Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
86 VIERNES deESTRENO VIERNES 11 s 1 s 2008 ABC CARTA AL DIRECTOR Toni García QUERIDO JOE... e de reconocer que no tengo tan fresca como quisiera tu última película, Expiación ya que la vi ya hace unos cuantos meses cuando inauguró (con una buena dosis de euforia por parte de la crítica especializada -siempre les llaman así, supongo que habrá algunos que no serán especializados la Mostra de Venecia. Al día siguiente te entrevistaba, justo después de Keira Knightley (una actriz que no me convence, aunque a veces me sorprenda) y antes de James McAvoy (un actor de primera con una excelente selección de películas en su haber) Lo primero que me sorprendió es que eres un tipo muy joven y, teniendo en cuenta eso, tu película sólo puede calificarse de espléndida. Si tuvieras veinte años más y otro apellido que no fuera Wright seguramente te habría caído algún buen palo. No te pongas nervioso, más abajo te explico por qué. Atreverse a adaptar una novela de Ian McEwan ya tiene un gran mérito; sabido que es un hombre poco amante de los esquemas simples y muy aficionado al matiz y a los alambiques. La novela es fabulosa- -muy dura, pero fabulosa- -y tu película arranca de la misma manera: con ese toque de genio que es H El británico Joe Wright (1972) que debutó con Orgullo y prejuicio estrena esta semana Expiación combinar el sonido de la música de escribir con la melodía de la banda sonora. Seguro que te enfadarías, Joe, si me pusiera aquí a explicar los pormenores del argumento, pero déjame decir que es una historia de amor que se extiende por dos generaciones de mujeres ahogadas por eso tan doloroso que es la culpa. Dicho esto- -y aunque estoy seguro de que tú ya lo sabes- la maravillosa Romula Garay se come viva a Keira Knightley en cada escena que comparten y la propia Knightley no puede soportar el envite de esa locomotora que es el señor McAvoy. Esto, que me parece obvio, convierte el principio de la película en un pequeño acuario donde uno no sabe muy bien qué peces tiene que mirar y, aunque mantienes firme el timón en cuanto te descuidas, pasa lo que pasa: McAvoy se adueña de la película y manda en los mejores momentos y, sobre todo, en aquellos que acontecen durante la guerra. Déjame ahora volver a lo de que algunos te darían palos (con perdón) aunque serían leves: la que para algunos es la mejor escena de la peli (la famosa escena en la playa con los soldados británicos resignados a su suerte) me parece tan teatral, tan artificial, tan orquestada, que toda la fuerza que podría haber tenido se va a medida que la cámara se dedica- -en ese plano secuencia que te sacaste de la manga- -a hacer giros y evoluciones metafísicas con coros incluida... ¡Ay, Joe! te has quedado a un paso (no sólo por eso, naturalmente, aunque también) de hacer un peliculón de los que hacen época, pero algo me dice que no pasará mucho tiempo antes de que nos compenses. Y de la misma forma estoy convencido de que lo vas a hacer a lo grande. P D. ¡Ah! y el final es brillan. te. De verdad. Joe Wright, durante el rodaje de Expiación ABC NOVEDADES EN DVD POR J. I. GARCÍA GARZÓN La estrella ausente Italia 2006 103 minutos Género- -Drama Director- -Gianni Amelio Actores- -Sergio Castellitto, Ling Tai, Angelo Costabile Tribulaciones de un italiano en China ANTONIO WEINRICHTER Cuando China despierte... a ver cómo nos entendemos con ellos. Ése es el problema al que se enfrenta el ingeniero italiano que encarna Sergio Castellito cuando viaja a Shangai movido por el honesto motivo de llevarles el repuesto de una pieza defectuosa de una maquinaria que les ha vendido su empresa. Pese a que se trata de un alto horno, nada menos, no de un gadget minúsculo, su empeño se revela tan titánico como el país en el que se sumerge, donde parece que hay una fundición a cada esquina. No le ayuda tampoco su ignorancia del idioma chino y, casi peor, de las sutilezas de negociación necesarias para entenderse con la mentalidad estatal- capitalista de sus interlocutores. Menos mal que cuenta con el apoyo de una traductora (Tai Ling) que se convierte en su úni- Alpha Dog Un caso criminal de finales de los años 90 le sirve a Nick Cassavetes (hijo del director y actor John Cassavetes y la actriz Gena Rowlands) para trazar un retrato desolador de la superficialidad y los espejismos violentos en los que se mueve un sector de la juventud norteamericana. El argumento se centra en un joven narcotraficante que decide secuestrar al hermano menor de un amigo que le debe dinero, un mundo de niños pijos que remedan los modos pandilleros y mafiosos propagados por películas y videojuegos hasta que el peligroso entretenimiento se les escapa de las manos. Estupenda y sobrecogedora película. Manga (14,99 euros) Diarios de la calle También a vueltas con la juventud conflictiva y basado en un caso real ocurrido en California en los 90, este filme de Richard LaGravanese revisita con solvencia, honestidad y buen pulso narrativo el subgénero de profesor enfrentado a alumnos de armas tomar. La bioscarizada Hilary Swank encarna a una novata profesora de Literatura destinada a un instituto interracial problemático; para despertar el interés de los chicos, les propone escribir un diario al modo del de Ana Frank. Patrcik Dempsey, Imelda Staunton, Scott Glenn y un puñado de jovenes actores de gran espontaneidad completan el bien equilibrado reparto. Paramount (17,95 euros) Federico Fellini Este cofre con seis discos contiene un equilibrado y ecléctico menú Fellini, que ilustra sobre las diferentes etapas del desbordante cineasta italiano y ofrece además una sabrosa guarnición de entrevistas y material adicional. De primer plato, La strada (1954) una obra maestra, con Anthony Quinn y la maravillosa Giulietta Massina, que explora esa poesía suburbial, entre nostálgica y crítica, característica de buena parte de su filmografía; de segundo, Giulietta de los espíritus (1965) de nuevo con la Massina. Y para concluir, Entrevista (1987) su penúltimo trabajo y una suerte de testamento. Para chuparse los dedos Fnac Avalon (39,95 euros) co cómplice en tan quijotesca empresa: la película acaba siendo tanto la crónica de su incipiente relación sentimental como una road movie que nos ofrece en un principio imágenes de una China moderna que son precisamente las que suelen hurtarnos los flamantes cineastas nativos. Ése es, sin embargo, el principal problema de La estrella ausente el esforzado trabajo de un director otrora potente y sensible como Gianni Amelio palidece cuando, según la acción se interna en la China profunda, se le compara, por ejemplo, con una película similar como Naturaleza muerta deJia Zhangké. No es que Amelio ofrezca una mirada de turista, es que su forma de fiarlo todo a la jeta de perro triste de Castellito hipoteca por deriva hacia lo sentimental lo que debía haberse apoyado en el poder de la observación o inspección poética; y en eso los cineastas chinos no tienen parangón. La película es en parte una road movie que nos ofrece imágenes de una China moderna