Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Alta costura La Edad Media está de moda POR VIRGINIA RÓDENAS FOTOS: FÉLIX ORDÓÑEZ S 6 L O S S Á B A TENDENCIAS El estilo Muji y otras ideas Belleza, guapos a la fuerza Lisboa: cena en el Tajo ENTREVISTA Txumari Alfaro, cuando la mala alimentación intoxica hasta el carácter D O S D E A B C 12 DE ENERO DE 2008 Pellote, vestido forrado de piel de conejo, de Enrique I. Es un tafetán tintado con kermes y brocado, con fibras de seda e hilos entorchados de oro Mientras en Las Huelgas (Burgos) se abre la más fabulosa colección del mundo de indumentaria civil (s. XIII) -restos del expolio francés de 1808 de las tumbas reales- Un mundo sin fin (K. Follett) nos lleva a los años oscuros en que deslumbró la seducción en el vestir ólo pretendían el vil metal. Por eso, en el saqueo francés de las tumbas de nuestros reyes e infantes en el panteón burgalés de Santa María la Real de las Huelgas- -invasión de la que se cumplen 200 años y que hizo del cenobio cuartel- se desecharon como botín los riquísimos tejidos y las vestiduras que engalanaban a los monarcas castellanos en su último viaje, y de esta suerte han llegado hasta nosotros como la herencia más importante del mundo en alta costura del medievo. Una moda unisex, vanguardista y atrevida, de enorme influencia oriental, y gran pujanza en toda Europa, que hizo de cada pieza un objeto de lujo. La mujer castellana medieval era audaz- -según la describe a S 6 Concha Herrero Carretero, conservadora de Telas de Patrimonio Nacional- tanto que las crónicas hablan de las novedades que introdujo en la indumentaria femenina de la corte y del escándalo que podían provocar porque, alegaban los relatores, iban demasiado escotadas o enseñaban demasiado las camisas, no interiores, pero sí las que iban por debajo de las aljubas o de los pellotes. Se ha comprobado que tanto en las vestiduras femeninas (Pasa a la página siguiente) S