Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 13 s 1 s 2008 INTERNACIONAL 37 Los palestinos desprecian la idea de Bush de pagar a los refugiados por su no retorno La ANP se desmarca, mientras que Hamás avisa que con ese plan el problema seguirá vivo LAURA L. CARO CORRESPONSAL JERUSALÉN. Los palestinos ya han empezado a mostrar síntomas de rechazo a la fórmula para poner fin el conflicto planteada por George Bush en Jerusalén. Y lo han hecho, ante todo, distanciándose del mensaje en el que el presidente de los Estados Unidos abordó directamente una de las cuatro cuestiones esenciales, la de los refugiados palestinos, para apuntar que la solución al problema deberá pasar por establecer compensaciones económicas O, dicho de otro modo, que no habrá derecho de retorno absoluto para los 4,5 millones de refugiados- -como reclama la Autoridad de Mahmud Abbás, incluso para aquellos que tienen su origen en ciudades y pueblos legalmente dentro de Israel- sino sólo para los que quieran volver al futuro estado árabe. A pesar de que se mantiene un prudente silencio oficial, Nimer Hammad, el asesor político del presidente palestino, advertía ayer de la oposición a esa propuesta Los palestinos no están comprometidos en ese plan; es sólo la visión personal de Bush menospreciaba el asesor en declaraciones al rotativo británico Asharq Alawsat En las que, una vez más, volvía a reclamar las tesis defendidas por la Autoridad Nacional de ajustarse a la resolución 194 de la ONU, que da a los refugiados el derecho a decidir entre su regreso a sus lugares de origen o la indemnización. Aunque otras interpretaciones, como la del académico palestino Salam Abu Sitta, es que el texto de Naciones Unidas reclama para los afectados ambos: el retorno y la compensación, a la misma vez. ELECCIONES USA 2008 Ramón Pérez- Maura LOS CLINTON VIVEN los europeos nos gusta creernos nuestros mitos. Bill Clinton nos encantó porque echó de la Casa Blanca a un señor de derechas, aparentemente respetable y con poco empuje, pero que había ganado una guerra. Y aunque la hubiese ganado mal, lo importante era que la había ganado. Imperdonable. Ahora que los Clinton creen posible recuperar algo que ellos nunca pudieron aceptar que volviera a los Bush ha surgido un candidato alternativo. Desde luego enternece la actitud de los Clinton advirtiendo de que Barack Obama no está preparado para asumir las responsabilidades de un comandante en jefe. Desde la Segunda Guerra Mundial los candidatos- -ganadores- -que compiten por el título de peor preparado para ser presidente de los Estados Unidos son Jimmy Carter y... ¡Bill Clinton! El pasado martes, en New Hampshire, las aguas volvieron a su cauce natural. Occidente comete una y mil veces el error de creerse todas las encuestas como si fueran un oráculo infalible y la primera primaria ha sido un buen correctivo de nuestra fe pagana en la falsa voz del pueblo. Erraron en su predicción por aproximadamente doce puntos porcentuales. Como ha dicho Karl Rove, el imbatido gestor de todas las victorias electorales de George W. Bush (WSJE 11- 0108) Clinton ganó el voto de los bebedores de cerveza y Obama el de los bebedores de vino blanco. Y hay más bebedores de cerveza que degustadores de vino en el Partido Demócrata Obama ha llegado hasta aquí sin más declaraciones de principios que las de todo candidato izquierdista. No hay un solo asunto sobre el que haya impreso su sello personal. Y quizá Irak, donde empieza a lograrse resultados, pueda ser un buen ejemplo: Bill Clinton está aireando las manifestaciones contradictorias de Obama sobre Irak. Un pozo sin fondo. ¿Y en el Partido Republicano? No se crean lo que leen en muchos medios españoles. McCain critica a Bush por cómo lo ha hecho en Irak, no por ir a la guerra de Irak. Y para McCain, como para los neocons, el hombre del año no es el Putin que ha nombrado Time Es el general Petraeus, comandante en jefe en Irak desde hace un año. A Bush saluda a los soldados norteamericanos en la base kuwaití de Arifjan tico regreso de los palestinos obligados a abandonar sus casas en 1948 y sus descendientes- -4,5 millones de personas- sumados al 1,3 millones de árabes ya censados en el país, amenazaría con dejar en minoría a los seis millones de judíos que actualmente habitan el Estado. Que, en consecuencia, perdería así la identidad religiosa en torno a la cual fue fundado. La insistencia de Bush en hablar durante su viaje de Estado judío -la primera, nada más pisar suelo hebreo- ya hacía prever su posición. Su frase posterior, el acuerdo debe establecer a Palestina como la patria del pueblo palestino, del mismo modo que Israel es la patria del pueblo judío corroboraría esa visión. El planteamiento en voz alta de la idea de las compensaciones arrancaba las iras de Hamás. El partido que controla desde junio en solitario la franja de Gaza, y que en esta visita ha sido señalado como enemigo a batir si se aspira a la paz, advertía que si se opta por la vía de las indemnizaciones, el problema de Palestina se- EPA En lo que respecta a un acuerdo, (Bush) ha adoptado la posición israelí: no hay vuelta a las fronteras de 1967, no hay regreso de los refugiados, tampoco a todo Jerusalén Este. En realidad, ésas son las condiciones de Israel. Será extremadamente difícil que ningún líder palestino acepte esas tres cosas interpretaba el reconocido analista Ali Yarbawi, de la universidad palestina de Birzeit. Efectivamente, la fórmula aireada por el jefe de la Casa Blanca es para Israel la única capaz de garantizar su supervivencia como Estado judío El hipoté- Es la posición israelí Bush insistió en todas sus intervenciones en la necesidad de garantizar la supervivencia del Estado judío Un regreso de los 4,5 millones de refugiados palestinos amenazaría la identidad religiosa de Israel, según su visión guirá vivo Según el líder islamista y depuesto primer ministro, Ismail Haniye, es inaceptable y su pueblo nunca cederá en su derecho al retorno, con sus descendientes incluido si sus hogares originales están ahora en suelo israelí. Mientras, dos militantes de Hamás morían ayer víctimas de un ataque aéreo de la aviación hebrea sobre un campo de entrenamiento de su brazo armado, las Brigadas de Azzedim Al Kassam, al sur de la franja. La operación se desarrollaba después de que diez cohetes artesanales disparados desde Gaza impactaran en suelo israelí sin causar daños. ABC. es Vídeo de la visita de Bush a Kuwait en abc. es internacional