Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 INTERNACIONAL SÁBADO 12 s 1 s 2008 ABC Detenidos en Bissau dos de los asesinos de los turistas franceses en Mauritania L. DE VEGA CORRESPONSAL RABAT. Las autoridades de Guinea Bissau anunciaron ayer la detención de dos mauritanos a los que acusan de ser autores materiales de una familia de franceses la pasada Navidad en el país magrebí. Una portavoz judicial de Bissau declaró a varias agencias de Prensa que los dos jóvenes se habían declarado autores de los asesinatos y añadió que pertenecen a una rama de Al Qaida en el Magreb. El Gobierno de Nuakchot confirmó la identidad de los detenidos y dijo que uno de ellos ya fue detenido por actividades terroristas en 2006. Los dos supuestos terroristas huyeron de su país hacia Senegal y después a Gambia antes de llegar a Bissau, donde, con la ayuda de los servicios secretos franceses, fueron localizados en un hotel. La muerte de los cuatro turistas franceses y el ataque tres días después en el que murieron tres militares en el norte de Mauritania llevaron al anuncio de la suspensión del rally Lisboa- Dakar, que debía transcurrir principalmente por este país. Las autoridades francesas anunciaron sin embargo que los terroristas habían amenazado todo el trazado de la carrera, que iba a cruzar también en el contienente africano Marruecos y el Sahara Occidental antes de terminar en Senegal. La Torre Eiffel, blanco de amenazas de grupos terroristas islámicos Controladores aéreos captan una conversación en la que se apunta la posibilidad de atentar contra objetivos simbólicos de París y contra su alcalde JUAN PEDRO QUIÑONERO CORRESPONSAL PARÍS. Controladores aéreos transmitieron ayer a los servicios de seguridad franceses varias conversaciones interceptadas evocando la posibilidad de ataques terroristas contra la Torre Eiffel y otros blancos simbólicos en la capital de Francia, considerada por Al Qaida como un enemigo privilegiado. Dos días antes, un centro norteamericano de vigilancia de comunicaciones había detectado conversaciones del mismo tipo, evocando la posibilidad de atacar París y su alcalde, Betrand Delanoë Las diatribas, denuncias y amenazas contra Francia se multiplican en numerosos foros de discusión, no siempre clandestinos, vía internet, desde hace varios meses. Los especialistas intentan separar la realidad de la fanfarronería más inquietante, cuando se detecta una escalada de mensajes denunciando el imperialismo francés en el norte de África. La implantación de Al Qaida en todo el Magreb es una realidad bien conocida desde hace un par de años. París, Madrid y Roma intentan incrementar la cooperación antiterrorista, bilateral y multilateral, entre los países ribereños del Mediterráneo occidental, temiéndose una escalada de las amenazas. Los mensajes interceptados por los especialistas europeos y norteamericanos oscilan entre el lenguaje apocalíptico y la retórica islamista tradicional, con unos análisis políticos que rozan el delirio esquizofrénico. Algunos mensajes detectados evocaban la posibilidad de perpetrar un gran atentado contra París y contra su alcalde, Bertrand Delanoë, con el fin de precipitar la caída de Nicolas Sarkozy En términos políticos convencionales, se trata de un absurdo delirante. Bertrand Delanoë es un alcalde socialista, que ya fue víctima de un intento de asesinato, con un cuchillo, consumado por un desequilibrado mental, homófobo, que deseaba protestar y denunciar la homosexualidad del alcalde parisino. Pensar que un atentado contra Delanoë o un gran edificio parisino pudiera está desplegado un dispositivo de seguridad reforzado, el Vigipirata Rojo, el nivel de seguridad y prevención más alto, antes de la alerta escarlata que es la que entra en vigor cuando se producen atentados. Aeropuertos, estaciones de ferrocarril, edificios públicos, están sometidos a medidas de control y vigilancia muy estrictas. Con frecuencia, los desplazamientos personales del presidente de la República provocan situaciones de cierta confusión, ya que el jefe del Estado se desplaza acompañado de una invisible compañía de especialistas en vigilancia antiterrorista. Tras la suspensión del rally Paris Lisboa Dakar, víctima de las amenazas bien reales del grupo que lideran Bin Laden y Al Zawahiri, el rosario de mensajes y comunicaciones más o menos virtuales o reales, atiza una inquietud creciente. El 24 de diciembre pasado, cuatro turistas franceses ya fueron asesinados en Mauritania, en circunstancias que parecen acusar a Al Qaida o al Grupo Salafista para la Prédica y el Combate (GSPC) bien implantado en Argelia, con ramificaciones en el Magreb. Seguridad reforzada Ayman al Zawahiri provocar la caída de Sarkozy es algo de manicomio. Pero, a la luz de los grandes atentados islamistas, el 11- S neoyorquino o el 11- M madrileño, los especialistas están condenados a seguir hasta el fin todas las pistas imaginables. Ante las escuchas de los controladores aéreos portugueses, la Prefectura de París informó inmediatamente de que, en verdad, hace semanas que