Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
86 CIENCIAyFUTURO MIÉRCOLES 9 s 1 s 2008 ABC El éxtasis causa una neurodegeneración similar al párkinson Una investigación del CSIC demuestra que la droga también es neurotóxica ABC MADRID. Un estudio del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) publicado en la revista especializada Synapse ha demostrado que el consumo de éxtasis en cantidades abusivas provoca una neurodegeneración similar a la que causan enfermedades como el párkinson o el mal de Huntington. El equipo que dirige la investigadora Rosario Moratalla en el Instituto Cajal de Madrid analizó el impacto de esta droga en ratones, a los que se administró tres dosis espaciadas por tres horas. La cantidad utilizada en este experimento equivaldría al consumo abusivo de éxtasis en un corto espacio de tiempo. Sería superior al consumo de pastillas durante un fin de semana, a pesar de que suele ser habitual la ingestión de una nueva dosis cada vez que los efectos de la anterior desaparecen explicó la experta. Las conclusiones del estudio muestran que el éxtasis es neurotóxico e incide especialmente en los neurotransmisores de dopamina, muy implicados en el aprendizaje. TARANABANT, LA NUEVA PROMESA 4 a Consumo de alimentos Gasto energético 4 b El nuevo fármaco actúa en los receptores cerebrales implicados en el apetito, bloqueando el sistema cannabinoide. Con un menor consumo de alimentos, logra un mayor gasto energético El organismo ajusta el consumo Tungstato de alimentos y el gasto sódico energético para así mantener el balance energético 3 Otro efecto adverso más Balance energético Pérdida de peso 5 1 Leptina Adipocitos El tejido adiposo envía señales (leptina) al cerebro informándole sobre los depósitos de energía existentes 2 Este efecto degenerativo de la droga afecta, según los resultados, primero a los estriomas y después a la matriz de una parte del cerebro conocida como el cuerpo estriado. El patrón de degeneración que provoca el éxtasis, destaca Moratalla, es similar al de los primeros estadios de las principales enfermedades neurodegenerativas, como la enfermedad de Parkinson, la de Huntington o la isquemia cerebral. En este tipo de patologías, al igual que con el consumo de éxtasis, los estriomas son más vulnerables a la neurodegeración que la matriz apuntó. La neurotoxicidad del éxtasis se suma a otros efectos adversos ya conocidos asociados a su consumo, como ansiedad, crisis de angustia o aumento de la presión arterial, frecuencia cardiaca y la temperatura corporal. OTROS FÁRMACOS ANTIOBESIDAD Rimonabant (Acomplia) Actúa sobre los receptores cerebrales implicados en el apetito. Es un inhibidor del hambre Sibutramina (Meridia) Se dirige contra tres neurotransmisores y consigue aumentar la sensación de saciedad Tungstato Orlistat (Xenical) Impide que el intestino absorba parte de las grasas ingeridas Un nuevo fármaco reduce el apetito y quema más calorías Resultados esperanzadores de la última promesa antiobesidad que bloquea los receptores cannabinoides en el cerebro N. R. C. MADRID. En la búsqueda de una píldora milagrosa que ayude a controlar la báscula sin grandes sacrificios, la industria farmacéutica está a punto de presentar su última promesa antiobesidad. Se llama taranabant y la compañía Merck aspira a convertirla en su próximo superventas. Los ensayos clínicos realizados hasta la fecha son más que prometedores. El último, con más de 530 pacientes obesos, demuestra que en tres meses se logran pérdidas de peso importantes, incluso con bajas dosis del fármaco. Los resultados se publican en el último número de Cell Metabolism A diferencia de otros medicamentos similares, la nueva molécula no se limita a reducir el apetito. También actúa sobre el consumo energético, un mecanismo que está disminuido en algunas personas con sobrepeso. Logra lo que todos buscan: tomar menos calorías y quemar más, incluso mientras se descansa. La compañía farmacéutica ha desarrollado su nuevo compuesto para que actúe sobre el sistema cannabinoide. Los rede cáncer. El nuevo fármaco logra el efecto contrario; bloquea los receptores cannabinoides para inhibir el hambre. Otro fármaco antiobesidad -rimonabant- -ya comercializado actúa sobre los mismos receptores. Taranabant es estructuralmente nuevo, parece más selectivo y potente. En el ensayo con 533 pacientes obesos, se han producido significativas pérdidas de peso con dosis bajas, entre los 0,5 y los 6 miligramos. Los investigadores de los laboratorios de Merck en Londres que realizaron el ensayo no se esperaban pérdidas de peso con dosis tan bajas. Al elevar la dosis (12 miligramos) se observó que los pacientes gastaban más energía mientras descansaban y parecía que quemaban más grasa. La mala noticia es que el estudio también ha detectado efectos secundarios a dosis elevadas. Desde irritabilidad a malestar gastrointestinal (vómitos y náuseas) Una vez más, el fármaco produce el efecto contrario de la marihuana, que es capaz de paliar las náuseas de la quimioterapia. Los investigadores son optimistas pero advierten que aún deben comprobar si se logra mantener la reducción de peso a largo plazo. Un mercado en expansión Las farmacéuticas llevan más de un siglo buscando medicamentos eficaces y seguros contra el sobrepeso y la obesidad. En el mercado: Actualmente se comercializan rimonabant, orlistat y sibutramina. Ninguno es perfecto. En ensayo: El Hospital Clínic de Barcelona investiga la seguridad y eficacia de una sal- -tungstato- -que también podría aumentar el gasto energético, como consigue taranabant, el último fármaco que se suma al arsenal terapéutico. Molestias gastrointestinales REUTERS Cerdos que brillan en la oscuridad Científicos chinos han logrado que cerdos modificados genéticamente tengan una descendencia fluorescente Al ser iluminados con luz ultravioleta, los cerditos muestran la proteína verde fluorescente que los caracteriza. ceptores cannabinoides, expresados en el hipocampo, son responsables de los efectos psicológicos de la marihuana. Pero también regulan el apetito y el equilibrio energético. Los consumidores de cannabis conocen bien el efecto de la droga en el deseo de comer. Tan eficaz es aumentando la sensación de hambre que se recurre a ella para intentar recuperar el placer de comer que anula la quimioterapia en los enfermos Más información sobre el estudio: http: www. cellmetabolism. org