Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 1 08 TENDENCIAS Txumari Alfaro se hizo muy popular en televisión con una botica siempre abierta para dar remedios naturales y pautas de vida sensatas y saludables. Pero ya era muy conocido en su medio- -Pamplona- -por una consulta que inicialmente tuvo en su casa hasta que su mujer y sus hijas le enseñaron la puerta, cordialmente hartas de ver el salón convertido en atestada sala de espera. Viajero y estudioso de prácticas tradicionales y fórmulas ancestrales, un libro- Un cuerpo para toda una vida (Ediciones B) -recoge su sabiduría, tan práctica El autor con su obra, junto a unos inesperados investigadores, aunque de otro estilo Remedios tras los excesos... Después de tantos excesos en la mesa navideña, veamos cuatro situaciones posibles: si usted tiene problemas de corazón, circulación, hipertensión, etc... no le pasa nada si pasa 24 horas a sandía. Es un descanso depurativo y saludable. Si tiene su punto débil está en la artritis, artrosis, afecciones reumáticas o de hígado, 24 horas de uvas, únicamente, le ayudarán mucho. Si tiene gastritis, ardores de estómago, hernia de hiato, problemas intestinales o colon irritable, nada como 24 horas a base de papaya. Y si estamos hablando de alguien que ha ganado dos o tres kilos al amor de los guisos familiares... Piña todo un día. Pero es aconsejable cortarla como el melón para aprovechar todo, incluso (y fundamentalmente) el tronco... Y si quiere rizar el rizo, haga como las misses venezolanas, que así son de guapas, y hierva la piel de la piña y beba ese agua a lo largo del día. En cualquier caso, perderá 1 kilo por cada 30 de peso corporal. Pésese la víspera y al día siguiente y lo verá... Txumari Alfaro Naturópata, acupuntor, iridólogo La mala alimentación intoxica hasta el carácter TEXTO: LUIS DOMINGO FOTOS: JULIÁN DE DOMINGO -Parece que su libro ha roto récords de venta en cuestión de semanas... -Es el resumen de veinticinco años de experiencia. He procurado fundir trabajos anteriores y experiencia de viajes y conferencias... Yo lo considero como una guía de salud, en la que trato de dar respuesta a las preguntas que me han hecho y me hacen habitualmente. Hay un abecedario de patologías, otro de tratamientos, recetas de cocina y reflexiones sobre la enfermedad, la salud y hasta la soledad, que en mi opinión es un factor no siempre suficientemente valorado en el estado físico de las personas... -En estas fechas postnavideñas, supongo que le pararán por la calle para pedirle remedios contra tantos excesos en la mesa. Usted es muy viajero: ¿todas las culturas se pasan tanto en las fiestas? -Mi experiencia con tribus que viven muy relacionadas con la naturaleza, no es esa. En general esas personas hacen lo que tiene más lógica y lo que mejor nos vendría a todos: comer cuando se tiene hambre, beber cuanto se tiene sed y dormir cuando se tiene sueño. Desde luego, no hay obesos, por ejemplo... ¿Qué nos ha pasado a nosotros? Se puede decir que nunca ha habido tanta información y La gente quiere que le quiten los problemas, pero realmente no se quiere curar, no quiere una buena salud, aunque parezca mentira, si ello pasa por alterar algunas manías nunca hemos tenido tantos alimentos a nuestra disposición y, sin embargo, no parece que nuestra relación con la comida sea demasiado buena, en términos generales. -Porque, a medida que nos hemos civilizado hemos ido perdiendo el instinto natural y nos pasa un poco como a los animales, que se mantienen muy bien cuando viven en su entorno y comen de acuerdo con su naturaleza, mientras que en cautividad presentan más problemas de salud. Ahora nos alimentamos pensando más en nuestros caprichos que en lo que más nos convendría. Hay también una gran presión social y mediática que influye en la creación de hábitos insanos. Yo tengo dos hijas que n o fuman ni beben porque no les gusta