Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
80 CIENCIAyFUTURO www. abc. es cienciayfuturo JUEVES 10- -1- -2008 ABC SUPRESIÓN NATURAL DE LA METÁSTASIS EN EL CÁNCER DE MAMA Científicos del centro oncológico Memorial Sloan- Kettering de Nueva York han identificado un grupo de pequeñas moléculas de ARN (microARN) que controlan los genes de la metástasis del cáncer de mama. El hallazgo permitirá identificar a los pacientes con mayor riesgo de tener una metástasis y también diseñar tratamientos específicos para favorecer la presencia de esas moléculas endógenas y evitar la metástasis NÚCLEO CELULAR Pares de bases complementarias La técnica paso a paso ADN Micro RNA (miRNA) Proteína miRNA 1 CITOPLASMA PARED CELULAR Joan Massagué identifica moléculas que frenan la metástasis del cáncer de mama La pérdida de tres microARN facilita la extensión del tumor a los pulmones y huesos s Cuando se restauran, se corrige N. RAMÍREZ DE CASTRO MADRID. El puzle de la metástasis del cáncer se completa. Un grupo de científicos del centro oncológico Memorial Sloan- Kettering de Nueva York (EE. UU. con el investigador español Joan Massagué a la cabeza, ha puesto una pieza más para resolver ese complicado rompecabezas, la clave de la extensión del cáncer. En la revista Nature detallan hoy el hallazgo de tres pequeñas moléculas de ARN (microARNs) que protegen al organismo y evitan que el cáncer de mama se extienda a los pulmones y a los huesos, dos de los destinos preferidos de las células tumorales. Se trata de un avance crucial porque la ciencia permite volver a instaurar esas pequeñas moléculas para evitar que el tumor se extienda. Una protección esencial para reducir la mortalidad de la enfermedad. El hallazgo abre la puerta al desarrollo de futuros tratamientos y también permite pensar en el desarrollo de análisis y test para identificar a las pacientes con más riesgo, las que pueden recaer tras el tratamiento y sufrir la aparición de un nuevo tumor en otro órgano. Hace una década no se daba importancia a estas pequeñas moléculas de ácido ribonucleico o ARN. Los microARN, sin embargo, desempeñan una misión crucial en el funcionamiento de las células y son capaces de apagar selectivamente determinados genes. Los científicos del centro de investigación del Memorial Sloan- Kettering han identificado a tres microARNs que controlan algunos de los genes que intervienen en la metástasis. Son miR- 335, miR- 126 y miR- 206. Uno de ellos (miR- 126 reduce la proliferación de las células tumorales) Los otros dos ejercen su influencia- -silenciándolos o modificándolos- -sobre un grupo de seis genes que aumentan el riesgo de metástasis en el cáncer de mama. Sobre todo, actúa sobre dos genes en particular, SOX 4 y TNC, que regulan la migración celular, un proceso crítico para la invasión de otros tejidos por el cáncer. Cuando se bloquea la actividad de estos dos genes se reduce la capacidad de las células para expandirse. La presencia de estas moléculas en el tumor parece un seguro contra la metástasis. Al menos, en el cáncer de mama. En el estudio de Nature se muestra cómo los tumores de mama más agresivos carecen o tienen una escasa presencia de estos tres microRNAs. La comprobación se hizo in vitro en pruebas de laboratorio con tumores humanos que habían originado metástasis. También se observó en ratones de laboratorio, y, para descartar que no se trata de una mera teoría, se comprobó la función de estas pequeñas moléculas en el análisis genético de los tumores de 368 pacientes. A los ratones se les inyectaron células de tumores humanos muy agresivos. Después, el equipo de Massagué restauró la actividad de los microRNAs. El resultado fue definitivo: la metástasis en los huesos se contenía y las células cancerosas perdían su capacidad para invadir otros tejidos sanos. Si funcionara en humanos, se podrían reintroducir los microARN en tumores para evitar la temida metástasis a otros órganos. El desarrollo de estas técnicas es hoy uno de los campos más activos de la investigación. Los análisis de las mujeres que participaron en el estudio también confirmaron los experimentos previos en cultivos celulares y en ratones. Las pacientes con mayores niveles de los seis genes que controlan miR- 335 eran las más propensas a sufrir metástasis y recaídas. En el estudio de los historiales clínicos de una veintena de pacientes se comprobó asimismo que la expresión media de miR- 335 y miR- 126 era ocho veces menor en los tumores de las pacientes que recayeron Los investigadores prefieren mostrar sus hallazgos con cautela. Sobre todo, cuando se refieren a las posibles aplicaciones. De momento, prefieren pensar en que ofrecen una nueva herramienta para predecir el riesgo de recaída de un tumor. Ahora ya se cuenta con una nueva firma genética para detectar los tumores más agre- Proliferación celular Los investigadores reactivaron en ratones los pequeños fragmentos de ARN y evitaron la metástasis Se abre la puerta a fármacos que eviten la extensión del tumor y análisis para predecir el riesgo de tumores Trabajos en pulmón y colon Estudio con 368 pacientes ABC Carlos Aguilera MEMBRANA DEL NÚCLEO Ribosoma Los microARN identificadas son miR- 126, miR- 335, miR- 206. miR- 126 reduce la proliferación y crecimiento del volumen del tumor miR- 335 y miR- 206 suprimen la metástasis y la migración de las células cancerosas a otros tejidos laboratorio, 2 En pruebas deque las muestras comprobaron de tumores de mama más agresivos, tenían muy poca presencia de los microARN identificados. Después introdujeron en ratones estas células tumorales tan agresivas y restauraron la actividad de las pequeñas moléculas de ARN. Comprobaron que la metástasis en huesos se contenía Después comprobaron sus 3 resultados con el estudio de las historias clínicas de veinte pacientes con cáncer de mama. Los pacientes que habían perdido esas moléculas tenían más riesgo de que su cáncer de mama se extendiera a los huesos y a sus pulmones. La expresión media de miR- 335 y miR- 126 era ocho veces menor en los tumores de pacientes que recayeron.