Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 10- -1- -2008 Ola de atracos s Dos entidades bancarias, asaltadas en nueve horas MADRID 49 Av. de la Paz Call VICÁLVARO e de l Bo sco M- 203 NUEVO ALUNIZAJE EN UN CENTRO COMERCIAL Rivas Urbanizaciones A- 3 Río Jarama Centro Comercial H 2O cio Av. de la Albufera Av. de Pabl Neruda o M- 30 M- 40 Av. de Ent rev Atracado el 9 12 2007 ías A- 3 M- 50 RivasVaciamadrid M- 31 M- 45 1 17.30 h Interior del centro comercial FOTOS: ÁNGEL DE ANTONIO ce trompos. Cuatro personas levantan, a pulso, un tiesto de hierro fundido de un metro de diámetro. Hay hasta seis, colocados estratégicamente para evitar, precisamente, lo que hicieron. Cuando lo logran se suben, ya encapuchados, a otro BMW y lo empotran contra la puerta de cristal, la superan y avanzan casi 40 metros hasta la sucursal de la Caja de Castilla- La Mancha. Ambos vehículos habían sido robados. Comienza el caos y el pánico. Dos decenas de personas corren en dirección contraria a donde ha entrado el coche. De él, ya aparcado salen al menos dos personas. Se escuchan hasta seis disparos, gritos de ¡esto es un atraco! Las armas, detonadoras, similares a las de fogueo. euros de botín, la mayor parte en calderilla y billetes pequeños, puesto que el grueso de las recaudaciones no había llegado. Una sola persona herida, con el golpe de un mazo en un glúteo (uno de los tres empleados de la sucursal) y dos más asistidas por crisis de ansiedad. Del banco salen los cuatro asaltantes con los pasamontañas en sus rostros. Suben al vehículo y ruedan a toda velocidad por los casi 40 metros de pasillo que les resta hasta la puerta que habían reventado previamente. Una marca de aceleración de casi 10 metros de longitud queda grabada en la superficie de hormigón pulido. De ahí, a la carretera. La escena es contemplada por varios testigos. Algunos cogen la matrícula del vehículo. Otros aseguran que no era un BMW, como asegura la Benemérita, sino un Mercedes de los años 90, de color marrón. Los agentes de seguridad privada del centro comercial, que no llevan armas, ven la huida. Pocos segundos antes habían alertado a la Guardia Civil. La Benemérita instala un operativo de control. Y detecta a los vehículos, pero no los puede detener. En su fuga, los delincuentes abandonan uno de ellos, entre los kilómetros 40 y 45 de la Un BMW o un Mercedes ABC Cuatro encapuchados empotran un vehículo BMV contra una de las cristaleras del centro comercial H 2O cio, en Rivas 2 Tiesto de hierro fundido Tras el alunizaje los delincuentes atracan uno de los establecimientos del recinto, una sucursal bancaria, y posteriormente, se dan a la fuga tras lanzar varios tiros al aire por la M- 45, donde abandonan uno de los dos coches utilizados Empleados de la Caja de Ahorros de Castilla- La Mancha, en el interior de la entidad, después del atraco M- 45. Su dirección, la carretera de Barcelona. En los dos minutos que dura el atraco hay muchas dudas. Por ejemplo, si el coche que se empotra contra las puertas correderas va con dos ocupantes o cuatro. O si dos de los delincuentes habían entrado previamente a la caja de ahorros antes de que entrase el coche que practicó el alunizaje E, incluso, si intentaron atracar, ante lo escaso del botín, otro comercio, un Punto Roma situado enfrente de la caja. Sin embargo, las empleadas de la firma de moda tuvieron la suficiente sangre fría para ver la escena y bajar, instintivamente, las verjas de seguridad. El segundo atraco, por lo tanto, era imposible. Todo ello estará claro hoy para la Guardia Civil, porque la gerencia del centro hizo entrega ayer, en pocos minutos, de las imágenes que tomaron, al menos, tres de las cámaras de seguridad que debieron registrar todo el proceso. Como en todo atraco perpetrado a dosis iguales de velocidad y violencia los testimonios de los que lo vieron eran diferentes. Muchos aseguraban que en el momento de los hechos había unas 20 personas en el pasillo que aloja diez negocios de diversos ramos. Otros elevaban la cifra hasta 40 o 50. Unos dicen que no hubo disparos. En el fondo sólo hubo percusión, detonaciones, porque la Guardia Civil no encontró casquillos ni daños provocados por balas en paredes o techos. La dirección del centro comercial cerró al público el área afectada, un total de diez establecimientos, entre ellos la sucursal atracada. Los carteles de Rebajas se quedaron allí como muestra, al igual que dos tiovivos. Mientras, a pocos metros, la vida continuaba, y el consumo sí obedecía a los reclamos comerciales. Guardia maniatado Uno de los asaltantes, 1,75 de altura, con pasamontañas, español, encañona a una dependienta que ve la escena a través del objetivo de una cámara de vídeo que, desafortunadamente, no grababa. ¡Qué te mato, hija de p... que te mato... Otros dos miembros de la banda ya están dentro de la sucursal. El guardia de seguridad de la entidad de crédito ha sido reducido: maniatado con la amenaza de una pistola en la sien. Junto a él dos empleados. Menos de dos minutos de atraco con el resultado de 3.000 Los asaltantes abandonaron en la M- 45 uno de los dos coches empleados en el asalto Dispararon con armas de percusión seis veces; las mismas con las que encañonaron al vigilante del banco