Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 9- -1- -2008 Un nuevo fármaco antiobesidad reduce el apetito e incrementa el gasto energético 85 Lo último en ahorro energético: calentar la capilla con el fuego del crematorio E. J. B. LONDRES. Es una curiosa medida de ahorro energético, pero quienes podrían poner pegas éticas- -el consejo pastoral de un barrio de Manchester- -lo considera un último acto de generosidad por parte de los muertos hacia los seres queridos que dejan esta Tierra, demasiado fría en invierno. Un crematario de esa ciudad inglesa ha decidido utilizar el calor generado en la incineración de cadáveres para calentar las salas y la capilla que visitan los dolidos familiares y amigos, así como para producir la energía eléctrica que ilumine esas instalaciones. El Ayuntamiento realizará una consulta sobre la aceptación de este modo de aprovechar el calor corporal en el crematorio de Dukinfield. La idea podría extenderse a otros crematorios. Para el reverendo Vernon Marshall, un sacerdote implicado en el proyecto, se trata de un amoroso modo en el que los muertos pueden proveer de confort a los vivos en tiempo de dificultad Todo empezó por las quejas del público sobre el frío de las salas. tros por cada megawatio de energía. Así, unA de esas plantas exagonales, con capacidad para generar 250 megawatios, produciría 300 millones de litros de agua potable cada día. En su artículo, los autores del proyecto indican que no solo 50.000 plataformas producirían el nivel de energía que se consume mundialmente en la actualidad, sino que además aportarían dos toneladas de agua potable cada día para cada uno de los seis millones de habitantes del planeta. Igualmente cabría, mediante un proceso de electrolisis, transformar el agua en combustible de hidrógeno, luego apto para motores, tal como ya se está haciendo en Islandia, procedimiento por el que este país espera terminar toda emisión contaminante hacia 2020. El agua o el fuel podría transportarse en busques cisterna a países incluso lejanos, como hoy el gas de Siberia llega hasta Europa Occidental. De todos modos, los países más beneficiados serían los cercanos a las aguas en las que al menos hay un diferencial de temperatura de 20 grados, cifra considerada el límite para poder obtener rendimiento a las instalaciones. Entre ellos están algunos de los países con mayor crecimiento del planeta, como China, India y Brasil, que necesitan en su desarrollo importantes fuentes de energía. Para la llegada de los buques cisterna, la maqueta construida por Domicic y Alex Michaelis y Trevor Cooper, también prevé que el ensamblaje de pataformas forme una especie de bahía para el amarre de esos buques. Las plataformas, construidas con hormigón reforzado y metales resistentes a la corrosión, podrían tener el tamaño deseado por las empresas que las explotaran, con especialización en el aprovechamiento de un determinado tipo de energía o en la combinación de varios de ellos. También podría haber espacio para piscifactorías, así como para el cultivo hortícola en invernaderos y la obtención de sal, entre otras actividades imaginables. Parte de esos bienes podrían ser consumidos por los pobladores de esas islas energéticas Según los números hechos por sus promotores, en ellas podrían vivir colonias de unas 25 personas que se irían turnando sobre la plataforma. Las casas utilizarían la electricidad y el agua potable generados en las plataformas. Y puestos a sacarle partido, también podrían servir como un destino turístico ecológico, aunque si bien la apariencia desde lejos de islas paradisiacas, incluso con supuestas palmeras (los postes con hélices para aprovechar la la fuerza del viento) dejarán paso a una realidad más prosaica. La propuesta, junto con otras que han ido apareciendo en la comunidad científica internacional, será objetivo de debate en la conferencia mundial que en abril se celebrá en Nueva York sobre la energía renovable del mar, a la que asistirán distintas agencias internacionales, grupos medioambientales y asociaciones industriales. La exposición al humo ambiental también mata ABC El tabaco causa la muerte anual de 1.228 fumadores pasivos Las mujeres son más vulnerables que los hombres s La mayoría fallece por problemas cardiovasculares ESTHER ARMORA BARCELONA. Los riesgos del fumador pasivo van mucho más allá de posibles trastornos respiratorios. Un informe de la Agencia de Salud Pública de Barcelona (ASPB) y el Instituto Catalán de Oncología (ICO) ha evaluado, por primera vez, las muertes atribuibles a la exposición al humo ambiental del tabaco. El estudio, publicado en la revista especializada Tobacco Control concluye que ese tipo de exposición puede provocar la muerte de 1.228 personas cada año en España, lo que, según sus autores, constata el evidente problema de salud pública que supone El humo ambiental del tabaco está asociado a efectos sobre la salud como el cáncer de pulmón, enfermedades cardiovasculares, trastornos respiratorios y otras patologías, aunque hasta ahora no se había calculado cuántas muertes podía producir El objetivo del informe ha sido evaluar el número de muertos atribuibles a la exposición del humo ambiental del tabaco entre personas que nunca habían fumado. Hasta ahora, lo que más se había estudiado era el efecto del consumo de tabaco en los fumadores y sus consecuencias para la salud, y es por ello que, ante la falta de datos a nivel nacional, se han tomado como base las tres encuestas de salud que exploran el tema, realizadas en las localidades catalanas de Barcelona y Cornellá de Llobregat y en Galicia. El estudio, que calcula la mortalidad atribuible a la exposición al humo ambiental del tabaco desde una perspectiva conservadora, se basa en las encuestas realizadas a personas que nunca han tenido esa adicción. Respecto a los espacios de exposición, el informe no tiene en cuenta los locales de ocio- -donde la tasa de muertes sería más alta- sino que se ha centrado en el hogar y el puesto de trabajo. Asimismo, sólo ha considerado dos tipos de enfermedades, las cardiovasculares y el cáncer de pulmón. En total, la exposición ambiental a este humo puede ser la causa de 1.228 muertes anuales, 820 en mujeres y 408 en hombres. De estos óbitos, el estudio señala que 771 de las registradas en mujeres fueron por dolencias cardiovasculares, y 49 por cáncer de pulmón. Por contra, en el caso de los hombres, un total de 348 fallecieron por problemas cardiovasculares y 60 por una neoplasia pulmonar. El estudio de la Agencia de Salud Pública añade además que si se incluyera también la exposición al humo ambiental de tabaco en tiempo de ocio, la mortalidad podría aumentar hasta un mínimo de 2.870 defunciones anuales. Los investigadores esperan un descenso de la mortalidad atribuible al humo ambiental del tabaco en los próximos años, tras la entrada en vigor, el 1 de enero de 2006, de la Ley de Medidas Sanitarias frente al Tabaquismo, reguladora de la venta, el suministro, el consumo y la publicidad de los productos del tabaco, sobre todo, en lo que se refiere al ámbito laboral. El 91 de los trabajadores declaran trabajar en entornos donde no se fuma, según datos que maneja el Instituto Catalán de Oncología. Piscifactorías y cultivos Agua potable e hidrógeno Descenso de la mortalidad Más información sobre el proyecto: www. energyisland. org Las defunciones se elevarían a 2.870 si el estudio considerara las zonas de ocio como espacios de exposición