Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 INTERNACIONAL www. abc. es internacional SÁBADO 12- -1- -2008 ABC Chávez pide a la UE retirar a las FARC del listado de grupos terroristas, tras la liberación Uribe rechaza la iniciativa venezolana de negociar con los rebeldes bajo el estatuto de guerrilleros LUDMILA VINOGRADOFF CORRESPONSAL CARACAS. Yo tomo pasta de coca todas las mañanas reveló ayer el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, mientras pidió a gobiernos europeos que retiren a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y al Ejército de Liberación Nacional (ELN) del listado de organizaciones terroristas, y al presidente Álvaro Uribe, que las considere actores políticos para comenzar el diálogo de paz. Sin embargo, el Gobierno de Bogotá rechazó de plano tal ofrecimiento y anunció que continuará la lucha hasta agotar estos grupos terroristas, que han recibido las más generosas ofertas de paz El mandatario venezolano se mostró como un pavo real después del éxito del rescate gracias a sus gestiones de Clara Rojas y Consuelo González de Perdomo, secuestradas por las FARC hace más de seis años cuando la primera era candidata a la Vicepresidencia con Ingrid Betancourt y la segunda miembro del Congreso. En su mensaje anual a la Asamblea Nacional con motivo del inicio del año legislativo, Chávez comenzó su largo discurso con los pormenores de la reanudada operación que fue suspendida el 31 de diciembre porque las FARC no tenían a Emmanuel, el hijo de Clara Rojas nacido en cautividad. Relató que al tener las coordenadas enviadas por la guerrilla marxista del lugar de entrega de las dos mujeres en el departamento de Guaviare, en menos de 24 horas ya habíamos rescatado a nuestras compatriotas Uribe reconoció la misma noche del jueves su eficacia y rapidez en el procedimiento de la operación de rescate, esta vez discreto Sin embargo, el artífice del rescate no recibió bien las palabras conciliadoras de su par colombiano. Lo culpó de la fallida entrega en diciembre pasado. Uribe pulverizó la confianza que le tenía. Claro que fue producto de infinitas presiones, especialmente las del imperio de los Estados Unidos El alcalde de Bogotá, Samuel Moreno, sujeta un retrato de Ingrid Betancourt, ayer durante una concentración en la capital colombiana AFP Consuelo relata que muchos cautivos viven encadenados y urge a trabajar por su libertad A. V. BOGOTÁ. En una inusitada conciliación con Hugo Chávez, el presidente colombiano, Álvaro Uribe, no sólo elogió el jueves a su par venezolano, sino que le abrió de nuevo las puertas a las FARC para que negocien el acuerdo humanitario, que pretende lograr la liberación de 44 secuestrados. Invito a las FARC a considerar una negociación sencilla de buena fe dijo. Pero las FARC mantienen sus condiciones inamovibles. Cualquier acuerdo debe empezar por retirar al Ejército y la Policía de una zona montañosa de 780 kilómetros cuadrados. Somos una fuerza beligerante a la espera de ser reconocida por los gobiernos del mundo. Este paso allanaría el tortuoso camino del pueblo en busca de la paz puntualizaron ayer. Uribe, reelecto hasta 2010, ha sido enfático en los seis años que lleva gobernando: no desmilitarizará la zona. Sin embargo, tras estos rescates y la prueba de supervivencia de Ingrid Betancourt en diciembre pasado, en la cual aparecía flaca y muerta en vida, la presión internacional ha crecido. Ahora se suma la presión de los liberados, quienes han dicho que no descansarán hasta tenerlos vivos. Consuelo González, una de las liberadas, pidió ayer a los colombianos trabajar urgentemente en favor de la liberación de todos los secuestrados, con la participación de Chávez. Tras describir que las condiciones de los secuestrados son dramáticas, contó que la mayoría viven atados, que para realizar actividades como comer o bañarse deben hacerlo encadenados y guardar las cadenas en una maleta que llevan en la espalda. Cuando se van a dormir, amarran la cadena a un palo seco. Es algo doloroso y creo que es la única parte del mundo donde ocurre indicó. Por eso Consuelo González dijo que hay que hacer todo lo posible para que puedan recuperar la libertad, por lo que indicó que Chávez puede jugar un papel fundamental. Hay que entender que no es una intromisión, sino que se debe hacer por razones humanitarias. No le perdonaría a Colombia que no se haga nada. Tenemos que hacer lo que sea, los medios nos tienen que ayudar Respuesta de Bogotá