Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 10- -1- -2008 Robin un médico virtual informará a los adolescentes sobre sexo y drogas 81 El hallazgo nos conducirá a avances más importantes Joan Massagué Dtor. del Instituto de Investigación Biomédica de Barcelona der pensar en trasladar nuestros hallazgos al enfermo (Otros descubrimientos sobre el control de genes que intervienen en la diseminación del cáncer, sí desembocaron en ensayos clínicos con medicamentos que ya existían en el mercado) La nueva firma genética que han identificado se convertirá, de momento, en otra herramienta para evaluar la probabilidad de que un cáncer progrese. Existe un buen número de estas firmas y las más útiles son aquellas que consisten en genes que no sólo son marcadores sino que actúan como mediadores de la metástasis. En esta firma genética, hemos identificado ese conjunto de mediadores Su investigación, realizada con el laboratorio de Nueva York también ha sacado a la luz nuevos genes que podrían podrían ser objetivos para tratamientos que interfirieran en la metástasis. Los investigadores en este campo están ahora acumulando un catálogo de genes con relevancia clínica a explorar, y el conjunto que hemos identificado ha mostrado tener importancia Su próximo paso es buscar si las moléculas que controlan los genes de la metástasis en el cáncer de mama también lo hace en otros tipos de tumores. Hemos abierto una ventana hacia interrogantes futuros y mi esperanza es que este estudio conduzca a descubrimientos más importantes que los que publicamos ahora Yamanaka pide regular el uso de las células madre inducidas El científico recuerda que la técnica, que elude la clonación terapéutica, permite crear vida humana en el laboratorio ABC MADRID. Shinya Yamanaka, el científico japonés que saltó a la fama por su descubrimiento para crear células madre sin necesidad de emplear embriones humanos, pidió ayer que se regule el uso de ese método por los problemas éticos que podría suscitar, informa Efe. Durante una conferencia que ofreció en el Club de Corresponsales Extranjeros de Tokio, Yamanaka apuntó que su método está libre de problemas morales relacionados con la destrucción de embriones humanos y podrá usarse, en un futuro todavía no determinado, para el tratamiento de dolencias como el Parkinson o el cáncer. Sin embargo, esta nueva tecnología, que presentó en noviembre pasado, ofrece herramientas para potencialmente crear vida humana en el laboratorio, un avance que sí entra en el campo de la ética. Este investigador se mostró favorable a su regulación porque el poder de su hallazgo podría ser empleado en hacer algo malo dada la relativa sencillez de la tecnología necesaria para su desarrollo. Yamanaka trabaja en la creación de Células Madre Inducidas (CMI) que tienen las mismas funciones que las de las células madre pero en cuya obtención emplea sólo células de piel humana, de modo que desaparecen todas las objeciones éticas que han entorpecido hasta ahora la investigación con células madre en muchos países. Yamanaka lidera la línea de investigación de CMI en la Universidad de Kioto, un campo en el que también trabajan varios laboratorios estadounidenses a los que el científico nipón considera amigos aunque confiesa notar el estrés que le ocasiona su feroz competencia. Al fin y al cabo, según sus palabras, esta competencia es buena para los pacientes Este científico japonés proviene de la medicina clínica- -fue cirujano- -y durante su conferencia afirmó que él trabaja para curar a seres humanos, no a ratones En cuanto al uso clínico de sus métodos, Yamanaka apuntó que las potencialidades de las CMI son tan amplias que el tiempo necesario para su desarrollo dependerá de cada una de sus aplicaciones. El investigador nipón afirmó ayer que esta tecnología puede ser aplicada ya en la industria farmacéutica. Sin embargo, Yamanaka matizó que todavía hacen falta años para poder emplear los resultados de sus investigaciones en la regeneración de tejidos. Por el momento sus descubrimientos están en la fase de investigación, pero el potencial de sus métodos es hoy en día ya visible. Como su método todavía no está desarrollado del todo, el proceso de extraer las células del paciente y obtener las células específicas que se necesitan para una terapia toma tres meses. Por eso Yamanaka propuso la creación de un banco de CMI que abarate y acelere el proceso terapéutico, ya que algunas afecciones necesitan un tratamiento mucho más acelerado. En fase experimental Desde sus laboratorios de Nueva York y Barcelona lidera la investigación de la metástasis del cáncer, donde está la llave para reducir la mortalidad N. R. C. MADRID. Mejoran los tratamientos, las pruebas para diagnosticar los tumores. Pero la metástasis, el mecanismo por el cual una célula cancerosa es capaz de emigrar e invadir un tejido sano, guarda aún numerosos secretos. Joan Massagué, uno de nuestros cerebros fugados y recuperados para la Ciencia española lleva años empecinado en arrancarle todos sus secretos. El último lo desvela hoy en la revista Nature Su hallazgo permitiría desarrollar nuevos fármacos que, en teoría, podrían prevenir la metástasis. Él prefiere por ahora no hablar de aplicaciones inmediatas. Opta por la cautela: Esta vez, necesitamos tiempo para po- El científico propone la creación de un banco de células inducidas que abarate y acelere el proceso terapéutico sivos. Tan importante, como las detectadas hasta la fecha. Los tratamientos que se basen en este hallazgo aún deberán esperar algo más. El desarrollo de técnicas para introducir los microARN en tumores cuando faltan es una vía. Otra posibilidad es diseñar nuevos fármacos contra los genes cuya actividad aumenta para promover la metástasis cuando éstos faltan. La puerta ya está abierta. Massagué confirmó ayer a este periódico que ya ha comenzado a investigar si este hallazgo se puede trasladar a otros tumores diferentes al de mama e incluso a otro tipo de metástasis. En concreto, se investiga si los fragmentos de ARN controlan la metástasis en los tumores de colon y pulmón, las otras dos grandes amenazas de la población. Más información sobre la investigación: http: www. hhmi. org El científico japonés Shinya Yamanaka en la conferencia de prensa celebrada ayer en Tokio AFP