los impuestos. Una percepción extendida entre los ciudadanos españoles es que con sus rentas salariales no pueden mantener los niveles de consumo que disfrutaban en el pasado apuntan ambos profesores. El propio Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) dependiente del Gobierno, reconoce que ha aumentado el porcentaje de ciudadanos que afirma que su situación económica personal es ahora peor de la que tenía en 2004, año en el que llegó al poder el actual Ejecutivo socialista. Pero sobre todo, se incrementaron los españoles que tenían una percepción negativa sobre la situación económica en 2006, un año que precisamente, el presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, había catalogado como el mejor año económico de la democracia La pérdida de poder de compra de los españoles no sólo se circunscribe a un crecimiento de los salarios inferior al del IPC. El mayor coste asociado a los carburantes y energía, la elevación de los tipos de interés y del precio de la vivienda y el incremento en los impuestos son elementos que han afectado negativamente en estos últimos tres años a las rentas de los hogares y que, por tanto, han contribuido a acrecentar la sensación de pérdida de poder adquisitivo señalan Ferrero Ortega y Bote Álvarez. No obstante, entre los analistas abunda la tesis de que el capítulo de la vivienda es uno de los que más ha influido en la pérdida de poder de compra de los hogares en España. La explicación la encuentran en que todas aquellas familias que han adquirido una ca- España ha sido el único país de los 30 Estados miembros de la OCDE en el que el poder adquisitivo de los salarios ha bajado entre 1996 y 2006 Durante los siete primeros meses de 2007 respecto a diciembre de 2006 los salarios medios anuales en España han vuelto a perder poder adquisitivo en todas las categorías laborales, según la consultora ICSA Recursos Humanos sa en los últimos años han tenido que asumir una carga hipotecaria mayor de lo previsto, debido al intenso proceso de elevación de los precios de la vivienda y de las subidas de tipos de interés desde diciembre de 2005. Desde principios de 2004, los hogares han visto incrementarse el esfuerzo que tienen que realizar para adquirir una vivienda. La relación entre el precio de una vivienda media y la renta bruta de los hogares ha pasado de 5,5 años, a principios de 2004, hasta 7,1 años, a finales de 2006. En este periodo, los hogares han visto incrementar su esfuerzo para adquirir una vivienda en el equivalente a su renta bruta de 1,6 años puntualizan los profesores de la UAM en su estudio. Además de las subidas del precio de las viviendas y en los tipos de interés, se ha dado un elemento adicional que ha contribuido de forma importante al esfuerzo de los hogares para hacer frente a una deuda hipotecaria que también se ha incrementado: el estancamiento en el número de trabajadores ocupados por hogar desde 2005, como consecuencia del fuerte crecimiento en el número de hogares (inmigrantes, solteros, separados... Respecto a ese mayor esfuerzo de los hogares para hacer frente a la deuda hipotecaria, y con datos del Banco de España en la mano, destacar que a finales de 2003 los hogares tenían que destinar el 31,8 de su renta mensual a los pagos derivados de la adquisición de sus viviendas. Mientras, a finales de 2006, el porcentaje se elevaba hasta el 43,3 una pérdida promedio de poder adquisitivo de 11,5 puntos para los hogares que están pagando una casa. El sentimiento generalizado entre los ciudadanos y algunos expertos es que el Gobierno, lejos de adoptar medidas que pudieran contribuir a ali- Percepción ciudadana negativa El nivel de confianza de los españoles en la economía está en el nivel más bajo desde 1994, según la CE M. NÚÑEZ. CORRESPONSAL BRUSELAS. A pesar de las grandilocuentes declaraciones llamando a la calma económica que hace el Gobierno los datos hablan por sí solos. Esta misma semana la Comisión Europea publicaba el Índice de Sentimiento Económico de la Unión Europea que, en conjunto, se ha mantenido más o menos estable en diciembre, con una leve caída de cuatro décimas hasta los 107,1 puntos. El Ejecutivo comunitario mencionaba España como el país, junto con Reino Unido, donde este índice ha bajado más, 1,2 puntos, hasta los 91,4 puntos. Si se bucea en las estadísticas se puede observar que hay que retrotraerse a febrero de 1994 para encontrar un índice inferior a éste, nada menos que 13 años. El dato del comportamiento de este indicador de confianza de diciembre supone, además, que España aumenta el diferencial con la Unión Europea desde los 9,9 puntos que tenía a comienzos del año a los 15,7 con que ha cerrado 2007. Una de las explicaciones de estas malas expectativas que tienen los españoles en su economía hay que buscarlas, entre otros factores, en el hecho de que no pueden apenas ahorrar y que los ahorros que en su caso hubieran tenido los han tenido que dedicar a gasto corriente, como consecuencia de la fuertes subidas de precios. Según la Comisión Europea la situación del ahorro en España se encuentra en su peor nivel desde 1990 al haber descendido 37 puntos este índice en diciembre de 2007. En materia de situación financiera de los hogares se da una situación similar, descenso de 20 puntos en el índice, lo que no pasaba desde 1994. ABC Fuente: Eurostat 80 80 80 73,0 80 80 80 80