Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 10- -1- -2008 Montebello anuncia que dejará este año la dirección del Metropolitan de Nueva York 73 El Palau de la Música Catalana celebra su centenario con un programa popular Serrat, Raimon, Pat Metheny Trío, Morente y Doña Francisquita son algunas de las citas PABLO MELÉNDEZ- HADDAD BARCELONA. Llegó la hora del Palau. Ayer, en una multitudinaria rueda de prensa, los responsables del Palau de la Música Catalana presentaron el itinerario por el cual transcurrirá el centenario del auditorio modernista, Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, que se celebrará a partir del 7 de febrero. Fèlix Millet, presidente de la Fundación Orfeó Català- Palau de la Música, afirmó que uno de nuestros objetivos es dar a conocer el Palau al mundo ahora que está tal y como fue concebido en su inauguración La reforma de ampliación y la detallada restauración a la que ha sido sometido el edificio así lo ha permitido. Acompañado por el subdirector del Inaem, Francisco Cánovas; por el conseller de Cultura de la Generalitat, Joan Manuel Tresserras; y por el delegado de cultura del Ayuntamiento de Barcelona, Jordi Martí, Millet, agradeció a las instituciones, empresas y partidos políticos que han cooperado para que funcione esta caja de cristal que es el Palau Rosa Garicano, gerente de la Fundación que gestiona el auditorio de Domènech i Montaner, explicó en detalle los actos preparados. Hemos querido celebrar con música, pero también con exposiciones, libros, un simposio de arquitectura, una fiesta popular a cargo de Comediants y una programación propia inolvidable Todo comenzará el 7 de febrero con un concierto que rinde homenaje al Orfeó Català para seguir el día 9 con una gran fiesta en la calle, con muchas sorpresas. Se han preparado 15 conciertos especiales comenzando con clásica- -el oratorio La Creación de Haydn- -seguido de otro de la OBC, el espectáculo para la familia Sent 100 un recital de Raimon, un concierto de jazz coral con Bobby McFerrin y el Orfeó, una actuación de Ravi y Anoushka Shankar, los Carmina Burana (con la Sinfónica de Bilbao) un concierto Sónar, un recital del Path Metheny Trio junto a Enrique Morente, la presencia de la Orquesta de la Comunidad de Madrid, la zarzuela Doña Francisquita un recital de Joan Manuel Serrat y un concierto de la Real Filharmonia de Galicia con estrenos históricos en el Palau, todo ello además de los ciclos estables, entre los que se encuentran, por ejemplo, un Requiem de Verdi que se hará primero en el Palau y al otro día en el Liceo según comentó Fèlix Millet. Rosa Garicano apuntó por su parte que en la nueva iniciativa El Palau pasea colaborarán 45 instituciones ciudadanas, mientras que se están organizando cuatro exposiciones en distintos puntos de la ciudad, un audiovisual en el que artistas de la talla de Zubin Mehta o Montserrat Caballé se suman a la celebración y un documental con ganas de pasearse por las televisiones de medio mundo. Además de la edición de dos libros conmemorativos, se realizará un simposio de arquitectura en el que participarán creadores de emblemáticas salas de conciertos que revelarán sus secretos. El presupuesto aproximado de la celebración es de seis millones de euros, dos de los cuales los aporta el Ministerio de Cultura. Más información sobre el centenario: http: www. palaumusica. org EFE Seis millones de euros Una hermosa amistad Tal vez sea porque el Alavés anda de capa caída en el pozo de la Segunda División, o porque los baloncestistas del Tau aún no han pasado por el aro de conseguir un nuevo título, pero ayer, en Vitoria, hubo Follett hasta en la sopa (de letras, por supuesto) y claro está en los escaparates de todas las librerías y en primerísima fila. Se supone que mañana, como todos, los vitorianos tratarán del gobierno, del mundo y sus monarquías, pero ayer gobernaban sus días los entresijos y hasta las mollejas de la visita del escritor galés. En las cafeterías de la calle de Eduardo Dato, en las callejuelas y callejas de regusto medieval, en los cantones de la Soledad, de las Carnicerías, de Santa María, en las emblemáticas rúas de la Cuchillería, de la Zapatería... el autor de Un mundo sin fin estaba en boca de todos. En boca, y en mano, que muchos fieles lectores se paseaban por las calles vitorianas con una bolsa que contenía esta monumental novela, con el afán (vano ayer, la multitudinaria firma de ejemplares será hoy) de conseguir un autógrafo del autor británico. A las puertas de la catedral, un amable guardia de seguridad de acento gallego desfacía los entuertos: No, señores, esto es sólo para la prensa. Las firmas son mañana, en el Teatro Principal. Lo sé porque me toca trabajar allí a partir de las 6 de la tarde Pero no todos son ultrafollettianos, que en casa del herrero, casi siempre cuchillo de palo. No, si lo que yo te digo, que le ha cogido el gustillo a venir por aquí Y encima, seguro que se va a comer fuera de la ciudad Pero eran los menos los muchísimos menos. La tónica (aunque puestos a beber aquí se prefiera el buen rioja, es evidente) más o menos general es que el amor a primera vista entre Ken (así, amical y campechanamente le llaman muchos) y Vitoria es mucho más que un matrimonio de conveniencia, es el principio, aunque esto no sea Casablanca (ni falta que le hace) de una hermosa (y fructífera) amistad. Las celebraciones incluyen exposiciones, un audiovisual con Zubin Mehta y Montserrat Caballé, un simposio de arquitectura y una fiesta popular