Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 11 s 1 s 2008 MADRID 51 Padres y profesores se encierran por el derribo de la guardería Valle de Oro Solicitan que se construya una nueva escuela infantil en el antiguo solar del centro s La Comunidad ofrece ampliar sin coste los horarios del centro alternativo LETICIA TOSCANO MADRID. Unas 200 personas, entre padres y trabajadores del centro, se encerraron ayer en la escuela infantil Valle de Oro, en el distrito de Carabanchel, para exigir alternativas a la Comunidad de Madrid ante el inminente derribo de la escuela que podría producirse a lo largo del día de hoy. La consejería de Educación decretó el cierre del centro infantil el pasado 20 de diciembre porque presentaba un riesgo cierto de colapso estructural que afectaría a la seguridad de los ocupantes y ofreció a los padres afectados la posibilidad de reubicar a los niños en la guardería Cinco Lobitos- -una de las 22 abiertas en la última legislatura- -situada a unos siete kilómetros de la escuela Valle de Oro. Sin embargo, esta opción no ha satisfecho ni a los padres ni al personal de la escuela que se encerraron ayer en el centro para exigir al Gobierno regional una serie de garantías. En primer lugar, según explicó Isabel Galvín, responsable de Acción Sindical de CC. OO. los afectados piden a la Comunidad que se comprometa por escrito a que, una vez terminado el derribo, vuelva a construirse otro centro público de educación infantil en el mismo solar. Se trata de evitar que el Gobierno regional levante un centro privado, sospecha que sostienen desde los sindicatos e IU. A este respecto, el vicepresidente primero regional, Ignacio González, afirmó que todavía no se ha decidido cual será el destino de los terrenos porque lo único que se plantea actualmente es resolver lo importante, que es llevar a los niños a una guardería donde sean atendidos adecuadamente Fuentes de la consejería confirmaron que este suelo esta calificado urbanísticamente como de dotación educativa. Los sindicatos solicitan que el traslado de los 60 alumnos de la escuela Valle de Oro, de más de 30 años de antigüedad, se haga de manera provisional y junto al profesorado con el objetivo de no dividir a la comunidad educativa. Así plantearon a la consejería de Educación que se levanten unos barracones o aulas prefabricadas en el solar, de unos 2.000 metros cuadrados, mientras que se construye el nuevo edificio. Desde Educación descartaron esta posibilidad por considerarla poco apropiada para niños de tan corta edad (entre 0 y 3 años) e informaron de que han ofrecido al personal del centro la posibilidad de incorporarse a otras escuelas dentro del mismo distrito, para ocasionar el mínimo perjuicio posible. Por otro lado, los padres han manifestado su disconformidad por la lejanía del centro Cinco Lobitos, por lo que la Comunidad ofreció ayer, durante una reunión mantenida con ellos, la posibilidad de ampliar el horario de entrada y de salida de los pequeños sin coste alguno para los padres, de forma que sea más flexible llevar y recoger a los niños. Sin embargo, la petición de transporte gratuito, también realizada por los padres, ha sido denegada dada la edad de los niños ya que, según explican desde la consejería ninguna empresa de transporte se responsabiliza de la seguridad de un bebé de ocho de meses La actuación del Gobierno regional también fue criticada por la portavoz del PSOE en la Asamblea, Maru Menéndez, quien se acercó a la escuela infantil en la mañana de ayer. Menéndez calificó de irresponsable al Gobierno regional ya que ha mantenido en una situación de riesgo e inseguridad a los 60 niños de esta escuela infantil, mientras que existe Lejanía del nuevo colegio un informe del Ayuntamiento con fecha del pasado mes de septiembre que ya alertaba sobre los riesgos en el edificio En esta línea, José Luis, uno de los padres afirmó que se ha dejado morir al centro poco a poco porque no hay una voluntad política para arreglar el problema El encierro de los padres y los trabajadores concluyó en la tarde de ayer pero, según explicaron, continuará a partir de las 08.00 de hoy. Los participantes en las protestas decidieron no pasar la noche en el edificio después de que cortaran los suministros de luz y agua y ante el riesgo patente de derrumbe del inmueble que presenta grietas por toda la estructura. El objetivo del colectivo es anticiparse a la posible llegada de las excavadoras y evitar, de momento, el derrumbe. Los padres mantendrán una nueva asamblea a las 16.00. Los padres y los profesores de la guardería Valle de Oro se encerraron ayer para exigir a la Comunidad la construcción de un nuevo centro EFE Le implantan una prótesis sin su permiso y le cobran 8.019 euros ABC MADRID. Una sentencia judicial ha absuelto a un paciente de pagar una prótesis cardiaca de un coste de 8.019 euros que le implantaron sin comunicárselo y sin pedirle autorización cuando había acudido al Hospital Montepríncipe de Madrid para una prueba diagnóstica. La asociación Defensor del Paciente informó ayer de esta sentencia, dictada por el Juzgado de Primera Instancia número 51 de Madrid, en la que condena a este centro sanitario a pagar las costas del juicio. Según la asociación, la colocación de la prótesis no estaba cubierta por la compañía aseguradora y su realización jamás fue advertida al enfermo que responde a las iniciales P. J. P informa Efe. El paciente, como asegurado de Mapfre Caja Salud, únicamente iba a someterse a un estudio electrofisiológico cardiaco (cateterismo) prescrito por la Unidad de Cardiología del Hospital Montepríncipe, para el que precisaba autorización por parte de ésta. Durante la realización del cateterismo cardiaco, se le implantó una prótesis sin que se comunicase esta decisión al paciente, quien conoció esta circunstancia durante el postope- ratorio, cuando ya se había realizado. Al parecer, no se le informó de los posibles riesgos ni complicaciones de dicha actuación para que pudiera otorgar su consentimiento y solicitar la autorización por parte de la aseguradora. Tampoco se le facilitó información con carácter previo del precio del implante, ni se le dio presupuesto. Además, el paciente es beneficiario de la Seguridad Social y tanto el cateterismo con la implantación de la prótesis cardiaca se podía haber realizado en los centros hospitalarios de la red sanitaria pública sin coste alguno para el paciente.