Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 10 s 1 s 2008 Precampaña electoral s La disputa del Gobierno contra la Iglesia ESPAÑA 17 El presidente califica a Monteiro como buen Nuncio y buena persona y acepta su invitación a almorzar en su residencia A Rajoy le hubiera gustado una regulación de las uniones homosexuales como la de Alemania, Francia y Reino Unido mejor calidad de vida son aquellos en los que la familia está respetada. Por su parte, el líder de la oposición, Mariano Rajoy, intenta mantenerse lo más alejado posible de un debate del que, según creen en Génova, intenta sacar réditos electorales el PSOE. Así, sobre la polémica por el acto de Madrid, indicó en una entrevista en TVE que yo creo que un Gobierno debe comportarse en sus relaciones con la Iglesia, pero también con otros muchos, de forma que no genere más tensión ni más división. He visto un Gobierno peleado con las víctimas, peleado con la Iglesia, peleado con los EE. UU. Respecto a la posibilidad de que un futuro Gobierno del PP derogue algunas de las leyes puestas en marcha por Zapatero, indicó que será la prudencia y la oportunidad del momento la que aconseje o no suprimir la ley del matrimonio homosexual, que el PP tiene recurrida ante el TC. En este sentido, recordó que otros países como Francia, Alemania y el Reino Unido no denominan matrimonio a las uniones de homosexuales. En cuanto a la regulación de divorcio y del aborto, aseguró que no incorporará ningún tipo de reforma a su actual legislación. El presidente de la Comunidad de Aragón, Marcelino Iglesias, y el ex ministro López Aguilar se apresuraron a saludar al Nuncio JAIME GARCÍA Zapatero comienza a limar asperezas con la Iglesia a través del Nuncio Rajoy, alejado de la disputa, acusa al Gobierno de haber sembrado división y tensiones G. SANZ C. DE LA HOZ MADRID. El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, comenzó ayer a limar asperezas con la Iglesia católica a través del Nuncio en España, Manuel Monteiro de Castro. Lo hizo veinticuatro horas antes de que la vicepresidenta, Teresa Fernández de la Vega, comparezca hoy en el Congreso para explicar la crisis desatada tras las afirmaciones de los cardenales Antonio María Rouco Varela y Agustín García Gasco durante el acto en defensa de la familia cristiana. Zapatero aprovechó la presencia del Nuncio en el multitudinario desayuno que protagonizó en el Foro de la Nueva Economía para afianzar sus posiciones de fondo, eso sí, envueltas en guiños de complicidad. Fiel a su estrategia de que el conflicto lo tiene el Ejecutivo con dos cardenales y no con la Iglesia, comenzó por elogiar la figura de Monteiro de Castro- un buen Nuncio y una buena persona -y aceptar el caldito que le ha invitado a tomar hace tiempo en la sede vaticana en Madrid. Según el relato del presidente, no es él quien lanzó la primera piedra. Fueron Rouco y García Gasco en Madrid, ante cientos de miles de fieles el 30 de diciembre, justo entre la Natividad y la Epifanía los que hicieron un ataque serio al Ejecutivo al decir que la democracia corre riesgos y que España está incumpliendo legislación sobre Derechos Humanos. Si estábamos todos tan felices, si no había ningún problema con la Iglesia, sobre todo desde que está Paco Vázquez de embajador ante el Vaticano... bromeó ante el millar de personas que acudieron al acto. Insistió en que no se puede pedir a los socialistas que se callen ante críticas tan exageradas A su juicio, no es comprensible esa obsesión de la jerarquía con el divorcio, cuando ya no cabe en ninguna cabeza razonable que se condene a convivir a una pareja, y recordó que el número de anulaciones matrimoniales tampoco desciende Todo ello en medio de un continuo intercambio de sonrisas con el Nuncio, a unos metros, en una de las mesas principales del acto dispuestas para la ocasión, entre otros miembros del Cuerpo Diplomático. La actitud complaciente de Zapatero no pasó desapercibida para nadie y menos para el secretario de Organización del PSOE, José Blanco, presente en otra mesa, que aprovechó su salida del desayuno para estrechar la mano de Monteiro de Castro. Una vez concluido el coloquio, el Nuncio fue más protagonista. Si al comienzo Zapatero le había dado un apretón de manos, tras las palabras del presidente fueron numerosos los cargos socialistas presentes que hicieron lo posible por saludarle. Así, se pudo ver con él al ex ministro de Justicia Juan Fernando López Aguilar y al presidente de Aragón, Marcelino Iglesias. Luego, el Nuncio hizo declaraciones a los periodistas para aclarar que su obligación es incentivar las buenas relaciones entre la Santa Sede y los Estados en los que está, y aclaró, sin entrar a valorar las consideraciones de Zapatero, que los países más prósperos y con Prudencia y oportunidad Obsesión con el divorcio Preparan una gran manifestación antiaborto para finales de febrero J. B. MADRID. Diversas asociaciones familiares, entre las que destacan Hazteoír. org, la Plataforma la Vida Importa y Médicos por la Vida, están recabando apoyos para celebrar una gran manifestación por la vida y contra el aborto en Madrid a finales de febrero, apenas diez días antes de las elecciones generales, según pudo saber ABC. Aunque todavía no está decidida la fecha, dichas fuentes indicaron que podemos conseguir que sea un gran referente para la defensa de la vida en España En opinión de los organizadores, tenemos el ambiente caldeado tiempo y experiencia para convertir la hipotética concentración en un éxito. A comienzos de la próxima semana tendrá lugar una reunión. Según la carta de convocatoria a esta sesión, a la que ha tenido acceso ABC, dichas organizaciones se reunirán en el Consejo de Laicos, ubicado en el Arzobispado de Madrid, con la finalidad de organizar una manifestación por la vida a finales de febrero A este respecto, cabe subrayar que no se trata de una reunión convocada, ni auspiciada, por la diócesis, sino de un encuentro que se llevará a cabo en los despachos que el Consejo de Laicos tiene en la sede episcopal.