Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
80 VIERNES DE ESTRENO www. abc. es cine VIERNES 11 s 1 s 2008 ABC Los guionistas amenazan con tumbar los Oscar La huelga de guionistas que paraliza Hollywood desde hace semanas, y que ha obligado a suspender la gala de entrega de los Globos de Oro, pende también sobre la ceremonia de las estatuillas POR JOSÉ LUIS DE HARO SERVICIO ESPECIAL NUEVA YORK. Al grito de ¡sin contratos, no hay programas! más de una veintena de piquetes daba comienzo a la huelga de guionistas cinematográficos y televisivos a este lado del Atlántico el pasado mes de noviembre. Desde entonces apenas se han advertido avances y los paros laborales de cerca de 10.000 empleados han ido mermando poco a poco a la industria. Primero fueron las series de televisión, como Perdidos o Ugly Betty luego los late night, y por último los Globos de Oro. Con este cúmulo de víctimas a sus espaldas, muchos comienzan a echarse a temblar sobre una posible cancelación de la noche más importante de Hollywood, la entrega de los premios de la Academia de la Artes y la Ciencias Cinematográficas de Estados Unidos, más conocidos como los Oscar. De momento, todos mantienen los dedos cruzados para que el próximo 24 de febrero, esta gala, que cumple su 80 aniversario, sobreviva al delicado momento que se vive actualmente entre las partes implicadas. Sin embargo, las insistentes peticiones al sindicato de escritores para que se permitiese que los escritores trabajaran en los textos de ambas ceremonias, los Globos de Oro y los Oscar, han sido sistemáticamente rechazadas. La guinda del pastel a esta complicada situación la ha puesto la campaña orquestada por el Sindicato de Actores, Screen Actors Guild, que ha pedido a las estrellas que no acudan a las ceremonias. El panorama parece poco alentador y los anunciantes televisivos comienzan a plantearse su inversión publicitaria en la retransmisión de la ceremonia. Hay que destacar que los Oscar, junto con la Superbowl, son los principales Tom Cruise se salva de la quema Pese a su controvertido vínculo con la cienciología, el sindicato de guionistas de EE. UU alcanzó un acuerdo con los estudios del actor Tom Cruis, United Artists (UA) lo que libra a la productora independiente de tener que lidiar con los avatares de esta huelga. Este supone el primer acuerdo de este tipo alcanzado dentro de la industria lo que descubre un alo de esperanza para encontrar soluciones viables a nivel general a esta crisis. Los pormenores del acuerdo con UA no han sido dados a conocer aunque se especula que cubren los asuntos centrales de la protesta, en especial, el pago de beneficios de aquellos programas y películas distribuidos en Internet. J. L. H. caso de que los Oscar corran la misma suerte que su hermanos pequeños. Paul Tilley, director de Omnicom Group, aseguraba al Wall Street Journal que no se pueden incluir los anuncios de los Oscar en cualquier otro programa especial, como sucederá con los Globos de Oro, porque esta clase de publicidad está especialmente creada para la ceremonia Aún así, Bruce Davis, director ejecutivo de los Oscar, todavía se muestra esperanzado de lograr un acuerdo con los guionistas para crear la gala que el público espera poder ver Sin Globos de Oro pulmones publicitarios para las cadenas encargadas de organizar dichos eventos. Según Nielsen, la cadena ABC se embolsó el año pasado cerca de 80 millones de dólares por la venta de espacios de publicidad durante la emisión de los premios, mientras que los Globos de Oro tan sólo recaudaron 27 millones de dólares. Muchas compañías de publicidad preparan planes de contingencia en el La huelga de guionistas que se vive desde hace meses a este lado del Atlántico está tomando consecuencias sin precedentes en la meca del cine. El boicot liderado por buena parte de los escritores de la industria, al que se ha sumado el sindicato de actores, ha dejado a los estadounidenses sin gala de entrega de los Globos de Oro, mientras muchos creen que la mala suerte podría contagiarse a los Oscar. El comunicado dado a conocer a última hora del lunes por la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood cayó como un jarro de agua fría al confirmar que la ceremonia, prevista para el próximo 13 de enero, se sustituirá por la emisión de una rueda de prensa en la que se anunciarán los ganadores y varios programas especiales de alrededor de una hora con los premiados. Sorprendentemente, será la primera vez en la historia de los premios, que este año celebran su LXV edición, en la que no se retransmitirán por televisión. Con este insípido torniquete se pretende salir al paso de las intenciones hechas públicas por muchos actores y candidatos a estos premios de no acudir a la ceremonia para solidarizarse así con la huelga de los guionistas de cine y televisión de EE. UU. El primer paro laboral de este gremio desde 1988 quiere conseguir el incremento del porcentaje que los escritores se llevan en la venta de DVD y, por supuesto, aumentar los ingresos derivados de la distribución de