Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 OPINIÓN JUEVES 10 s 1 s 2008 ABC AD LIBITUM EL PATRIOTA ZAPATERO José Luis Rodríguez Zapatero le aprietan las encuestas y, quizá por eso, ha decidido apearse del talante para dedicarse de lleno a la majeza. Le gusta gustar y, para que no decaigan los ánimos de su parroquia, ha encontrado en el donaire y el chascarrillo un camino de perfección para su presencia política. Eso parece algo más propio de los monólogos cómicos con los que las televisiones construyen sus programas de relleno que de la expresión de quien, en el Gobierno, debe fortalecer el Estado, engrandecer la Nación y, en lo que cabe, hacer Patria; pero a nadie debe pedírsele lo que no tiene. M. MARTÍN Más todavía si el balance FERRAND de su haber aparece lleno de resabios, complejos y confusiones. El presidente, a quien tanto le cuesta pronunciar la palabra España, ha entrado en éxtasis y, tras improvisar un chapucero homenaje a los miembros de la Guardia Civil y de la Policía Nacional caídos en acto de servicio durante 2007- -en ausencia del Rey y escondido de la ciudadanía- -y fotografiarse delante de media docena de banderas españolas, se ha lanzado a predicar el patriotismo. Puritito donaire, ya digo, en quien ha consumido una legislatura entera y verdadera en comprometer la idea y la dignidad nacionales en procesos de paz y extraños pactos autonómicos. Algo insólito en quien, en desprecio de media España, ha pretendido implantar la memoria de la otra media y compensar así, con un disparate, el exceso del Régimen anterior. En uno de esos desayunos en los que, mejor que un Parlamento que no es parlamentario, tienden a expresarse nuestros líderes políticos, Zapatero pidió ayer unas gotas de patriotismo a quienes con sus críticas crean alarmismo en la economía. Al líder socialista no le gusta la jodienda crítica, que es, no se olvide, esencia de la inteligencia democrática y fundamento de la identidad personal. ¿Hemos de volver a la crítica constructiva a la unidad en la diversidad que marcaron unos tiempos estériles y de los que Zapatero parece ser imagen especular? La añoranza republicana del leonés, atenuada por la escasez de sus fuerzas, le dejan en los sesenta. Y se le nota. Es posible, no lo sé, que el PP, en ejercicio de su papel monopolista de la oposición, se haya extralimitado en la crítica a la política económica del Gobierno e, incluso, la situación sea mejor de lo que los observadores valoramos. Y, ¿qué? ¿Es el criticado quien debe marcar los puntos y la intensidad de la crítica? Sería conveniente que cuantos aceptan la compatibilidad entre el socialismo y la libertad- -entendida ésta como valor moral e individual- -observen con atención lo que nos pasa. Un necio instalado en la necedad sabe cómo tiene que ser criticada su gestión. Quiere cargarse de un plumazo la herencia ateniense que, con la moral cristiana y el derecho romano, cimentan nuestra civilización. Un patriota. LISTAS ABIERTAS EQUÍVOCOS DE LA OFERTA SOCIALISTA des porque en realidad sabemos que no hay alternativas L PSOE ofrece a sus electores un edén laicista, ecomejores a la democracia, al sistema pluralista, y sin embarnómicamente saneado, educativamente igualitago, cadavez son más frecuentes las rachas de mal humor corio, postideológico, antiséptico, envasado al vacío, lectivo y las condenas de la clase política. En otra dimenintelectualmente clónico. Eso ocurrirá todavía en marzo, sión, el multiculturalismo que ha hecho posible la existenpero no parece que el socialismo siga constituyendo unos cia del Londonistán todavía es signo de identidad de una izde los atractivos políticos predominantes del siglo XXI. quierda irrealista. Hay mucha cháchara sobre la democraQuién sabe si serán algo mejor o mucho peor. Lo menos macia participativa, pero generalmente en detrimento de las lo que nos puede pasar es que en el futuro sigamos aplicanformas conocidas de la democracia deliberativa. do el método de prueba y error para ir asimilando Ya se ha comido mucho terreno el zigzag constante razonablemente las rectificaciones y los cambios de la opinión pública. De hecho, sólo hemos analide la realidad. Contamos con una buena tradición zado la cáscara de la opinión pública. Con satisfacdemocrático- liberal, una sociedad de clases meción, ayer decía el Courrier Internationale que dias y una economía de mercado que ha conseguien la votación de New Hampshire la opinión públido al menos producir más bienes por persona de lo ca en los Estados Unidos ha sorprendido al mundo que nunca pudo imaginar la especie humana. En político y ha contradicho la opinión dominante. muchos aspectos, es la sociedad menos injusta de Nos adentramos en procesos políticos con más sorlaHistoria. Es lapremisadel ensayo TeoríaspolítiVALENTÍ presas y nuevos ciclos, aunque los hay que todavía cas para el siglo XXI del profesor Benigno Pendás. PUIG no han comprendido que el siglo pasado fue el fin Añádase que si hace unas décadas el Club deRodel determinismo. ma augurabaquenos quedaríamos sin alimentos, elproblePor ahora, estamos y continuaremos en tierra de nadie, maactuales la obesidad. Lacienciamédicaprolongalas exentre un orden viejo que genera su propio instinto de superpectativas de vida. Debería ser evidente, según Pendás, que vivencia y otro que aguarda con paciencia su oportunidad. no tenemos algo mejor a mano. Sin embargo, la ingratitud Eslo queveBenigno Pendás- -noes poca la utilidad sustanhacia el sistema es increíble, tanto por parte de las nuevas ciosa de su obra Teorías políticas para el siglo XXI -al generaciones que han crecido en el tibio seno del Estado de trazar la versión panorámica de un inicio de siglo cuyo juebienestar como por parte de los inmigrantes que, llegados go consiste en generar riqueza mediante la capacidad tecde tierras famélicas, se benefician de nuestro sistema asisnológica, en la competitividad y la productividad como retencial. Exigimos un sistema perfecto, equiparable al maglas nucleares de la empresa eficiente y en el surgimiento ná que cae del cielo. Resulta fácil la decepción cuando se esde nuevos códigos culturales derivados de la revolución de peran prestaciones absolutas. Lo mismo ocurre cuando, las comunicaciones De cotejarlo con esos postulados teódandopor desahuciado elEstado- nación, los nuevoscosmoricos, el debatepolítico español lleva ciertoretraso. El pragpolistas esperan del proceso de globalización un nuevo ormatismono esparanada malo, peroun futurode tanta comden mundial inmediato y sin defectos. Luego lo que ocurre plejidad reclama cierta visión, un bagaje de ideas. Hace falen realidad es que el odio se globaliza. ta pensar el mundo todos los días. Hace falta verle las vísceLas nuevas masas celebran los goces del presentismo y ras a la opinión pública real para poder aventurar el vuelo subestiman el pasado tanto o más que el futuro. Por eso no del futuro. Hay tiempo de sobra para quesurjan ídolos y misabemos prever la fuerza que puedan tener el populismo o tos, equívocos y catástrofes. Lo que menor perjuicio puede las tentaciones fundamentalistas. Pendás, profundo conocausarnos es un uso razonable de la razón. cedor de los sistemas de representación parlamentaria, invpuig abc. es dagaen ladesilusiónpolítica: es un fenómenodeperplejida- A E ¿Es reaccionaria la Iglesia ahora que no le gusta a Zapatero, y no lo era antes cuando estaba contra la guerra de Irak?