Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 ESPAÑA LXX cumpleaños de Don Juan Carlos VIERNES 11 s 1 s 2008 ABC Ibarretxe brindó ¡por España! El lendakari atribuyó el gesto a su educación pero al llegar al País Vasco casi pide perdón: hasta EA forzó una justificación s Sonsoles Espinosa no fue a la cena: cantaba en el coro del Liceo POR ALMUDENA MARTÍNEZ- FORNÉS MADRID. Sólo unas horas duró el espejismo de buen entendimiento que se vislumbró la víspera en el Palacio de El Pardo, donde los representantes de todas las instituciones y partidos políticos, por muy diferentes que fueran sus ideas, se reunieron en torno a Su Majestad el Rey para celebrar su septuagésimo cumpleaños. Bastó con que el lendakari vasco, Juan José Ibarretxe, regresara a su tierra para que se desvaneciera esa imagen idílica de la víspera, en la que los casi 500 invitados, el lendakari incluido, levantaron su copa para brindar por España y dedicaron sonoros aplausos a los discursos pronunciados en la cena. Fue el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla- -el más locuaz de los presidentes autonómicos- el primero en relatar que Ibarretxe había aplaudido con entusiasmo aparente todas las intervenciones de la noche y que, incluso, levantó la copa para brindar por España. En declaraciones a la cadena Ser, Revilla dijo que él estuvo sentado muy cerquita de la mesa que los Príncipes de Asturias compartieron con el lendakari y con el presidente del PP, Mariano Rajoy, entre otras personas. Y que pudo ver aplaudir a Ibarretxe: Incluso cuando se hablaba y se brindó por España, que también lo hizo, le vi levantar la copa aseguró. Al lendakari no le debió de gustar nada que Revilla aireara estos gestos y se sintió obligado a dar explicaciones y, casi, casi, a pedir perdón: Hay una cuestión muy clara en el pueblo vasco, que es la educación, es ser educado, y por lo tanto, mantener las formas, que son parte del fondo afirmó Ibarretxe, también en declaraciones a la cadena Ser. Asimismo Eusko Alkartasuna salió en defensa de la buena educación y la cortesía de Ibarretxe y, lo más sorprendente, es que acusó a Revi- El Príncipe de Asturias saluda al senador de Estados Unidos Mel Martínez en presencia del embajador norteamericano, Eduardo Aguirre EFE A pesar de los muchos años de relación con el Rey, el neoseparatista Jordi Pujol no asistió a la cena de cumpleaños Sonsoles Espinosa no quiso dejar plantados a sus compañeros del coro con los que canta Aida en el Liceo Según el presidente de Cantabria, al Rey se le saltaron las lágrimas de emoción tras escuchar a Don Felipe En la cena de El Pardo Zapatero recordó a Aznar que tienen un café pendiente desde hace dos meses Dar explicaciones lla de cierta mala intención por haber difundido los gestos. Revilla, que compartió mesa con Alfredo Pérez Rubalcaba, Rodrigo Rato, el Infante Don Carlos y Juan José Laborda, entre otros, también relató que el Rey se emocionó mucho cuando se levantó el Príncipe y le trató de hijo, con un discurso de hijo, no el habitual que escuchamos cuando el Príncipe está hablando del Rey. Ahí le vi yo que se le caían las lágrimas aseguró. El presidente cántabro, que dedicó parte del día de ayer a comentar las anécdotas de la cena en diversos medios de comunicación, también destacó que Santiago Carrillo fumó en el Palacio de El Pardo, aunque estaba prohibido. Quien no asistió a la cena- -aunque ABC incluyó ayer su nombre por equivocación- -fue la esposa del presidente del Gobierno. Sonsoles Espinosa no quiso dejar plantados a sus El Príncipe, con los senadores de Estados Unidos El Príncipe de Asturias recibió ayer a una comisión de senadores republicanos de EE. UU. encabezados por Mel Martínez, dirigente del Partido Republicano hasta el pasado octubre. Don Felipe conversó con los senadores Charles Grassley, de la Comisión de Finanzas; Larry Craig, de la Comisión de Presupuestos, y John Thune, de la Comisión de Servicios Armados, a la que pertenece asimismo Mel Martínez. También estuvieron presentes el embajador de EE. UU. Eduardo Aguirre, y la secretaria de Estado para Iberoamérica, Trinidad Jiménez. compañeros del coro en el que canta en la cuerda de la soprano. Así que mientras Rodríguez Zapatero cenaba con Don Juan Carlos y Doña Sofía, su esposa participaba en el coro de la ópera Aida en el Liceo de Barcelona. Otra de las ausencias más sonadas fue la de Jordi Pujol. A pesar de los muchos años de trato directo con el Rey, al ex presidente de la Generalitat debió tirarle más el carro del separatismo al que se ha subido en los últimos meses que la relación forjada en estas décadas con Don Juan Carlos. La ausencia que perdió todo su sentido fue la de Gaspar Llamazares, coordinador general de IU, quien explicó que él, como republicano, no podía acudir a un acto de exaltación de la Monarquía. Un argumento que ignoraron completamente tanto el ex secretario general del PCE Santiago Carrillo como la alcaldesa de Córdoba, Rosa Aguilar, de IU, quienes asistieron encantados a la cita con Don Juan Carlos. Sólo el Rey podía convocar un acto de esas características afirmó ayer Aguilar, quien mostró su satisfacción por haber tenido la oportunidad, la suerte y el honor de departir un momento con el Monarca. La cena también sirvió para que el actual presidente del Gobierno recordara a su antecesor, José María Aznar, que tienen pendiente un café desde hace dos meses (cuando Aznar llamó a Zapatero para agradecerle su defensa frente a los ataques de Hugo Chávez) El ex dirigente del Partido Popular respondió que sí, pero que será él quien invite. ABC. es Imágenes de la cena ofrecida por el Rey con por su septuagésimo cumpleaños en abc. es