Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 12- -1- -2008 Bush pide apoyo para Olmert y da luz verde a una posible invasión de Gaza 29 El presidente de Venezuela revela que toma todas las mañanas hojas de coca, el negocio de las FARC Sigo viva por Emmanuel Clara Rojas revela cómo fue su maternidad en plena selva colombiana y la separación de su hijo de sólo ocho meses, que antes de fin de mes podría estar ya con ella POR ALEJANDRA DE VENGOECHEA CORRESPONSAL BOGOTÁ. A Clara Rojas, la abogada de 44 años que tuvo el primer hijo nacido en cautiverio tras su relación con un rebelde, no le salió ni una lágrima. Cuando el jueves dos helicópteros venezolanos la sacaron del Guaviare, una zona impenetrable del sur de Colombia, ella sólo reía y daba gracias y parecía demasiado ecuánime y sensata como para ser ella, la que había tenido una cesárea en la selva practicada con un cuchillo de cocina, en medio de bombardeos. Botero tenía razón dijo el jueves pasado, cuando tras un largo y torpedeado proceso de negociación en el que medió el presidente venezolano, Hugo Chávez, la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) liberaron a Clara Rojas y la ex congresista Consuelo González, 57 años, quien al recuperar su libertad se encontró con que era viuda y tenía una nieta de dos años. Se refería al periodista colombiano Jorge Enrique Botero, quien en 2006 publicó Últimas noticias de la guerra una crónica novelada en la que contó que Clara había tenido un hijo en cautiverio. Pese a que causó un gran escándalo por la ausencia de pruebas, a principios del año pasado el policía John Frank Pinchao confirmó todo tras fugarse de las FARC: el niño se llamaba Emmanuel- -escogido en alusión al pasaje bíblico que significa Dios está con nosotros- lo habían separado de su madre, que sufría horrores y gritaba su nombre en la noche. A finales de año, el bíblico nombre reafirmó el destino de Emmanuel: en 2005 las FARC lo entregaron a un campesino quien, angustiado por las lamentables condiciones del niño, lo dio a los orfanatos estatales. Allí duró hasta que el presidente colombiano, Álvaro Uribe Vélez, contó la verdad: las FARC dilataban la entrega por- Chávez propuso a Uribe retomar el diálogo para el canje entre rehenes y guerrilleros presos, pero a otro nivel, no como terroristas Previamente le pidió aceptar una especie de zona de despeje o zona humanitaria entre los dos países. Ofreció localizar en Venezuela la retaguardia de esa zona en la frontera como un campamento de paz La respuesta del Gobierno colombiano no se hizo esperar. Su portavoz, César Mauricio Velásquez, leyó un comunicado de prensa, en el que rechazó el tratamiento de insurgentes para las FARC y el ELN, pues tal término sólo se ha utilizado en Iberoamérica cuando los grupos violentos han luchado contra las dictaduras: En Colombia los grupos violentos atentan contra la democracia y en consecuencia el calificativo que se merecen es el de terroristas aclaró el portavoz de Uribe. Los grupos violentos de Colombia- -continuó el Gobierno de Uribe- -son terroristas porque se financian de un negocio como el narcotráfico, porque secuestran, ponen bombas indiscriminadamente, reclutan y asesinan a niños, asesinan a mujeres embarazadas, ancianos, dejando a su paso miles de víctimas inocentes Clara Rojas, a bordo del helicóptero que la sacó de la selva, donde ha vivido secuestrada seis años que no tenían a Emmanuel. Tras pruebas de ADN se supo que Clara era su madre. Por eso el jueves pasado, pese a que se producía una de las liberaciones políticas más simbólicas pues desde hace años las FARC tienen en su poder a 44 canjeables como se conoce el grupo de personalidades- -entre ellas la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt- -que quieren intercambiar por cientos de rebeldes presos, la pregunta era una sola: ¿cómo fue ser madre en medio de la guerra? Clara, quien como fórmula vicepresidencial de Betancourt, se destacó por una lealtad a prueba de fuego hasta el punto de que en febrero de 2002, cuando las secuestraron, le dieron la oportunidad de irse y ella decidió quedarse, mostró en su entereza que ya había derramado todas las lágrimas. Tras contar que su hijo había nacido el 16 de abril de 2004 y que había sido un parto tenaz Clara confesó estar viva por él. Él demostró ser un niño muy echado para adelante Era lo más pequeñito, lo más lindo. Lo que más me impactó fue su sonrisa y por supuesto su llanto. Era lindo dijo tras especificar que sólo lo tuvo ocho meses muy difíciles AFP Nació el 16 de abril Las FARC y el ELN no son terroristas. Hay que darle un reconocimiento por su esfuerzo en la entrega de los retenidos. Ambas son organizaciones insurgentes con proyecto político y bolivariano insistió Chávez en su defensa cuando pidió a los países europeos retirarlas de su lista de terroristas. También negó que fueran narcoguerrillas Por último, ante la mirada atónita de los embajadores invitados a la Asamblea Nacional, el mandatario confesó que consumía pasta de coca todas las mañanas. Evo Morales me manda la pasta de coca. No es cocaína. En Bolivia es todo un sistema económico y social, yo la recomiendo Insurgentes bolivarianos Era lo más pequeñito, lo más lindo. Lo que más me impactó fue su sonrisa y por supuesto su llanto. Era lindo Ingrid Betancourt y Clara Rojas trataron de huir, pero se perdieron en la selva La ex rehén Clara Rojas aseguró ayer que intentó huir del cautiverio junto con la política colombo- francesa Ingrid Betancourt, pero se perdieron en la selva. Nosotras empezamos a planear (la huida) y cuando se presentó la oportunidad nos fuimos, pero no contamos con suerte porque nos perdimos narró Rojas a una emisora. No alcanzamos a llegar muy lejos y salir del círculo (de la guerrilla) en que estábamos, porque lo hicimos de noche y por las condiciones de la selva agregó. La ex secuestrada dijo que para que desistieran de su idea, los guerrilleros nos asustaban con tarántulas y culebras, y empezaban a contarnos historias de gentes que se habían perdido en la selva porque teníamos detrás de nosotros todo el tema militar, los helicópteros, el hecho de estar encerrados y no poder salir Durante cuarenta días Clara estuvo asistida por una enfermera tras un parto que se complicó porque no dilaté y terminé con cesárea Allí Emmanuel se partió un brazo. Cuando se lo quitaron, mandó cartas pidiendo que se lo enviaran a su madre, Clara de Rojas. Ellos me decían que estaba bien y sólo me enteré de lo que le había pasado durante el proceso de liberación Del guerrillero, el padre, dijo no saber nada. De sí misma, lo tiene muy claro: Lo primero que quiero es ver cómo se realiza lo de la intervención de Emmanuel y qué requiere. Quiero que entre a estudiar este año Será como para volver a reorganizar mis asuntos, mis cosas personales y conversar con la familia que será la mejor alternativa para seguir de aquí en adelante Las cartas para ambos ya están echadas. En el hogar infantil estatal, donde está Emmanuel, un niño alegre, feliz y amoroso que se relaciona fácil con otras personas según describen, esperan a Clara. Ella, por lo pronto, lleva en su maleta la primera ropa que le hizo cuando nació. ABC. es ABC. es Vídeos de Chávez con las liberadas y pidiendo negociar con las FARC en abc. es internacional Vídeo, fotos y documentos de Clara Rojas y Consuelo González en abc. es internacional